arriba Ir arriba

Este sábado se han producido concentraciones en diferentes ciudades de España e Italia para reclamar la liberación del barco de la ONG Open Arms, retenido por las autoridades italianas mientras la Justicia investiga si han favorecido la inmigración ilegal. Se estima que esta ONG ha salvado la vida de unas 30.000 personas en el Mediterráneo.

El Sindicato de Manteros y Lateros de Madrid ha insistido en que sí hubo persecución policial antes de que Mame Mbaye muriera de un infarto en una calle del barrio de Lavapiés. El colectivo niega así la versión oficial que este mismo martes ha vuelto a reiterar el Ayuntamiento de Madrid: que el ciudadanos senegalés se desplomó en la calle sin que hubiera persecución de los agentes y que fue atendido por la Policía Local hasta la llegada del Samur. La oposición sigue pidiendo responsabilidades.

  • Más de 10.000 inmigrantes malviven en Italia fuera del sistema de acogida oficial, en guetos a la intemperie, edificios abandonados o campamentos improvisados
  • Médicos sin Fronteras señala las malas condiciones en los 50 asentamientos de este tipo que hay repartidos por Italia

El padre de Adou, el niño que fue descubierto en el interior de una maleta en la frontera entre Ceuta y Marruecos, ha aceptado una multa de 224 euros como responsable de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. Aunque Alí Ouattara se enfrentaba a tres años de prisión por este delito, la declaración de su hijo, que ha asegurado que ni su padre ni él sabían que le iban a meter en una maleta, ha servido para que el padre solo haya sido condenado a una multa económica, que se ha visto reducida a 92 euros tras descontarse los días que estuvo en prisión preventiva.