arriba Ir arriba

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha dicho este viernes que espera que el nuevo gobierno de España, que liderará el socialista Pedro Sánchez, "pueda construir una nueva visión" sobre su país y abra "nuevas políticas de diálogo" con la nación sudamericana. "Respeto la vida política de España. No nos metemos en la vída política de España. Espero que el nuevo gobierno del nuevo presidente pueda construir una nueva visión sobre Venezuela y pueda abrir nuevas políticas de diálogo, de entendimiento y de respeto sobre Venezuela", ha afirmado en una alocución televisada.

Las denuncias de fraude y compra de votos jalonaron la jornada electoral en la que Nicolás Maduro fue reelegido presidente en unas elecciones calificadas de "farsa" por la comunidad internacional. Antes, durante y después de las elecciones del pasado domingo, un equipo de Informe Semanal ha tomado el pulso a Venezuela. El resultado es un reportaje en el que participan Oswaldo Ramírez, analista político próximo a la oposición venezolana; y Alberto Aranguibul, analista político oficialista. El programa mostrará también la situación de desabastecimiento y pobreza de la población en uno de los barrios más pobres de Caracas.

Carels, Juan Carlos, Marisela, Carlos, son venezolanos que han llegado a España obligados por la dificultad de desarrollar sus vidas y sus proyectos en su país, sumido en una crisis económica y humanitaria sin precedentes. Ellos han hablado con RTVE.es para contar sus motivos, su experiencia y sus sueños. Poco a poco y con mucho esfuerzo han conseguido emprender un nuevo camino. Unos miran a un futuro establecidos en España. Otros añoran su patria y su hogar de nacimiento. Su formación académica es alta, son universitarios, pero les toca trabajar en empleos con menor cualificación. No obstante, lo hacen con ánimo y esperan construir una nueva vida en nuestro país.

Este domingo se celebrarán en el país caribeño unos comicios dobles, presidenciales y a consejos estadales legislativos, convocados a medida en dudosas circunstancias, según organizaciones internacionales y la propia Comisión Electoral venezolana (CNE). "Venezuela es hoy un país destruido", del que ya han huido "cuatro millones de venezolanos", asegura a RTVE.es Anna Ayuso Pozo, investigadora sénior del Centro de Estudios Internacionales de Barcelona CIDOB. Los que se van "restan apoyo a la oposición", pero entre los que se quedan, la valoración de la figura de Maduro "está por debajo del 10%", y eso teniendo en cuenta que el "chavismo mantiene una imagen positiva entre el 25%" de los votantes, explica Ayuso. La votación de este 20 de mayo es finalmente un adelanto respecto a la fecha ordinaria que debía fijarse a fines del año, una decisión polémica impuesta por el régimen de Maduro tras varios ajustes y reajustes, incluso con la crítica de la CNE.