Anterior El compromiso contra la violencia de género de Miss World Spain 2017 Siguiente Kulunka tras las máscaras, Daniela Fejerman y 'Gente estúpida' y una familia ter Arriba Ir arriba
Fragmento de la portada de 'Como viaja el agua'
Fragmento de la portada de 'Como viaja el agua' Astiberri

Juan Díaz Canales: "'Como viaja el agua' es una reflexión sobre la vida y la muerte"

  • El guionista se estrena como autor completo con un thriller ambientado en el Madrid actual

  • "No es una historia sobre la crisis, sino sobre la familia y sobre el tiempo", asegura

|

El Premio Nacional de Cómic Juan Díaz Canales (Madrid, 1972) es uno de los mejores guionistas del mundo como demuestra el éxito internacional de su serie Blacksad (dibujada por Juanjo Guarnido) y que le encargasen el relanzamiento de uno de los grandes mitos del cómic, el Corto Maltés de Hugo Pratt (con el arte de Rubén Pellejero). Pero Canales es también un estupendo dibujante que, desde hace años, trabaja en el mundo de la animación en películas como Astérix y los vikingos o Justin y la espada del valor. Ahora se estrena como autor completo con la novela gráfica Como viaja el agua (Astiberri).

“He tardado tanto tiempo en dibujar mis propios guiones -confiesa- porque se me ha multiplicado el trabajo con Blacksad y Corto Maltés y nunca encontraba el momento adecuado. Además, tenía cierto bloqueo porque tengo mucho respeto a los tebeos y dar el salto de la animación al cómic es arriesgado. No es lo mismo trabajar en un gran equipo y con un estilo que te viene predefinido a enfrentarte solo a crear tu propio universo gráfico".

Viñetas de 'Como viaja el agua' Viñetas de 'Como viaja el agua'

Mucho más que un thriller

Como viaja el agua cuenta la historia de Nicerto, un anciano de 83 años que ha perdido las ganas de vivir y pone en marcha una trama de menudeo y tráfico de mercancías junto a su octogenario grupo de amigos. Unos amigos que pronto comenzarán a aparecer muertos en extrañas circunstancias. Una serie negra con gran carga social.

Pero también es mucho más que eso, como nos cuenta Canales: “Empieza pareciendo un thiller, pero es una excusa que me sirve como vehículo para reflexionar sobre la vida y la muerte a través de cuatro generaciones de la misma familia. Comprobando cómo cada uno se enfrenta, no a la muerte (que sería el final de todo) sino a la vida y a sus consecuencias, al día a día. En definitiva, a cómo podemos aprovechar nuestra vida”.

Una historia en la que también está presenta la crisis actual. “Aunque no sea un cómic sobre la crisis –asegura Canales- al estar ambientado en el Madrid actual es inevitable hablar sobre ella y reflejar cómo ha golpeado a muchos sectores de la población. Aún así, hay mucha gente desfavorecida que siempre ha estado ahí, pero a la que no prestábamos atención, y que ahora son más visibles”.

“Además –continúa el guionista- cada vez son más evidentes las diferencias entre la gente que vive con ciertas comodidades y la que tiene pocas posibilidades de salir a flote”.

Viñeta de 'Como viaja el agua' Viñeta de 'Como viaja el agua'

El agua como metáfora

Desde el propio título, el agua fluye en toda la historia. “Es una metáfora muy vieja y recurrente –confiesa Canales- sobre la vida y hacia dónde nos lleva. Pero el hecho de poner el agua como imagen recurrente, funciona muy bien en la historia”.

“Además -continúa el guionista- en Madrid tenemos un río ridículo, pero a cambio tenemos un sistema de aguas subterráneas, que proviene de los acueductos subterráneos de los árabes, que yo creo que casan muy bien con la personalidad de los madrileños.

Además, el tebeo presenta algunos elementos fantásticos, como ratas que hablan, que contrastan con el tono realista del relato. “Esos elementos fantásticos o inexplicables –confiesa- son un tema recurrente en casi todos mis libros. Yo me suelo mover en géneros, desde el histórico, que es volver a contar la realidad, hasta el policíaco, que es la racionalidad, la búsqueda de la verdad. Pero en la vida me he encontrado con muchos momentos que no tienen explicación lógica, que me desconciertan. Y me gusta enfrentar esos dos elementos, la realidad contra las cosas que no tienen explicación racional”.

