Anterior Frecuencias de emisión en Onda Corta Siguiente Y la llama prendió: 25 años de Barcelona 92 Arriba Ir arriba
Fragmento de la portada de 'Lola la poligonera. Resacón en Valencia'
Fragmento de la portada de 'Lola la poligonera. Resacón en Valencia'

Lola la poligonera, la choni del cómic español

  • José Luis Platero dibuja las aventuras de esta chica a la que “le gusta probar de todo”

  • “En este cómic hay mucho humor grueso, gamberro y provocador”, asegura

|

José Luis Platero Pérez (Requena, Valencia, 1978) recupera el humor gamberro con Lola la poligonera. Un personaje que comenzó como un webcómic en internet y que ahora protagoniza su primera aventura larga en el tebeo autoeditado Lola la poligonera. Resacón en Valencia.

“Lola –asegura José Luis- es una chica del extrarradio descarada y malhablada a la que le gusta la fiesta, el sexo, las discotecas, la moda choni y el reguetón. Viste de manera provocativa y estrafalaria, y se caracteriza por su mala leche. Estudia un curso de peluquería y estética en el que está más veces fuera de clase que dentro, y los fines de semana se saca un dinerillo trabajando de camarera o gogó”.

“Tiene un carácter muy fuerte y un lenguaje vulgar, pero al mismo tiempo es muy sensible –añade-. Es una chica camaleónica a la que le gusta probar todo, y no duda en tomar toda clase de sustancias cuando sale por ahí. Hace lo que le apetece y cuando le apetece. Cuenta con multitud de gente que la odia y envidia. Se rumorea que está operada de pecho y labios, y lleva 2 piercings, uno junto al labio y otro en el ombligo. Aunque puede que haya alguno más oculto… Lola es una antiheroína a la que amas o detestas”.

Ficha policial de Lola la poligonera Ficha policial de Lola la poligonera

Un cómic políticamente incorrecto

José Luis Platero reconoce que el cómic es políticamente incorrecto: “Bastante. Bueno, según como lo mires. En este cómic hay mucho humor grueso, gamberro, provocador quizá, ya que en primer lugar el lenguaje es soez, vulgar, chabacano, es lo que caracteriza a Lola, la protagonista. Tampoco he querido abusar en determinados momentos para no desviar la atención respecto a la trama. Además también hay escenas de sexo (no explícito, siempre con un toque humorístico y desenfadado), y consumo de drogas (porros, pastillas, cocaína… vamos, lo normal)”.

“Lo bueno –continúa el autor- es que Lola te explica todo de una forma muy clara, que a veces te golpea la cara como una bofetada. Por ejemplo el Glory Hole: te hace una explicación para todos. Seguro que hay mucha gente que ni sabe lo que es. Lola te cuenta lo que es sin pelos en la lengua, sin cortarse, tal como se lo explicarías a alguien a nivel coloquial, a un amigo, en confianza, y no para que quede bien de cara al espectador. Esa definición es la que provoca una mueca en el lector más escrupuloso, y una sonrisa en el lector más acostumbrado a ese tipo de lenguaje. Siempre hay personajes secundarios que hacen que nos pongamos en su misma situación, como meros espectadores horrorizados y escandalizados ante las barbaridades que hacen las protagonistas”.

Viñetas del webcómic de 'Lola la poligonera' Viñetas del webcómic de 'Lola la poligonera'

El mundo de la noche

Por supuesto, Lola es la reina de la noche: “Lola se mueve por el ambiente de la noche –nos cuenta José Luis-, frecuentado discotecas, pubs, y todo tipo de tugurios donde pueda echar unos bailes, ligar con todo lo que se ponga por delante, y beber hasta caerse de culo. No le hace ascos a ningún tipo de droga que le ofrezcan. Es un ambiente de desenfreno total, ella vive el día a día, lo que más le importa es disfrutar el momento y pasárselo bien. Procede de un barrio humilde, y eso hace que se rodee de gente, que aunque igual no tengan educación o modales, sí que tienen buen corazón”.

“Siempre –continúa el autor- me ha llamado la atención la juventud que te suelta un montón de tacos en una misma frase, o la que “le da a todo”. Hacerse una raya y tomar pastillas (y seguro que multitud de drogas más que desconozco) es sorprendentemente común en los jóvenes de hoy en día, y lo he querido reflejar en este cómic llevándolo al extremo, claro está, y en tono humorístico y desenfadado. Me considero una persona muy sana (no suelo beber, no fumo, no tomo drogas) y educada a la hora de hablar. Lola es mi antítesis, somos como el Doctor Jekyll y Mr. Hyde”.

