Enlaces accesibilidad

'El club del divorcio', un alegato feminista atemporal

  • Un manga de Kazuo Kamimura sobre una mujer que regenta un club en el que solo trabajan divorciadas
  • Ganó el Premio del Patrimonio del Festival Internacional de Angulema 2017

Por
Fragmento de la portada de 'El club del divorcio'
Fragmento de la portada de 'El club del divorcio' Ecc Ediciones

Todavía falta muchísimo para conseguir la igualdad real de hombres y mujeres en casi todos los aspectos de la sociedad. Y para acabar con los asesinatos, el maltrato y los abusos contra las mujeres. Algo que nos recuerdan constantemente las noticias diarias. Un problema que arrastramos desde el comienzo de la humanidad y en el que la educación juega un papel fundamental.

Al igual que obras tan importantes como El Club del divorcio (ECC Ediciones), que habla de esas desiguladades de una forma tan realista y natural que es imposible no sentirse conmovido por la historia de un grupo de mujeres divorciadas que trabajan en un Club para hombres y que han perdido casi cualquier esperanza de rehacer sus vidas

Viñeta de 'El club del divorcio'
Viñeta de 'El club del divorcio'

Viñeta de 'El club del divorcio'

Un fabuloso manga dibujado por Kazuo Kamimura (Japón 1940-1986), que llega a España después de conseguir el Premio del Patrimonio del Festival Internacional de cómic de Angulema, que reconoce su calidad y su universalidad al tratar de un tema tan delicado como este. Un manga que debería leerse en los colegios.

No podemos olvidar que este cómic se publicó en Japón, ¡entre 1974 y 1975!, una época en la que las mujeres no se habían incorporado al mercado laboral y apenas trabajaban fuera de casa salvo como camareras, limpiadoras... 

Además, este manga fue pionero en denunciar las penurias que vivían las mujeres divorciadas en Japón (cuando en España aún no existía el divorcio). Sobre todo, en una sociedad tan machista como la japonesa de esa época. Desgraciadamente, aunque hemos avanzado muchísimo en cuanto a los derechos de la mujer, todavía nos queda mucho camino por recorrer.

Ya os adelantamos que El Club del divorcio figurará en las listas de los mejores títulos de 2017 y en las entregas de premios de 2018.

Viñetas de 'El club del divorcio'
Viñetas de 'El club del divorcio'

Viñetas de 'El club del divorcio' noticias

Mucho más que una geisha

El cómic narra las desventuras de la joven Yûko, una joven mujer divorciada que tiene un hijo y, para sobrevivir, se ve obligada a regentar un bar donde trabajan mujeres divorciadas que malviven, como pueden, pese al estigma social que pesa sobre su estado civil.

Y es que ser divorciada en el Japón de los años setenta del pasado siglo era un estigma que condenaba a las mujeres casi a la miseria. A sobrevivir en los peores trabajos, incluso la prostitución, mientras soñaban con que un hombre volviera a casarse con ellas y las sacara de esos ambientes. Desgraciadamente esa era casi la única oportunidad que tenían de volver a conseguir una vida normal.

Por eso nuestra protagonista es un caso excepcional, una mujer que logra levantar su propio negocio y encima ayudar a mujeres que pasan por el mismo trance que ella. Otras mujeres divorciadas a las que da trabajo en su club para que ganen algo de dinero entreteniendo a los hombres.

Viñetas de 'El club del divorcio'
Viñetas de 'El club del divorcio'

Viñetas de 'El club del divorcio'

No son prostitutas

Porque las mujeres de El Club del divorcio no son prostitutas, sino una especie de geishas que acompañan y entretienen a los hombres y que sólo se acuestan con ellos si ellas quieren. Este tipo de locales fue muy popular en el Japón de la época.

En este ambiente, Yûko sacará fuerzas de la nada para intentar sobrevivir como puede y, encima, ocuparse de sus empleadas que acaban formado una especie de familia en la que se apoyan unas a otras (son lo único que tienen en la vida). Aunque para ello, Yûko tenga que sacrificar su sueño de ser una buena madre, ya que no tiene tiempo para cuidar de su hija de la que tiene que ocuparse su abuela.

Sola y con todas esas cargas, el único alivio de Yûko es su relación con el barman del club, Ken, que es un empleado suyo. Un amor que parece imposible y, además, no solucionaría los problemas económicos de la protagonista.

Otro de los aciertos del cómic es que denuncia la situación de estas mujeres divorciadas, obligadas a convertirse en escorts, con datos estadísticos del año 1974. Por ejemplo, se señala que hubo 23.000 divorcios en Japón (en 1974) y que el 60 por ciento de esas divorciadas no recibieron ninguna compensación económica de sus esposos por el divorcio; lo que nos puede dar idea de sus complicadísima situación económica.  Además de que solo en seis meses de 1974 hubo 26 suicidios de hostess (mujeres de compañía).

Páginas de 'El club del divorcio'
Páginas de 'El club del divorcio'

Páginas de 'El club del divorcio'

Un gran autor

Una obra así, dura, emotiva, comprometida y que 43 años después sigue manteniendo toda su fuerza, sólo podía ser responsabilidad de uno de los mejores autores de manga de Japón: Kazuo Kamimura (1940-1986) que, a pesar de su corta vida, dejó una huella indeleble y fue maestro de otros grandísimos autores como Jirô Taniguchi, fallecido hace unos meses.

Kamimura fue conocido como “el pintor ukiyo-e de la era Showa” y nos dejó otras obras maestras como Historia de una geisha (ecc edicones), en la que narra la historia de Japón, vista a través de los ojos de una geisha, desde los años previos a la Guerra de Manchuria (1931) hasta la época de penuria que siguió a la Segunda Guerra Mundial o Lady Snowblood, escrita por el no menos grande Kazuo Koike (Lobo solitario y su cachorro). Esta última es una historia de venganza protagonizada por una mujer que enseguida saltó al cine japonés y que también fue la mayor inspiración de Tarantino para su Kill Bill.

Una obra cuya lectura nos deja huella y que nos demuestra que sigue habiendo mucho camino por recorrer en la lucha por la igualdad real de hombres y mujeres. Si los que manejan el mundo leyeran esta historia seguro que ese camino en pos de la igualdad real se acortaría notablemente

 Portadas de los dos tomos de 'El club del divorcio'

Portadas de los dos tomos de 'El club del divorcio'

RTVE

anterior siguiente