Anterior El drama, protagonista de la próxima semana Siguiente Por qué no te puedes perder el estreno de OT. Te damos 10 razones Arriba Ir arriba

Documentos TV. "Melodías de guerra"

  • En 2003 salió a la luz que la CIA usaba música infantil como arma de tortura

  • Hay pruebas de su uso en interrogatorios en Guantánamo y Abu Ghraib

  • La CIA permitía hasta 72 horas de ruido ininterrumpido en una celda

  • Melodías de guerra se emitió el lunes 18 de mayo a las 00.00 h en La 2

|

Melodías de guerra / Songs of War: Music as a Weapon / Musik als Waffe

Dirección: Tristan Chytroschek
Producción: ZDF/ ARTE / A&O BÜRO. Alemania, 2011
Duración: 52'
Calificación: mayores de 12 años

En 2003 salía a la luz que la CIA utilizaba inocentes canciones infantiles como instrumento de tortura para sus largos e intensos interrogatorios en Guantánamo y Abu Ghraib.

Christopher Cerf, compositor de la música de Barrio Sésamo, descubría entonces que algunas de sus obras habían sido utilizadas en los interrogatorios y, superado el primer shock sobre el uso de su música para fines tan inhumanos, se embarcó en una aventura para descubrir qué hacía de la música tan poderoso estimulante.

De su afán por descubrirlo surgió la idea de rodar este documental, en el que Cerf habla con psicólogos, presos torturados con sus canciones y soldados que participaron en los interrogatorios.

Un tipo de tortura sin huellas a primera vista

El documental Melodías de guerra revela un documento en el que los servicios médicos de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos describían minuciosamente los métodos de tortura que tenían permitidas los agentes en los interrogatorios: métodos que no dejan huella como el ruido y la música a alto volumen pero que tienen devastadoras consecuencias mentales.

Se trata de emitir tanto sonido que seas incapaz de oír otro, incluso de que no consigas oírte pensar

Hasta 72 horas permite la CIA de ruido ininterrumpido en una celda, lo que hace imposible conciliar el sueño. “Se trata de emitir tanto sonido que seas incapaz de oír otro, incluso de que no consigas oírte pensar” cuenta un interrogador militar en Melodías de guerra.

“Se trata de conseguir dejarte en estado casi vegetal, en el que estás dispuesto a cualquier cosa con tal de que te bajen el volumen de la música” relata un prisionero de Guantánamo en una de sus conversaciones con Christopher Cerf.

Decibelios como balas

¿Cómo algo que conmueve y llega al alma puede convertirse en un arma tan pérfida? En algo menos de una hora, este documental, premiado en el 2012 con el Emmy al mejor programa artístico, consigue hacer sentir al espectador cómo la música con fines violentos puede convertirse en un arma que provoca ansiedad y miedo, cualidades idóneas para todo instrumento de tortura.

El documental detalla diferentes usos de la música que la convierten en un arma importante para los ejércitos modernos: música para animar, desanimar y atacar. Heavy metal para animar a los soldados antes de cada batalla, heavy metal contra los islamistas, algo que no pocos consideran una demostración de la supuesta superioridad occidental y música como artillería acústica; el uso de los decibelios como bombas o balas.

Melodías de guerra se emitió en Documentos TV el lunes 18 de mayo en La 2.