arriba Ir arriba

Tras muchas horas de silencio oficial y especulaciones, el Gobierno de Venezuela ha confirmado este martes la muerte del expolicía Óscar Pérezabatido junto a otros seis de sus compañeros durante de la operación lanzada por las fuerzas de seguridad en un barrio de Caracas para desmantelar lo que el ministro de Interior, Néstor Reverol, ha calificado de "célula terrorista", al tiempo que aseguraba que los agentes especiales habían respondido en defensa propia a un ataque lanzado por Pérez y sus hombres durante el cerco.

  • El ministro de Interior detalla que en el asalto policial murieron nueve personas
  • Pérez fue abatido junto a otros seis compañeros; también murieron dos policías
  • La Asamblea Nacional, controlada por la oposición, ha abierto una investigación
  • Varias ONG critican el operativo y denuncian una "posible ejecución extrajudicial"

Las fuerzas de seguridad de Venezuela han desmantelado este lunes el grupo de sublevados que comandaba el expolicía Óscar Pérez, responsables del ataque con helicóptero del pasado julio contra el Tribunal Supremo, en una operación realizada a las afueras de Venezuela que se ha saldado con varios de los atrincherados muertos y otros cinco detenidos.

"Los integrantes de esta célula terrorista que hicieron resistencia armada fueron abatidos y cinco criminales fueron capturados y detenidos", ha informado el Gobierno venezolano en un comunicado difundido a través del canal estatal VTV, que también detalla que en la operación murieron dos policías y otros cinco resultaron "gravemente heridos".

La nota señala que los agentes fueron "alevosamente atacados" por los hombres de Pérez, que estaban equipados "con armamento de alto calibre" y "abrieron fuego contra los funcionarios encargados de su captura e intentaron hacer detonar un vehículo cargado de explosivos", justo cuando "había negociaciones en curso para su rendición". El Ministerio de Interior asegura también que el grupo tenía la intención de hacer explotar "coches bomba en lugares públicos".

El comunicado no especifica la suerte que ha corrido el propio Óscar Pérez, que durante el asalto había denunciado a través de varios vídeos colgados en redes sociales que él y sus compañeros estaban tratando de entregarse, pero las autoridades pretendían acabar con su vida.

Venezuela vivirá de nuevo un intenso año 2018, eso seguro. Aunque se desconoce la fecha, habrá elecciones presidenciales y tanto el chavismo como la oposición espera que sea la cita que determine el futuro de un país que hoy, vive una grave crisis económica y social.