Suecia, Serbia, Turquía y Noruega, victoriosas en una reñida segunda semifinal de Eurovisión

Ampliar fotoNoruega en la segunda semifinal de Eurovisión 2012

El noruego Tooji ha causado furor durante su actuación en la segunda semifinal de Eurovisión 2012.EFE/JOERG CARSTENSEN

P.L. MANJÓN/V. BOLAÑOS 

En el Bakú Crystal Hall de la capital de Azerbaiyán se ha vivido esta noche una reñida segunda semifinal de Eurovisión 2012. El sábado estarán junto a Pastora Soler países que se esperaba, como Suecia, Serbia, Ucrania, Noruega o Turquía; otros que sonaban para clasificarse, pero que no las tenían todas consigo, como Estonia, Bosnia y Herzegovina y ARY de Macedonia; y las grandes sopresas de la noche: Malta y, por encima de todas, Lituania.

El huracán Loreen llegó, cantó y convenció. Suecia se ha metido en el bolsillo a todos con el mismo montaje que ya pusiera en marcha en el Mediofestivalen: danza frenética, gran voz y buen juego de luces para la máxima favorita a ganar el Festival, con permiso de España, Rusia, Italia o la otra gran protagonista de la noche del jueves en Azerbaiyán.

No es otra que Serbia, que abría la gala con una balada poderosa y envolvente con toques de música tradicional. Zeljko Joksimovic, quien ya participó en 2004 en Eurovisión, ha interpretado el tema "Nije Ljubav Stvar" que lleva su sello. Desde luego que los serbios no han llevado nada nuevo, pero saben cómo llegar a la fibra del respetable.

Las otras baladas de la noche

Y a la fibra también ha llegado ARY de Macedonia, la segunda de la noche. No estaba entre los favoritos, pero Kaliopi ha convencido con una gran voz propia de las grandes divas de la música como ella. El segundo país de los Balcances de la noche.

El tercero, Bosnia y Herzegovina, que tampoco tenía muy claro pasar a la final. Pero Maya, al piano durante la mitad de la actuación, ha encandilado con su dulzura y su sencillez.

Otra balada que se cuela en la final es la de Estonia. Potente la voz de Ott Lepland que, con la ayuda de una corista, ha llevado la emoción al Baku Crystal Hall. Vuelve a intentarlo el país báltico.

Noruega y Ucrania, a la final bailando

Han sido, junto a Suecia, las grandes canciones para bailar de la noche. Por Ucrania ha ido Gaitana. De origen congoleño, ha presentado un tema bailable en el que se puede notar la influencia de David Guetta. Escoltada por grandes pantallas de leds ha desatado el furor en el Bakú Crystal Hall.

Noruega, mientras, y a golpe de cadera, también ha conseguido colarse en la final. El tema dance, con toques árabes y cantado en inglés por Tooji, nacido en Irán, ha convencido en Europa.

Lituania y Malta, las sorpresas

Cerraba la semifinal Lituania, por la que poca gente apostaba, pero que pasa a la final con un tema rítmico y su cantante, Donny Montell, con una venda en los ojos durante la primera parte de la canción.

Ha sido el primer país en conocer que estaría el sábado en la final. Y junto a él Malta con una canción defendida por Kurt Calleja, que se ha montado un concierto en Bakú y que ha logrado que uno de los países más eurovisivos estén de nuevo en la final.

Ovación para Turquía

Después de la grandísima decepción del año pasado, los turcos no querían volver a fracasar. Para ello Can Bonomo ha sorprendido durante su actuación con la escenografía: un barco ha surcado el escenario (hecho con las capas de los bailarines) aportando, tal vez, una de las claves para su pase a la final.

El país otomano ha sido ovacionado por el Baku Crystal Hall no solo durante su actuación. También al final. Quedaba un sobre por abrir, el Golden Ticket, y Turquía no había salido. Entonces, todo el pabellón ha coreado el nombre del país (amigo de Azerbaiyán). Explosión de júbilo al saberse que sí, que era el décimo finalista.

Portugal, fuera otra vez de la final

Por segundo año consecutivo, vuelve a quedarse fuera de la final del Festival de Eurovisión Portugal, que este año llevaba un fado magistralmente interpretado por Filipa Sousa, con muy buen gusto.

Muy difícil la segunda semifinal de este año con tres exrepúblicas soviéticas, dos países bálticos, dos nórdicos y Turquía. Además de cinco países de los Balcanes y los cinco con baladas cantadas en su propio idioma (y ritmos étnicos).

De ellas, dos se han quedado fuera. No han convencido ni el cuento de hadas de Eslovenia, defendida por Eva Boto, ni la fuerza de Nina Badric que no pudo llevar a Croacia a la cita del sábado.

Los Países Bajos y Eslovaquia siguen sin dar con la tecla para poder pasar el corte de la semifinal, algo que no consigue por primera vez la canción barroca de Georgia.

Fuera también de cita del sábado la efectista Bielorrusia y el tema trance de Bulgaria. Otro año será.

Final Eurovisión 2012: orden de actuación

1. Reino Unido

2. Hungría

3. Albania

4. Lituania

5. Bosnia y Herzegovina

6. Rusia

7. Islandia

8. Chipre

9. Francia 

10. Italia

11. Estonia

12. Noruega

13. Azerbaiyán

14. Rumanía

15. Dinamarca

16. Grecia

17. Suecia

18. Turquía

19. España

20. Alemania

21. Malta

22. ARY de Macedonia

23. Irlanda

24. Serbia

25. Ucrania

26. Moldavia

 

Comentarios

Espacio reservado para promoción
cid:52010