arriba Ir arriba

Al menos 39 personas han muerto en los estados mexicanos de Puebla, Veracruz e Hidalgo a consecuencia de las intensas lluvias originadas por los remanentes de la tormenta Earl, según han anunciado las autoridades este domingo.

Earl, que alcanzó la categoría de huracán en la escala de intensidad de Saffir-Simpson durante su paso por el Atlántico, fue perdiendo fuerza en su trayectoria por el territorio mexicano, si bien sus remanentes, caracterizados por lluvias torrenciales, han afectado severamente a varios estados. Puebla, región situada en el centro del país, ha sido la más impactada con al menos 28 muertos, entre ellos, 15 niños.

Los municipios más afectados en Puebla han sido Huauchinango y Tlaola, ambos situados en una zona serrana y de difícil acceso. Las intensas precipitaciones han provocado el derrumbe de varios cerros que han sepultado numerosas viviendas.

En Huauchinango se han contabilizado 13 personas muertas, siete de ellas menores, al quedar sepultados sus hogares. En la comunidad de Xaltepec, perteneciente a esta localidad, 11 personas, entre ellas ocho niños, perdieron la vida después de que se produjesen varios deslizamientos de tierra sobre el puebloEn Tlaola, han fallecido cuatro personas. 

La atención se centra en París pero, hay 19 departamentos en alerta naranja y las previsiones de mal tiempo se desplazan hacia el noroeste. El desbordamiento del Sena y el Loira, dos de los ríos navegables de Francia, han anegado aldeas, carreteras, bosques y zonas agrarias, meses antes de la cosecha. Hay más de 20.000 evacuados y 12.000 viviendas están sin luz.