Viñetas de 'Como viaja el agua' Viñetas de 'Como viaja el agua'

Buscando su propio estilo

Entre la realidad y el expresionismo, sus gustos e influencias, y un toque caricaturesco (quizá proveniente de la animación), Díaz Canales consigue un estilo propio: “Para descubrir tu estilo lo único que hay que hacer es ponerte a trabajar y ver lo que sale -confiesa- Yo lo comparo con la caligrafía, todo el mundo tiene una letra. Si a eso le sumas mi formación clásica, porque vengo de Bellas Artes, mi experiencia en animación, y los autores que me gustan como Tardi, Breccia, Muñoz, Pratt y Eisner, supongo que de ahí viene mi estilo”.

“Además –continúa- siempre he visto esta historia en blanco y negro por el tema que trata, ya que tiene tintes existencialistas; el hecho de que sea una historia urbana y también un thriller; su toque expresionista, que sólo te da el blanco y negro; y la influencia de esos autores que mencionaba, desde Tardi a Eisner”.

En cuanto a si es distinto escribir para otros que para uno mismo, Canales nos comenta que: “He seguido el mismo procedimiento que cuando trabajo con Guarnido, Pellejero, Munuera o Gabor. Empezando por escribir un guion técnico. Pero confieso que he echado en falta el feedback que tengo con ellos, que también aportan ideas o mejoran cosas. Al hacerlo todo solo vas un poco a tumba abierta, no tienes un Pepito Grillo que te diga si vas por mal camino. Afortunadamente ya me he enfrentado a estas dificultades con cierta madurez profesional”.

“También es mi obra más personal –continúa-. No he tenido interferencias de ningún tipo. Incluso me permití el lujo de comenzar a hacerla sin editor. Luego se la presenté a Astiberri y le gustó, pero cuando se la enseñé ya estaba muy avanzada y me podían haber dicho que no perfectamente”.

El cine también está presente en el cómic, pero de forma limitada: “Cuando uno es aficionado al cine, es inevitable hacer referencias de ese tipo –confiesa Canales-. Pero me gusta limitar mucho las citas al cine porque, siendo verdad que cómic y cine casi siempre caminan en paralelo, los tebeos tienen muchos elementos que les hacen únicos. Formas de expresarse que no encontraréis de forma similar en ningún otro medio, como las elipsis, que hacen que los cómics no tengan por qué ser lineales y que para mí son un elemento narrativo realmente maravilloso. Por eso intento utilizar todos los elementos que creo que hacen del cómic un medio de comunicación realmente especial”.

Viñetas de 'Como viaja el agua' Viñetas de 'Como viaja el agua'

No es un Madrid de postal

Los lectores reconocerán algunos lugares emblemáticos de Madrid como el estanque del Retiro, donde comienza la historia. “Pero no es un Madrid de postal –asegura Canales-. Los escenarios no están pensados para que la gente los reconozca y se sonría, sino para que aporten algo a la trama. He usado escenarios que me son familiares para sentir que estaba hablando de algo que conocía y poder añadir matices a lo que contaba. No me he dedicado a poner escenarios conocidos simplemente porque sí”.

Canales también confiesa que, como en casi todas las obras de ficción, en esta también hay cosas personales: “Es inevitable meter algún rasgo autobiográfico, pero no son lo más sustancial de esta historia, ni son cosas concretas que me hayan sucedido a mí. Es, simplemente, que creo que esos pequeños momentos, su autenticidad, también aportan realidad extra a la historia”.

En cuanto a si repetirá la experiencia de dibujar y escribir, Canales asegura que: “Mi sueño es seguir escribiendo y dibujando tebeos, porque son mi gran pasión. Ahora mismo mi prioridad son las series de Corto Maltés y Blacksad y después de los nuevos libros de ambas, me gustaría volver a coger los lápices”.

Portada y página de 'Como viaja el agua' Portada y página de 'Como viaja el agua'

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente