arriba Ir arriba
  • La presidenta del CNE dice que la recogida de firmas se cerraría a finales de octubre
  • El referéndum debería celebrarse en 90 días, como máximo, a partir de entonces
  • Si se apuran los plazos, la consulta se celebraría a mediados de enero de 2017
  • A partir de 2017, si Maduro es revocado le sucedería en el cargo su vicepresidente

La oposición de Venezuela está un paso más cerca de la convocatoria de un referéndum revocatorio contra el presidente, Nicolás Maduro. Este lunes, el Consejo Nacional Electoral (CNE), que supervisa los procesos electorales, ha dado por buenos los resultados de la primera fase, en la que los promotores del revocatorio debían recoger un 1% de apoyos. "Los 24 estados cumplieron con el requisito del 1% de validación de manifestaciones de voluntad y la certificación será emitida por la secretaría", ha informado la presidenta del CNE, Tibisay Lucena.

Lucena ha explicado que el CNE ha validado el 98% de las cerca de 408.000 firmas recogidas por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), el doble de las necesarias. De esta manera, el CNE certifica que la formación opositora puede promover el referéndum. Ahora, la MUD tiene dos días para hacer formalmente la solicitud ante el órgano electoral. Desde el chavismo avisan que no saldrá adelante, por las supuestas irregularidades cometidas, dicen, desde la oposición.

  • Han sido ratificadas personalmente al menos 236.386 firmas y eran necesarias 195.721 para continuar con el revocatorio para cesar a Maduro
  • Fueron declaradas aptas 1,3 millones y se comenzaron a validar este lunes
  • A continuación la oposición tendrá que conseguir cuatro millones de rúbricas, el 20% del padrón electoral

Venezuela ha pedido a la Organización de Estados Americanos que suspenda la sesión del próximo jueves, en la que, está previsto, se va a debatir la Carta Democrática activada por su Secretario General, Luis Almagro. Un mecanismo que prevé la expulsión de cualquier miembro del organismo si no se respetan las libertades democráticas. La OEA se reúne este martes en Washington, a petición del Gobierno venezolano, en un encuentro al que van a acudir los mediadores internacionales en el conflicto entre ejecutivo y oposición, entre ellos, el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. Sobre esa asamblea ha hablado el opositor Henrique Capriles, que ha asegurado que no existe diálogo entre las dos partes (21/06/16).

La Asamblea Nacional de Venezuela investigará la financiación de Podemos y el presunto pago de más de siete millones de euros por parte del gobierno de Hugo Chávez a la fundación CEPS, origen del partido de Pablo Iglesias, entre 2003 y 2011, en concepto de asesorías y programas de formación impartidos al gobierno bolivariano.

Según el diputado de Voluntad popular, Fredy Guevara, este documento demostraría los "pagos ejecutados" por la Administración Chávez. Y añade que la desmesurada cantidad de dinero, empleada para esos fines, requiere una investigación.

Estados Unidos y Venezuela han acordado este martes retomar el diálogo de forma "inmediata" y podrían designarse de nuevo embajadores, inexistentes desde 2010. Así lo han anunciado el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, tras el encuentro de este último con la canciller venezolana Delcy Rodríguez en República Dominicana.

Las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela han sido tensas desde la llegada al poder, en 1999, del ya fallecido presidente Hugo Chávez, mentor y antecesor de Maduro, y desde 2010 las legaciones diplomáticas de ambos países no cuentan con embajadores.

Esa tensión se agravó en marzo de 2015 cuando Obama lanzó un decreto en el que considera al país caribeño una amenaza "inusual y extraordinaria para la seguridad nacional", que además fue prorrogado por el Ejecutivo estadounidense al cumplirse un año de su vigencia.

Las autoridades electorales de Venezuela suspenderán el referéndum revocatorio contra Maduro si hay violencia. El anuncio llega tras la agresión sufrida por el diputado de la oposición Julio Borges durante unas protestas junto a otros parlamentarios ante el Consejo Electoral. Presuntos partidarios chavistas le golpearon en la cara. Los diputados opositores reclamaban la validación de las firmas para solicitar el referéndum.