Los protagonistas de 'Lola la poligonera. Resacón en Valencia' Los protagonistas de 'Lola la poligonera. Resacón en Valencia'

Lola no sería la misma sin sus dos amigas inseparables, La Vane y La Vero. “La Vane –asegura José Luis- es la mejor amiga de Lola, y la más “pija” con las que se rodea. Trabaja en una tienda de ropa, y es algo más exigente con los tíos que Lola. Es bisexual, ya que le va tanto la carne como el pescado. De todas formas, no duda en liarse con los ligues de nuestra poligonera favorita, y siempre está con ganas de marcha. Tiene también un carácter muy fuerte, lo que hace que muchas veces discuta con Lola. Aunque eso no impide que se confíen sus secretos y se quieran mucho”.

“La Vero –añade el dibujante- es amiga y compañera del curso de peluquería de Lola. Es muy cauta y analiza siempre los pros y los contras de todo. Sensible, tímida e indecisa, aunque compañera de juergas inseparable de La Lola y La Vane, las mata callando. Tiene dificultades a la hora de ligar, debido a su falta de confianza en sí misma, y a que es un poco vergonzosa. Más pudorosa que sus amigas, y menos cruel a la hora de hacer bromas a la gente”.

Viñeta de 'Lola la poligonera' Viñeta de 'Lola la poligonera'

¡Grita la Barberá!

En el cómic también hay caricaturas de personajes conocidos entre los que destaca Grita la Barberá. “A mí no es que me interese mucho la política, pero si vas a hacer un cómic que se desarrolle en Valencia, ¿qué personajes públicos te vienen a la cabeza que estén ligados a esta ciudad? Sin duda ella es uno de ellos, y casi desde el principio tuve claro que quería que apareciese”.

“El tema de Rita –continúa- es un poco delicado, sobre todo porque cuando había dibujado el cómic entero estaba viva. Murió durante la fase de coloreado. Desde un principio quise que fuese una caricatura de ella misma. No la conocí personalmente (¿quién conoce a un político personalmente?), pero a ser de Valencia, llevo muchos años oyendo hablar sobre ella, era todo un personaje, sobre todo con el bombazo de “El Caloret”. Ahí nació una estrella, pasó a ser un Personaje nacional, y quería que apareciese en el cómic, ya que era muy conocida, todo un mito de Valencia. Como he dicho, en todo momento pretendo crear una caricatura de ella misma, con todo lo que se ha ido diciendo de su persona durante años”.

“Luego –añade-, ya algo más escabroso, era transmitir en modo humorístico todas las leyendas urbanas (aficiones, etc), pero en plan broma y no demasiado fuerte. He llegado a ver barbaridades en dibujos sobre ella, y tampoco pretendía que fuese así. He jugado con el tema de que es un personaje público, intocable y celoso de su intimidad, de ahí la constante vigilancia de sus guardaespaldas (una especie de Hombres de Negro)”.

Pero Rita no es el único personaje famoso que aparece en el cómic: “Además de la evidente caricaturización de Rita Barberá, hay una aparición estelar de… ¡tachán! ¡El negro del WhatsApp! Lo conoceremos más a fondo. Además, se hace referencia a personajes de sobra conocidos como Juan Magán, Ximo Bayo, aparecen Jedis (¿¿¿???), algunos “Superhéroes”... Se hace también alusión a líderes políticos, hay falleras, y un personaje que os recordará mucho al (ya casi olvidado) Neng de Castefa. Aparte hay multitud de personajes inventados de lo más variopinto, que vemos a lo largo de toda la aventura”.

Parodia de Rita Barberá Parodia de Rita Barberá

Fan de Mortadelo y Filemón

En cuanto a sus influencias, José Luis asegura que: “Siempre leí de pequeño mucho cómic nacional, Mortadelo y Filemón, Zipi y Zape, Carpanta, Anacleto... Al crecer y descubrir la biblioteca, me aficioné a Tintín y Asterix. Los suplementos de periódicos de aquella época, donde había cómics, también despertaron mi interés. He de reconocer que no soy mucho de cómic de superhéroes, aunque he leído unos cuantos. En la adolescencia me dio mucho por Dragon Ball y el Manga, aunque no lo he mantenido hasta la actualidad”.

