arriba Ir arriba

Representantes del Gobierno y de la oposición de Venezuela reanudaron este jueves en Santo Domingo una reunión para explorar un diálogo que ayude a superar la crisis venezolana. La cita se materializa impulsado por la mediación del presidente dominicano, Danilo Medina, y el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero. El encuentro se inició en la Cancillería tras la llegada del presidente Medina, quien no hizo declaraciones. Al término de la primera jornada, que tuvo lugar este miércoles en la Cancillería, Medina explicó que en la reunión se escuchó a ambas partes y afirmó que "hay mucha disposición de llegar a algún tipo de negociación".

Medina añadió que "están en el proceso de construcción de una agenda que lleve a una negociación definitiva a la crisis". Este primer encuentro en la Cancillería entre los representantes del Gobierno y la oposición de Venezuela, que estuvo marcado por el hermetismo, se llevó a cabo tras una larga jornada de contactos y reuniones. Antes de este encuentro, el alcalde del municipio caraqueño Libertador, Jorge Rodríguez, representante del presidente Nicolás Maduro en estas reuniones, dijo a la prensa en un hotel de la capital dominicana que el momento era "estelar" para lograr el acercamiento "a un acuerdo definitivo".

Rodríguez agradeció la invitación hecha por Danilo Medina, y José Luis Rodríguez Zapatero para que se reanude el diálogo en Venezuela, escenario de violentas protestas desde abril pasado que han dejado más de cien muertos. Durante la jornada de ayer, los representantes de la oposición, que según se informó desde Caracas está representada por los diputados Luis Florido, Timoteo Zambrano; el jefe del Parlamento, Julio Borges, y el dirigente Manuel Rosales, no comparecieron ante la prensa.

Aunque acudió a la convocatoria en Santo Domingo, la oposición venezolana sigue reacia a entablar un nuevo proceso de diálogo con el Gobierno de Nicolás Maduro. Fuentes cercanas a la reunión informaron a Efe de que los exgobernantes establecieron "que en estos momentos el diálogo se encuentra en una fase exploratoria, a los fines de determinar la agenda, los participantes y los mecanismos de garantía al cumplimiento de lo que puede ser objeto de acuerdo".

Las autoridades venezolanas han prohibido a Lilian Tintori, activista y esposa del líder opositor Leopoldo López, salir del país para reunirse a partir del lunes con los mandatarios de Francia, España, Alemania y el Reino Unido. En el momento de recibir la orden del Gobierno, Tintori estaba en el aeropuerto de Caracas, acompañada por los embajadores de España, Alemania e Italia. El líder opositor y gobernador de Miranda, Henrique Capriles, ha calificado la sanción como "absolutamente irregular" y ha denunciado ante periodistas, durante una visita a una comunidad del estado Miranda, que "es un delito quitarle el pasaporte a cualquier venezolano, eso no tiene ningún tipo de justificación". El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha tildado de "lamentable" la decisión de las autoridades venezolanas.

La oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH) ha acusado a las fuerzas de seguridad de Venezuela de la muerte de manifestantes, desapariciones forzadas, allanamientos ilegales y otras graves violaciones de los derechos humanos durante la represión de las protestas opositoras de los últimos meses.