arriba Ir arriba

Facebook ha rectificado este viernes y ha levantado la censura que había impuesto a la famosa foto de la niña que huye de un ataque con napalm, tomada en 1972 por Nick Ut en la guerra de Vietnam, para apaciguar una polémica en Noruega que provocó las quejas de medios y autoridades del país nórdico. La controversia comenzó hace unos días, cuando se supo que Facebook había cerrado temporalmente la cuenta del escritor noruego Tom Egeland por difundir en su página la imagen, en la que aparece una niña desnuda huyendo del bombardeo con napalm realizado por las fuerzas estadounidenses.

Varios miembros del Gobierno noruego, incluida la primera ministra Erna Solberg, y el principal rotativo del país, Aftenposten, atacaron a Facebook, que finalmente ha dado marcha atrás y ha readmitido la instantánea en su red. "Una imagen de una niña desnuda normalmente violaría nuestras Normas Comunitarias (políticas de contenido apropiado en Facebook) y en algunos países incluso podría ser calificada de pornografía infantil", ha explicado la compañía que lidera Mark Zuckerberg en un comunicado que reprodujo el portal tecnológico Recode. No obstante, Facebook ha reconocido "la historia y la importancia global" de esta fotografía concreta. "Debido a su estatus como una icónica imagen de importancia histórica, el valor de permitir que se comparta supera el valor de proteger a la comunidad eliminándola, así que hemos decidido readmitir la imagen en Facebook donde somos conscientes que ha sido eliminada", añade la nota recogida por Efe.

Facebook y Microsoft se han aliado para colocar un cable submarino de última generación entre Virginia Beach, en EE.UU., con la localidad vizcaína de Sopelana, en España, con el objetivo de acelerar las comunicaciones de centros de datos y servidores de los dos gigantes tecnológicos a ambos lados del océano Atlántico. El proyecto ha sido bautizado como Marea y tendrá la capacidad de transmitir 160 terabits por segundo. El cable submarino se espera que esté operativo en octubre de 2017 y la infraestructura la gestionará la empresa Telxius Telecom, creada recientemente por Telefónica.