Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El líder de la Liga y ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, rechazó que su partido sea de ultraderecha y afirmó hoy que "los extremistas son los que han gobernado Europa en los últimos 20 años". Salvini organizó hoy un acto en la plaza del Duomo de Milán (norte de Italia) junto con otros 10 líderes de la ultraderecha europea como la francesa Marie Le Pen y el holandés Geert Wilder, ante las elecciones al Parlamento Europeo, que se celebran del 23 al 26 de mayo próximos. 18/05/19
 

La perspectiva de un gobierno técnico y de una repetición de las elecciones en Italia ha empujado este jueves al Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la Liga a ceder en sus pretensiones y a presentar una nueva propuesta conjunta para la formación de un ejecutivo que, como en su primera intentona, estaría liderada por el jurista Giuseppe Conte, mientras que el euroscéptico Paolo Savona salta del ministerio de Economía para hacerse cargo de una cartera de Asuntos con la Umión Europea.

Giuseppe Conte, el profesor sin experiencia política que el Movimiento Cinco Estrellas y la Liga han elegido para encabezar su pacto gubernamental, ha recibido este miércoles el encargo de formar gobierno por parte del presidente del país, Sergio Mattarella, y, a falta tan solo de su ratificación en el Parlamento, se convertirá el nuevo primer ministro de Italia: "Seré el abogado defensor del pueblo italiano", ha prometido en su primera declaración pública.

El Movimiento Cinco Estrellas y la Liga han propuesto al presidente de Italia, Sergio Mattarella, que el jurista Giuseppe Conte, de 54 años, sea el primer ministro que encabece el gobierno que ambos partidos han pactado en las últimas semanas, tras más de dos meses de bloqueo político ante la ausencia de mayorías tras las elecciones de marzo.

  • El líder movimentista, Luigi di Maio, ha descartado la vía de pactar con la derecha
  • Ante este giro, el secretario interino socialdemócrata plantea explorar un acuerdo
  • Sin embargo, parte de su formación se sigue oponiendo una alianza "antisistema"
  • Di Maio, por su parte, se dice dispuesto a "verificar si se dan las condiciones"