Enlaces accesibilidad

'Vestidas de papel', las muñecas recortables de nuestra niñez

  • Guillem Medina y Núria Simón rescatan las muñecas de papel
  • “Esas muñecas reflejan la evolución de nuestra sociedad”, aseguran

Por
Muñeca recortable
Muñeca recortable Diábolo

Guillem Medina y Núria SimÓn son expertos en cosas nostálgicas y en muñecas, como ya demostraron en libros como la trilogía de Toyland (Astiberri) o Los libros de cultura popular de Guillem como Abuelito dime tú, ¿Quién mató a J.R.? y muchos más. Y ahora juntan los recuerdos con las muñecas en Vestidas de papel (Diábolo Ediciones), un recorrido nostálgico por las muñecas recortables de nuestra niñez.

“Este libro –aseguran los autores- es ante todo un recuerdo nostálgico hacia las muñecas recortables de nuestra infancia y un homenaje a los ilustradores que las hicieron posible. En ningún momento hemos pretendido hacer una historia del recortable en España ni es tampoco una enciclopedia porque sería imposible abarcarlas todas”.

Portada y página de 'Vestidas de papel'
Portada y página de 'Vestidas de papel'

Portada y página de 'Vestidas de papel' Diábolo ediciones

“Obviamente –nos comentan- no están todas las muñecas, porque teníamos un limite de páginas, pero todas las que están son importantes y muy apreciadas por la gente que jugó con ellas. De hecho, mucha gente nos está comentado que el libro les sirve de referencia para catalogar o completar sus colecciones”.

Los autores nos comentan de dónde salió la idea para este libro: ““En Toyland Made in Spain, dedicado a la muñeca española de los 60, 70 y 80, ya le dedicamos un capítulo a las muñecas recortables por tratarse precisamente de un juego de nuestra infancia y de un producto, en este caso, español. Pero vimos que el tema todavía se le podía sacar mucho partido y nos pusimos a investigar en muñecas que ya teníamos y otras que hemos descubierto cuando elaborábamos el libro. Sigue la línea de los libros de tema nostálgico”.

Grandes dibujantes

Muñecas recortables de María Pascual
Muñecas recortables de María Pascual

Muñecas recortables de María Pascual Diábolo

Prácticamente ninguna de estas muñecas recortables venía firmada, lo que nos impide saber quiénes fueron sus autores, pero Guillem y Núria los reivindican con este libro: “Muchos de estos ilustradores trabajaban en nómina de la editorial de turno y ni siquiera firmaban los trabajos. De ahí que nos haya sido tan difícil encontrar información sobre algunos. Otros, aunque no firmaran, eran fácilmente reconocibles por su tipo de dibujo, y otros eran grandes figuras de la ilustración española en aquellos momentos como por ejemplo María Pascual que trabajaba casi en exclusiva para la editorial Toray o Gallarda que hizo lo mismo con Editorial Roma”.

“Otros autores a destacar –contináun-fueron Arnalot, Helenita, Sabatés, María Rosa Batlle, Juli Struth, Beaumont y un largo etcétera, ya que para nosotros son todos igual de importantes aunque tengamos nuestras preferencias. También pensamos que a muchos de aquellos dibujantes no se les ha hecho justicia al mantener su trabajo tan anónimo, una lástima”.

Un reflejo de la sociedad española

Muñecas recortables que regalaban con los chicles de Fiesta
Muñecas recortables que regalaban con los chicles de Fiesta

Muñecas recortables que regalaban con los chicles de Fiesta Diábolo

Guillem y Núria nos comentan que estas muñecas de papel también son un buen reflejo de la evolución de nuestra sociedad: “Desde las primeras muñecas de los años 30 y 40 que reflejaban la situación política del momento y pretendían adoctrinar con los ideales del partido de turno, hasta las muñecas de los años 60 y 70 mucho más frívolas y despreocupadas que simplemente lucían la moda del momento a la perfección llevando mini faldas, trajes de estilo hippy, uniformes para las niñas, hábitos de comunión, etc”.

“Había recortables que hoy serían totalmente incorrectos –afirman- como los que presentaban a las niñas ataviadas con trajes para hacer las tareas de casa o desarrollando profesiones consideradas exclusivamente femeninas. También destacamos que aunque ahora sea un hecho totalmente aceptado, en aquella época no había niños negros, orientales o árabes y los dibujaban como si fueran algo exótico, aunque al igual que las muñecas de plástico de distintas etnias, también estos recortables eran muy apreciados por los niños”.

