Belleza

El aceite de argán, el mejor aliado para tu cabello

  • Es el producto de moda en los tratamientos para el cabello
  • Devuelve a tu pelo el brillo y la elasticidad perdida durante el verano
Ampliar fotoDespués de verano, lulce un pelo brillante e hidratado

Después de verano, lulce un pelo brillante e hidratadotve

RTVE.es 

¿Te notas el pelo más seco y débil que de costumbre? No te preocupes, se acerca el final del verano y después de unas vacaciones en contacto con el sol, el agua del mar y el cloro de las piscinas, nuestro cabello ni olvida ni perdona: los tintes se aclaran y pierden brillo, el pelo se vuelve quebradizo y las puntas están más encrespadas de lo normal.

Por eso, en septiembre, toca empezar a mimar el cabello y qué mejor manera que incluyendo en nuestros hábitos un aliado que no te defraudará: el aceite de argán.

Originario de las zonas desérticas del suroeste de Marruecos, los bereberes utilizan el aceite de argán desde tiempos inmemoriales, tanto en la cocina como producto cosmético. Rico en vitamina E y Omega-3, el argán fortalece uñas y pelo, pero además mejora la elasticidad de la piel y ayuda en el tratamiento de enfermedades cutáneas como la psoriasis.

Sus múltiples propiedades lo han convertido en el producto de moda y numerosas marcas han sacado a la venta tratamientos para el cabello a base de aceite de argán, pero no olvides un detalle: el aceite de argán virgen extra es conocido como el oro líquido de Marruecos. Y no por su aspecto dorado, si no porque su precio tiende a ser elevado.

Elasticidad y nutrición

En el caso de los productos para el cabello, los tratamientos con aceite de argán mejoran la elasticidad del pelo y aumenta la nutrición del folículo sin engrasarlo en exceso.

Lo ideal es frotar una pequeña cantidad de aceite en las palmas de las manos y aplicarlo sobre el pelo húmedo, principalmente en las puntas. Una vez secado el pelo, lo notarás mucho más suave, flexible y brillante. Además, desenreda en profundidad -evitando así la rotura del cabello frágil-, prolonga la vida del teñido y te ayudará a conseguir una melena extralisa.

Uno de los aceites que mayor sensación está causando es el fabricado por la marca Icon. Cofundada por el español Jorge Rubín y con sede en Vigo y Los Ángeles (California), en pocos años la marca se ha convertido en un referente de los tratamientos para el cabello. 

En su gama de productos India puedes encontrar el aceite de argán de la casa mezclado con aceite de moringa, que facilita aún más el desenredado, y con fragancia de ámbar, que convierte el lavado del cabello en una experiencia de lo más agradable gracias a un olor cautivador. En la marca también puedes encontrar champú, acondicionar y tratamiento en spray a base de aceite de argán.  

Otro de los aceites de argán más conocidos es el de la marca Moroccan Oil. Este tratamiento fortalece el cabello aportando proteínas, ácidos grasos, aceites Omega-3, vitaminas para dar brillo y antioxidantes para protegerlo. Menos aromático que el aceite de Icon, su fuerte es que comercializa una versión "Light" del producto, ideal para cabellos muy finos con tendencia a engrasarse o para aplicar sobre el cabello seco.

Todo en uno

El Aceite Divino de Caudalie es un aceite seco embellecedor que se puede utilizar tanto en el cabello como en la piel del cuerpo, cara y en las uñas. Un todo en uno que mezcla el aceite de argán extra virgen con el aceite de uva, de hibisco, de sésamo y manteca de karité. El resultado es un producto nutritivo, reparador y olor agradable que puedes encontrar en las tiendas por unos 25 euros. Por el mismo precio también puedes adquirir el aceite de argán enriquecido con filtros solade Davines, que puedes utilizar para cuerpo y cabello.

El aceite de argán es el producto de moda pero muchas marcas siguen fieles a sus tratamientos naturales de toda la vida. Entre ellos destaca el Color-Protecting Shine Infusing Hair Oil Treatment de Khiel's, un tratamiento protector en aceite de semilla de girasol (rica en antioxidantes, ayuda a mantener los niveles necesarios de humedad para una correcta hidratación) y de semilla de albaricoque (rico en ácidos grasos, ayuda a restaurar el brillo y nutrición a los cabellos dañados).

Por su parte, la casa Korres sigue fiel al poder regenerador del Aloe Vera. Entre sus productos estrella se encuentra el champú Aloe y Saponaria. Derivado del trigo, almidón de patata y de girasol, y con propiedades acondicionadoras, le convierte en un producto ideal para cabellos débiles y para niños.

Espacio reservado para promoción
cid:54512