arriba Ir arriba

Un atentado con coche bomba contra un convoy de 75 autobuses a las afueras de Alepo, en Siria, donde esperaban a ser trasladadas a su destino final 5.000 personas evacuadas este viernes de los pueblos chiíes de Fua y Kefraya, ha dejado este sábado decenas de muertos y heridos, entre ellos mujeres y niños. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha cifrado los fallecidos en al menos 43 personas aunque la Defensa Civil Siria, una organización de voluntarios dedicada al rescate de víctimas, ha asegurado que ha recuperado más de 100 cadáveres del lugar donde se ha producido la explosión y que están prestando asistencia a más de 50 heridos.

Al menos 43 personas han muerto y decenas han resultado heridas por la explosión de un coche bomba en la ciudad siria de Alepo (norte), en la zona donde fueron llevadas las cerca de 5.000 personas evacuadas este viernes de dos pueblos chiíes, en el marco de un acuerdo entre el Gobierno y la oposición. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos advierte de que la cifra puede aumentar porque hay heridos en estado grave.

  • El presidente sirio concede su primera entrevista tras el supuesto ataque químico
  • Niega que posea armas químicas y recalca que "jamás" las habría utilizado
  • Acusa a Estados Unidos de buscar un "pretexto" para lanzar su ataque aéreo
  • Con todo, se dice dispuesto a aceptar una investigación si es "imparcial"

El secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, trata este miércoles con su colega ruso, Serguéi Lavrov, la escalada de la guerra en Siria en medio de las presiones occidentales para que el Kremlin de la espalda al régimen de Bachar al Asad. No está confirmado que el presidente Putin reciba al jefe de la diplomacia estadounidense en esta visita. Tillerson y el mandatario ruso ya mantuvieron en el pasado una relación afable, Putin condecoró a Tillerson cuando este era el director de la petrolera Exxon e invertía grandes cantidades en Rusia. Ahora llega en calidad de representante de EE.UU., con un conflicto diplomático recién desatado y con la delicada misión de negociar las posiciones en la guerra de Siria y el futuro de Al Asad.

El decano de los periodistas en Oriente Medio, Tomás Alcoverro, presenta "¿Por qué Damasco?". Algunas claves de lo que pasa en esa región del mundo siempre incendiada y que conoce desde hace más de 40 años como corresponsal de 'La Vanguardia'.

El periodista sostiene que "la guerra de Siria es una sepultura de la información, y quien dice que entiende lo que ocurre allí, es que se lo han explicado mal". Lo que empezó como la primavera siria se ha convertido en un sangriento y complejo campo de batalla internacional que dura ya más de seis años y a Alcoverro, Bashar Al Asad aún no ha ganado, pero la oposición ya ha perdido.

  • Las líderes de Alemania y Reino Unido han hablado por separado con Trump
  • Han acordado "la importancia de responsabilizar a Al-Asad" por la tensión actual
  • Los países del sur de Europa ya habían mostrado su apoyo a Estados Unidos
  • El pasado viernes EE.UU. bombardeó un aeródromo en Siria como respuesta a un supuesto ataque químico lanzado por el Gobierno de Asad