Muñecas para todos los gustos y bolsillos

Recortable de Helenita
Recortable de Helenita

Recortable de Helenita Diábolo

Aunque todas estas muñecas fuesen de papel, su calidad variaba muchísimo, como nos cuenta los autores: “Las primeras muñecas solían venir en forma de láminas de distintas medidas porque era un material económico, aunque también se hicieron en formato librito o cuento. En los 60 y 70 las mismas láminas se reeditaron en formato bolsita con la muñeca troquelada en cartulina y los vestidos en papel (muchas de ellas llevaban unas tijeritas de plástico incorporadas que a la hora de la verdad no servían para nada y había que utilizar las de la madre o que ella misma las recortase)”.

“También se presentaron en forma de cuentos donde la muñeca recortables era la protagonista de la historia, aunque a veces la historia y el recortable no tenían nada que ver; y también se editaron en cuadernillos coleccionables con una o varias muñecas por cuaderno. También las había en formato librito de pasatiempos para niños y las que iban como regalo en las revistas femeninas”.

El origen de las muñecas recortables

Muñeca recortable de Editorial Roma
Muñeca recortable de Editorial Roma

Muñeca recortable de Editorial Roma Diábolo

Lo curioso es que las muñecas recortables son mucho más antiguas de lo que podríamos pensar. “Las primeras muñecas recortables que se conocen –afirman los autores- aparecen en el siglo XVIII en Francia y tienen como modelo a la realeza o la aristocracia”.

“Al principio eran un complemento (al igual que las muñecas maniquí) para que las clientas viesen como quedaba un vestido puesto, posteriormente se convertirían en un entretenimiento infantil. En España las primeras conocidas llegarían sobre los años 30 y en algunas partes del país se conocían como “mariquitas” o “mariquitinas”.

Las muñecas más curiosas

'Flor Azul' y 'Mi amiga Sara'
'Flor Azul' y 'Mi amiga Sara'

'Flor Azul' y 'Mi amiga Sara' Diábolo

Preguntamos a Guillem y Núria cuáles son las muñecas más curiosas que se han encontrado: “A mi me gustan mucho las muñecas que llevan cuento incorporado –asegura Núria-, también las que, aparte de los vestidos, llevan mobiliario o menaje para la casa e incluso piezas de la casa enteras para construir, y también me gustan mucho las que hizo Bruguera con muñecas reales de Famosa. Y por supuesto las que son como figurines de moda que reflejan la moda del momento”.

“Yo siempre he preferido las muñecas un poco diferentes –afirma Guillem-, las étnicas o las que llevaban complementos, aunque yo recuerdo haber jugado con algunas a las que yo mismo les dibujé el doble de vestuario. Quizás algunos de aquellos que jugaron con muñecas en su infancia hoy en dia han desarrollado una profesión de diseñador o algún tema relacionado con la moda”.

Las muñecas recortables de hoy en día

Las muñecas de María Pascual
Las muñecas de María Pascual

Las muñecas de María Pascual Diábolo

Pero… ¿Dónde podemos conseguir estas joyas que vemos en el libro? “Todavía se pueden encontrar joyas como estas y más antiguas todavía en sitios web de coleccionismo como Todo Colección o en ebay España –aseguran-. También se encuentran en mercadillos, en ferias de papel y de juguetes y en algunas librerías de libros antiguos. En cuanto a precios hay de todo, el mismo recortable se puede encontrar a precios muy asequibles o por las nubes, todo depende del vendedor y de lo que esté dispuesto a pagar el coleccionista”.

Es difícil encontrarlas intactas porque era un entretenimiento que básicamente lo primero que hacías era recortarlo, y muchas veces se han perdido los vestidos y son difíciles que hayan llegado en buen estado hasta nuestros días” -aseguran-.

Otra pregunta que nos planteamos es si las niñas todavía juegan con muñecas recortables: “Hay algunas, pero son un desastre –aseguran Guillem y Núria-. Están hechas al gusto de las niñas de ahora pero dudamos de que a las niñas de nuestros tiempos les guste este pasatiempo. Hay pocas y las que hay son extra modernas, estrafalarias y a nuestro gusto mal dibujadas. Ahora a las niñas les gustan las muñecas fashion que también se reflejan en algunos recortables como los de las Monster High o Barbie”.

Para terminar, preguntamos a los autores por sus próximos proyectos: “El otro día durante la presentación del libro en Barcelona –nos cuenta Núria- el público asistente nos propuso unas cuantas ideas a tener en cuenta. Por mi parte me gustaría continuar con el tema de los ilustradores y hacer un libro dedicado a ellos en todas sus facetas”.

En cuanto a Guillem: “Como siempre iré alternando el recuerdo, con la televisón, la música, el cine, etc…”.

Núria Simón y Guillem Medina convertidos en recortables
Núria Simón y Guillem Medina convertidos en recortables

Núria Simón y Guillem Medina convertidos en recortables Diábolo

RTVE

anterior siguiente