Anterior Manjar blanco con pollo y ensalada Siguiente Cuéntame Pop y la revolución sexual llega a sus quioscos Arriba Ir arriba
En portada - El dilema de Alba

En Portada. "El dilema de Alba"

       
  • En Portada retrata el sentir ciudadano ante el referéndum escocés de 2014

  •    
  • Los escoceses tendrán que decidir entre el Reino Unido o la independencia

  •    
  • Se calcula que solo un 30% de los escoceses son claramente independentistas

  •    
  • La deriva liberal del gobierno conservador en Londres no convence en Escocia

  •    
  • La gestión de recursos y el modelo social, claves en el debate político abierto

  •    
  • El dilema de Alba se estrenó el 10 de enero en La 2 de TVE

|

FICHA TÉCNICA

GUIÓN Y REALIZACIÓN: Pilar Requena
IMAGEN: Oscar Nieto
SONIDO: Juan Lage
MONTAJE: Javier Mula
PRODUCTORA: Ana Pastor

Probablemente, extrañará a muchos el título escogido para este reportaje y muchos se preguntarán quién es Alba. En realidad, se trata de un guiño a la lengua autóctona de los escoceses, el gaélico. Alba es Escocia en gaélico. La verdad es que cuando me enteré pensé en el título del reportaje, primero porque Alba es uno de mis nombres favoritos y segundo por su significado, ese momento entre la noche y el día, ese estar entre dos momentos, dos situaciones, reflejado también en el dilema en que se encuentra Alba, Escocia, de cara a 2014: quedarse en el Reino Unido o independizarse.

En Portada en el congreso del SNP

Hacer un reportaje sobre Escocia una vez que se había decidido la celebración del referéndum de independencia era de obligado cumplimiento para En Portada. Hicimos coincidir nuestro viaje con la celebración del congreso anual del independentista SNP, el Partido Nacional de Escocia.

Nos encontramos con una celebración eufórica, los nacionalistas ven más cerca su objetivo fundacional: la independencia. Pero también es cierto que, al final, la sensación es que queda mucho camino por andar y que faltan muchas incógnitas por resolver y que se dan por hecho  y factibles realidades que no solo dependen de una Escocia independiente.

Me encontré sin respuestas sólidas a la pregunta de cómo van a seguir en la libra o en la Unión Europea, si el Reino Unido dice no una vez que sean independientes. Y no parece que se quiera cambiar mucho si se pretende seguir con la corona, la libra, en la Unión Europea y en la OTAN. Pero es que no se trata, como se podía pensar, de una cuestión de identidad o de que vean sus derechos como nación mermados dentro del Reino Unido.

Gestión de recursos y modelo social, a debate

En realidad, el tema a debate es la gestión de recursos y sobre todo el modelo social que se quiere. Los escoceses son por tradición socialdemócratas, de hecho circula un chiste que dice que hay más osos pandas en Escocia que diputados conservadores en Westminster, porque hay dos osos pandas y sólo un parlamentario conservador. Y, ahí, reside el fondo del problema.

La deriva liberal del gobierno conservador en Londres con recortes en el sistema de bienestar social no convence a los escoceses

La deriva liberal que ha adoptado y adopta el gobierno conservador en Londres con recortes en el sistema de bienestar social no convence a los escoceses que quieren garantizar ese sistema en Escocia y consideran que lo podrían hacer si pudiesen gestionar sus recursos por sí mismos. Eso sí, se olvidan de los subsidios que reciben del Reino Unido y los ingleses les recuerdan que ellos fueron los que acudieron al rescate del Royal Bank of Scotland en plena crisis financiera. Luego, está el petróleo del Mar del Norte, que parece la panacea, aunque, hoy por hoy, solo habría para unos 20 años más.

¿Qué hay más allá de la superficie? Pues eso, la gestión de recursos, sobre todo mayores poderes, más competencias, un grado mayor de autonomía. En eso sí coincide la mayor parte de los escoceses pero en eso el primer ministro británico, David Cameron, se ha salido con la suya. No ha admitido que haya una segunda pregunta en el referéndum, solo se podrá decir sí o no a la independencia.

¿Un as en la manga de Cameron?

Es posible que todo forme parte de una estrategia, que se guarde un as en la manga, el de conceder de forma voluntaria más poderessi sale el NO. Hoy por hoy parece que el rechazo de la independencia sería el resultado de la consulta.

Alrededor de un 30% pueden ser considerados claramente independentistas

Alrededor de un 30% pueden ser considerados claramente independentistas, los partidarios de quedarse en el Reino Unido serían más, pero hay mucha gente indecisa que se decantará de un lado u otro dependiendo de lo que ocurra en los próximos meses hasta el día D. Los dos campos, el del sí y el no, han puesto ya toda su maquinaria en marcha.

Sorprende, frente a otros lugares donde también se reclama la independencia, la suavidad en las formas durante las negociaciones entre el gobierno escocés de Alex Salmond y el británico de David Cameron. Bien es cierto que a Cameron no le quedaba otra salida y que una postura de enfrentamiento llevaría a un aumento del sí. Esa tolerancia y respeto se percibe también claramente en la sociedad escocesa. Como dicen los escoceses, la sangre no llegará al río, eso es cosa del pasado y está superado. Pero ese pasado es fundamental también para entender la identidad escocesa.

Tras las huellas del pasado

Por eso, fuimos en busca de las huellas del pasado, a Stirling, donde acontecieron las más importantes  batallas contra los ingleses para la consecución de la independencia de Escocia. Entre esas batallas está la decisiva de Bannockburn, en 1314. En 2014 se celebra  el 700 aniversario de la misma, de ahí la elección de ese año para la celebración. Pero Stirling es también y sobre todo, el lugar donde más se recuerda al héroe nacional, William Wallace.

A la historia hay que sumar la música, los paisajes escoceses, la mítica Edimburgo, el embrujo de sus noches, la hospitalidad escocesa y tantas y tantas cosas más que hacen a Alba tan especial y que consiguen que acabe envolviéndote en sus redes.