arriba

Cruce de acusaciones entre el gobierno venezolano y la oposición en su primera reunión frente a frente. Una reunión poco habitual que ha durado seis horas y que se ha retransmitido por radio y televisión. Este diálogo, que tiene como fin acabar con la tensión que vive el país, proseguirá la semana que viene.

Cruce de acusaciones entre el gobierno venezolano y la oposición en su primera reunión frente a frente. Una reunión inusual que ha durado SEIS horas y que se ha transmitido por radio y televisión. Este diálogo, que tiene como fin acabar con la tensión que vive el país, proseguirá la semana que viene. Un encuentro maratoniano e inusual, retransmitido por televisión, con la mediación del Vaticano. Opositores y representantes del chavismo con el presidente Maduro al frente, cara a cara. La oposición acusa a Maduro de una represión desproporcionada de las manifestaciones que ha dejado 41 muertos y centenares de heridos y critican su gestión. El régimen culpa los especuladores del desabastecimiento y del aumento de la inflación, más de un 50%, y se enroca en sus victorias electorales. Los grandes ausentes han sido el encarcelado Leopoldo López y sus aliados. Son los principales defensores de las protestas y dicen que no negociaran hasta que no se libere a los detenidos en los disturbios.

 En Venezuela, el presidente, Nicolás Maduro, y el líder opositor, Henrique Capriles, planean entrevistarse para intentar rebajar la tensión que se vive el país. Mientras, el Gobierno ha desplegado a mil agentes de la Guardia Nacional en Chacao (Caracas) para levantar las 'guarimbas', las barricadas que monta, casi a diario, un sector de estudiantes radicales. 

En Venezuela, la violencia política se ha cobrado dos muertes más en las últimas horas, con lo que ya son 13 las víctimas de las protestas. El presidente Maduro llama al diálogo pero el opositor Henrique Capriles rechaza reunirse con él mientras continúe la represión.

En Venezuela continúan las protestas contra el presidente Nicolás Maduro y contra la violencia de los últimos días .

El líder de la oposición Henrique Capriles ha acusado al Gobierno de tener un plan para mantener las protestas en el país con infiltrados violentos con el fin de enmascarar los verdaderos problemas de Venezuela. Otro destacado opositor, Leopoldo López, en busca y captura por el gobierno venezolano, ha convocado otra gran marcha para mañana martes.

La oposición venezolana ha difundido una conversación grabada en la que supuestamente se denuncian tramas de corrupción, conspiración militar e intrigas en el gobierno. Destaca la lucha de poder entre el presidente Nicolás Maduro y el del Parlamento, Diosdado Cabello. Los dos han negado las desavenencias y hablan de montaje.