“También he tenido épocas en las que me ha llamado la atención el arte de algunos autores, como por ejemplo Carlos Giménez, o Bernet y su adorable Clara de Noche, donde inconscientemente se verá algo reflejado en las chicas que dibujo. Ahora la mayoría del tiempo lo paso más creando los propios cómics que leyendo, aunque estoy descubriendo un montón de autores que merecen mucho la pena, cómic europeo, con el boom de la novela gráfica, y moviéndome más por ambientes del sector”.

En cuanto a su estilo de dibujo, José Luis lo define así: “Sobre todo humorístico y estilo cartoon (caricaturesco).Con todo lo que he explicado, he cogido un poquito de aquí, otro de allá, y el resultado son los monigotes que veis. Aparte de las caricaturas que pueda hacer a la gente, cuando realizo cómics o tiras cómicas, hago personajes normalmente no demasiado proporcionados (tienden a ser cabezones, con cuerpos exagerados), ya que mi estilo de dibujo es totalmente autodidacta. No he estudiado Bellas Artes, ni en ninguna escuela de dibujo. Es producto de muchos años de dibujo fijándome de maestros, hasta alcanzar un estilo, personajes y colorido que son bastante reconocibles. Las nuevas tecnologías, sobre todo el coloreado digital, me han ayudado mucho”.

Lola la poligonera no dudó en usar a Trump para recaudar fondos Lola la poligonera no dudó en usar a Trump para recaudar fondos

‘Es sólo un trabajo'

Portada de 'Es sólo un trabajo' Portada de 'Es sólo un trabajo'

Lola la poligonera es el segundo cómic de José Luis, que el año pasado publicó Es sólo un trabajo. “Es la historia de una chica llamada Puri a la que contratan como frutera de un supermercado –nos cuenta-. Durante ese periodo de tiempo tiene que soportar el acoso laboral y sexual de su jefe, así como las traiciones y malas jugadas de algunos de sus compañeros. Todo ello afectará la relación con Dani, su pareja, que hará que se vayan distanciando y que ésta caiga en una depresión que decide ocultarle. A partir de aquí se suceden una serie de acontecimientos en los que se mezclan los celos, la desconfianza, la falta de comunicación, el maltrato psicológico, la violencia y las drogas, que convierten su trabajo en un infierno, con fatales consecuencias”.

Es la obra más personal, seria y especial que he realizado hasta la fecha –añade-.Todo autor tiene una época en su vida en la que quiere que lo tomen en serio, e intenta realizar una obra dramática. Ese fue mi caso. Aprovechando que había un concurso de Novela Gráfica en esa época, decidí hacer mi primera novela gráfica extensa (casi 100 páginas), de un tema tan duro y delicado como es el acoso laboral y sexual en el trabajo. Había escuchado historias sobre el tema, y me informé más para que fuese lo más verídico posible, testimonios en foros, etc. Además, por primera vez también me esmeré en que el dibujo fuese más serio, personajes más proporcionados, evitar líneas cinéticas, muy comunes en el cómic humorístico. El resultado es un drama que conmueve de principio a fin. No es un cómic de humor, pero tampoco lo pretendía”.

Viñetas de 'Es sólo un trabajo' Viñetas de 'Es sólo un trabajo'

¿Habrá más aventuras de Lola?

Para publicar Lola la poligonera, José Luis recurrió al crowdfunding: “Quería asegurarme –asegura- que si lo sacaba a la venta en papel, era porque había conseguido el presupuesto para llevarlo a cabo. Supongo que aunque no hubiese hecho crowdfunding tarde o temprano también habría visto la luz. Una de las mayores ventajas que le veo al crowdfunding es que, si lo consigues, crea una satisfacción muy grande, y llega a más medios”.

En cuanto a si habrá más historias de Lola, Jose´Luis asegura: “Todo depende de la acogida que tenga esta aventura. Como autor, por supuesto, os la recomiendo, porque vais a pasar un buen rato de risas y situaciones muy locas que os chiflarán. Si no te escandalizas con facilidad, claro. Aunque de momento todavía está muy reciente el cómic, siempre hay un par de ideas mínimo en la cabeza de un dibujante. Lo costoso es llevarlas a cabo. En caso de hacer otro cómic, efectivamente recurriría al crowdfunding, con él no es necesario tener todo el proyecto acabado a la hora de presentarlo, y te haces una idea de si el público responderá o no, para seguir adelante con él”.

Portada de 'Lola la poligonera. Resacón en Valencia' Portada de 'Lola la poligonera. Resacón en Valencia'

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente