arriba Ir arriba

El padre de Adou, el niño que fue descubierto en el interior de una maleta en la frontera entre Ceuta y Marruecos, ha aceptado una multa de 224 euros como responsable de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. Aunque Alí Ouattara se enfrentaba a tres años de prisión por este delito, la declaración de su hijo, que ha asegurado que ni su padre ni él sabían que le iban a meter en una maleta, ha servido para que el padre solo haya sido condenado a una multa económica, que se ha visto reducida a 92 euros tras descontarse los días que estuvo en prisión preventiva.

La activista de derechos humanos Helena Maleno ha recordado este miércoles que España y Marruecos tienen firmada una convención internacional que garantiza la salvaguardia del derecho a la vida en el mar. Maleno está siendo investigada en Marruecos por las llamadas de alerta que hace a Salvamento Marítimo sobre las pateras a la deriva en el Estrecho. La miembro de la ONG Caminando Fronteras tenía que comparecer ante un tribunal pero la vista se ha vuelto a aplazar, esta vez hasta el 31 de enero.

La activista española Helena Maleno ha de comparecer este miércoles, día 10, ante un juzgado marroquí que investiga sus llamadas alertando de las pateras a la deriva en el Mediterráneo. 

Maleno, miembro de la ONG Ca-Minando Fronteras, que vela por los derechos de quienes intentan cruzar a Europa, ha realizado numerosos avisos a Salvamento Marítimo de España para avisar de pateras perdidas en el mar. Las autoridades españolas la acusaron de colaborar con la inmigración irregular y con las mafias de tráfico de personas. La Audiencia Nacional española trasladó el expediente a Marruecos, donde aún no se han presentado cargos.

Maleno fue citada a declarar el pasado 27 de diciembre pero la vista se aplazó a petición de su abogada, que necesitaba más tiempo para preparar la causa.

En una entrevista con TVE, Maleno se muestra tranquila y asegura que no ha cometido ningún delito."Hay una convención internacional firmada por España y Marruecos que garantiza la salvaguarda del derecho a la vida en el mar", recuerda la activista.

Un juez de Estados Unidos ha ordenado a la administración de Donald Trump que reactive parcialmente el plan migratorio puesto en marcha por Barack Obama para proteger de la expulsión a los inmigrantes sin papeles que llegaron al país siendo niños.

El juez William Alsup, del juzgado del distrito norte de California, ha ordenado que se mantenga la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, en sus siglas en inglés) y se sigan tramitando las renovaciones de permisos de trabajo de quienes ya se habían beneficiado del programa, hasta que se hayan resuelto todos los litigios legales pendientes en diferentes tribunales del país.

El magistrado califica de "arbitraria y caprichosa" la decisión tomada por Trump el pasado septiembre para acabar con DACA y dar al Congreso hasta el 5 de marzo de este año para solucionar la situación de sus beneficiarios.

Obama promugló el DACA en 2012 con el objetivo de proteger de la deportación a los niños que a los que sus padres llevaron de forma ilegal a EE.UU. Este plan ha concedido permisos de trabajo temporal a unos 690.000 jóvenes que estaban en esa situación y que son conocidos como dreamers ("soñadores").

  • Ordena a la Administración que acepte peticiones de renovación de los permisos
  • El plan de Obama protege a niños llevados a EE.UU. de forma ilegal por sus padres
  • Cuatro estados han denunciado su retirada porque daña a sus comunidades
  • Trump llama "injusto" al sistema judicial y la Casa Blanca cree que es "indignante"