arriba Ir arriba

La Fiscalía venezolana ha anunciado este lunes la muerte del concejal opositor Fernando Albán Salazar, quien según su versión se habría suicididado al saltar desde un décimo piso de un edificio policial cuando iba a ser trasladado a los tribunales para ser interrogado. Sin embargo, el partido del opositor, Primero Justicia (PJ), ha denunciado que ha sido "asesinado en manos del régimen de Nicolás Maduro".

Albán fue detenido el pasado viernes a su regreso de la ONU en el Aeropuerto de Caracas acusado de participar en el atentado contra el presidente Maduro en agosto y, según el PJ, fue "secuestrado". En cambio, el fiscal general Tarek Saab apunta a que el detenido solicitó ir al baño "y estando allí se lanzó al vacío", por lo que ha anunciado una investigación con el Ministerio Público y el Parlamento para esclarecer las causas. Sin embargo, su versión difiere de la del ministro del Interior, Nestor Reverol, que dice que "se lanzó desde la ventana de la sala de espera", no del servicio.

Ante la polémica, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha exigido "responsabilidades directas a un régimen que tortura y asesina" y ha aseverado que "esta dictadura criminal debe irse de Venezuela". El PJ ha denunciado horas después la ocultación de pruebas.

El presidente de VenezuelaNicolás Maduro, ha denunciado este miércoles ante la ONU la agresión de Estados Unidos contra su país, pero se ha mostrado dispuesto a reunirse y dialogar con su homólogo estadounidenseDonald Trump.

"Pues yo le digo, yo le ratifico desde esta tribuna, a pesar de las inmensas diferencias históricas, inmensas diferencias ideológicas (...), estaría dispuesto a estrechar la mano del presidente de EE.UU. y a sentarme a dialogar sobre los asuntos de las diferencias bilaterales y los asuntos de la región (latinoamericana)", ha señalado.

Sus palabras han llegado después de que Trump insistiese este miércoles, también desde la ONU, en que "todas las opciones" siguen sobre la mesa con respecto a Venezuela, en una clara referencia a la vía militar.

 

El Ministerio de Asuntos Exteriores de España presentará una protesta vía diplomática ante la Organización de Estados Americanos (OEA) por los "gravísimos insultos" de su secretario general, Luis Almagro, al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. "No podemos aceptar que se llame a Zapatero el summum de la imbecilidad, ese no es un lenguaje aceptable. Se puede discrepar de los criterios políticos pero no se puede llegar a esas descalificaciones personales", ha dicho Borrell.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA)Luis Almagro, ha afirmado este viernes que no se puede descartar una intervención militar contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro para poner fin al sufrimiento del pueblo venezolano.

"En cuanto a intervención militar para derrocar al régimen de Nicolás Maduro creo que no debemos descartar ninguna opción", ha manifestado Almagro en una rueda de prensa que ha dado en el lado colombiano del puente binacional Simón Bolívar, a pocos metros de la línea fronteriza con Venezuela.

Almagro, que ha visitado la ciudad fronteriza de Cúcuta para ver sobre el terreno la situación de miles de venezolanos que emigran a diario de su país agobiados por la escasez de alimentos y medicinas, entre otras privaciones, ha agregado "que las acciones diplomáticas están en primer lugar" pero no se pueden descartar otras, dada la gravedad de la situación.

Michelle Bachelet, la nueva alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, ha denunciado los casos de muertes relacionadas con la malnutrición y enfermedades que se pueden prevenir en Venezuela. Este lunes está previsto que se reúna, a petición de Estados Unidos, el Consejo de Seguridad de la ONU para abordar la situación en el país. Allí, la crisis económica está empujando a miles de ciudadanos a buscar refugio en los países vecinos, como Brasil. Un equipo de TVE ha estado en Pacaraima, uno de sus pasos fronterizos más importantes.