arriba Ir arriba

La policía ha detenido al opositor ruso, Alexéi Navalni, y a más de medio millar en todo el país por las protestas convocadas este lunes en decenas de ciudades para denunciar la corrupción en la administración pública con ocasión del Día de Rusia. "Saludos. Soy Yulia Navalnaya. Felicidades a todos por la fiesta (Día de Rusia). Alexéi ha sido detenido en el portal de casa. Me ha pedido que os transmita que los planes no cambian: Tverskaya", ha escrito su esposa en su cuenta de Twitter en la que ha subido el momento de la detención. Navalni, que aspira a concurrir a las elecciones presidenciales en 2018, había convocado protestas en más de 200 ciudades de todo el país contra la corrupción en las altas esferas del poder, que él y la organización que dirige denuncian sistemáticamente.

A la espera de un seguimiento masivo, en la noche del domingo Navalni cambió el lugar de la protesta en Moscú de la zona donde había sido autorizada por el Ayuntamiento a la céntrica calle Tverskaya, donde este lunes tienen lugar celebraciones por el Día de Rusia, lo que fue calificado por las autoridades como una "provocación". Según Efe, las personas detenidas este lunes en Rusia han sido miles, la mayor parte en Moscú y San Petersburgo. A falta de cifras oficiales de detenciones, el portal informativo OVD Info señaló que en Moscú fueron detenidas 750 personas y en San Petersburgo novecientas. "Rusia sin Putin", "Putin ladrón" y otros lemas del mismo tenor son coreados por los manifestantes congregados en la calle Tverskaya, que desciende hasta la misma plaza Roja y el Kremlin. En esa misma plaza han sido arrestados un centenar de personas, según los testigos citados por las agencias. La policía ha tratado de impedir que la marcha llegue hasta el Kremlin y ha usado gas lacrimógeno.

Han dado de lleno las quinielas que pronosticaban el nombre del nuevo Nobel de literatura. La escritora bielorrusa nacida en Ucrania. Svetlana Alexievich escribe además una nueva página de este premio, porque es la primera vez que se concede al reportaje periodístico. Poco conocida en España, donde sólo se ha publicado una de sus obras, el relato comprometido de Alexievich le obligó a vivir fuera de su país. Y con sus novelas colectivas testimonia su particular concepto de la escritura.

François Hollande desde Francia, la canciller Angela Merkel desde Alemania, el presidente ucraniano, Poroshenko, y Vladímir Putin desde Moscú viajarán hasta Minsk, capital de Bielorrusia, donde van a celebrar una reunión que podría ser “la última oportunidad" para acabar con un conflicto a las puertas de Europa. La presión aumentó durante la pasada noche con la llamada de Obama al presidente ruso calificando de "agresiva" su estrategia en Ucrania.

  • Los presidentes ruso y ucraniano se reúnen por primera vez sin mediadores
  • Ambos coinciden en que el conflicto de Ucrania "no se puede resolver por la fuerza"
  • Poroshenko califica la reunión de "dificil" y señala "algunos resultados" 
  • Se reúnen en una cumbre en Minsk desde su último encuentro en Francia
  • El foco de atención de esta cita comercial será la lucha en el este de Ucrania

Todos los candidatos que han conseguido escaño en las elecciones en Bielorrusia pertenecen al partido del presidente Lukashenko. La mayoría de la oposición boicoteó estos comicios porque los consideraba irregulares. Los observadores de la OSCE ya han dicho que no fueron ni libres ni democráticos.

Bielorrusia celebra este domingo elecciones legislativas, marcadas por el boicot de la oposición que ha decidido retirar a la mayor parte de sus candidatos. Además han pedido a los electores que no acudan a votar en unos comicios que no cuentan con supervisión internacional. Solo Rusia avala a este país, ya que Estados Unidos y la Unión Europea mantienen sanciones contra el régimen de Kukashenko. Los partidos opositores no obtuvieron ningún escaño en las elecciones de 2008.

Un encuentro solemne para abrir el grifo de la mayor infraestructura energética en Europa, una obra estratégica tanto para Rusia como para Alemania y el resto de Europa.

Es el mayor gasoducto submarino del mundo.1.200 kilómetros bajo el Mar Báltico, desde Rusia a Alemania por el que pasarán desde hoy 27.500 millones de metros cúbicos de gas.

Es la gran apuesta de Rusia y también de Europa, para asegurar el abastecimiento de gas ruso. Un conflicto entre Ucrania y Rusia dejó a Europa sin gas durante varios días en lo más crudo del invierno. El Nord Stream ha dejado de lado los Países Bálticos y Polonia.

Era la una y 23 minutos de la madrugada en Ucrania, del 26 de abril de 1986, cuando estalló el reactor 4 de la central nuclear de Chernóbil, el peor de la historia.Justo a esa hora, 25 años después, se ha celebrado una ceremonia de recuerdo a las víctimas en la Iglesia Ortodoxa de Kiev, la capital del país, a la que han asistido supervivientes del desastre y familiares.