Enlaces accesibilidad

Radiohead y Vetusta Morla brillan la noche más visitada del BBK LIVE 2012

  • El festival marca su segundo récord de asistencia con 39.476 personas
  • Thom Yorke lidera a unos Radiohead masivos y a la vez exquisitos
  • Vetusta Morla da un paso más en su consagración musical
  • Radio 3 ofrece resúmenes, el sábado y el domingo a las 16 horas

Por

Desde 2007 el recinto de Kobetamendi no lucía tan abarrotado como en la segunda jornada del festival Bilbao BBK Live. Si entonces fueron 39.740 personas las que se acercaron a ver a Metallica, este año han sido 39.476 almas las que han vibrado al ritmo de Radiohead, The Kooks, Mumford & Sons, Noah & The Wale o Vetusta Morla.

Es un hito importante para el evento bilbaíno, sobre todo este fin de semana en el que a la vez se celebra el Festival Internacional de Benicàssim (FIB). A pesar de esta coincidencia de fechas, el BBK ha mostrado una salud estupenda gracias a sus interesantes cabezas de cartel. Si el jueves todo giraba alrededor de The Cure, el viernes ha sido el gran día de Radiohead, que volvía a pisar un escenario español tras cuatro años de ausencia.

Era el segundo concierto de los ingleses tras la tragedia que hace unas semanas, en Toronto, se llevó por delante una vida y parte del montaje que habían preparado para esta gira tras derrumbarse el escenario. Con fuerzas renovadas, el grupo espantó la amenaza de lluvia, que llevaba inquietando a los asistentes toda la tarde. Durante una hora y 45 minutos, el tiempo se detuvo y giró alrededor de una banda que ha ido amasando muchos más seguidores (y detractores, no lo neguemos) a la vez que han ido volviendo su sonido aún más exquisito.

Radiohead, un concierto sorprendente

La del viernes fue una actuación perfecta (aunque no sobresaliente), en la que Yorke, O'Brien, Selway y los Greenwood deplegaron su habitual virtuosismo en esa mezcla atmosférica de electrónica, rock, pop y músicas étnicas que han centrado el sonido de sus dos más recientes álbumes, In Rainbows y King of Limbs. Estos dos álbumes han sido los dos más visitados del concierto, con canciones como "Lotus Flower", "Morning Mr. Magpie", "Feral", "Pyramid Song" o la contundente "Bloom", con la que comenzaron la noche.

Las casi 40.000 almas reunidas alrededor del escenario principal disfrutaron y se dejaron llevar por estas, y sobre todo por otras canciones emblemáticas como "Paranoid Android", "Karma Police" o "Kid A", que protagonizaron los momentos más emotivos y aplaudidos de la noche. Esta gran fiesta de la música se refrendó con otros temas como "Reckoner", "Idioteque", "15 Step", "I Might Be Wrong", y otros tantos que mantienen a Radiohead en un lugar entre la melancolía, la contundencia, el estilo y el buen gusto. Habrá quien les tache de excesivamente reflexivos, pero está visto que el invento no sólo funciona, sino que además sorprende y sobrecoge.

Vetusta Morla, grandes alumnos

Siempre se ha dicho que Vetusta Morla han sido grandes alumnos de la escuela sonora de Radiohead, y este viernes han tomado el digno relevo de sus magnánimos tutores. Si el año pasado los madrileños presentaban en el BBK su segundo disco, en esta edición lo han refrendado y han puesto una piedra más en la construcción de su leyenda como uno de los mejores grupos patrios.

Poco antes de las dos de la mañana y con gran parte del público aún abarrotando el recinto, el sexteto volvió a desatar el canto colectivo, el salto, la mano levantada y el "Lo, lo, lo, lo, lo". Vamos, lo de siempre pero multiplicado por tres. Viendo el ánimo del público, en medio de la lluvia, con canciones como "Valiente", "Mapas", "El hombre del saco" o la festiva "Saharabbey Road", queda claro que Vetusta Morla ha alcanzado la denominación de "grupo de estadio".

Pucho sigue siendo un frontman explosivo, que logra transfigurarse canción tras canción. Él sólo se preocupa de transmitir esa intensidad, porque detrás tiene una mole sonora que cada día suena más compacta. "Esta canción se la dedicamos a todos esos que luchan en la calle para que tengamos un país mejor", decía el cantante de la banda antes de marcarse uno de sus clásicos, "Copenhague". Y así siguió la noche, con "Un día en el mundo", "Sálvese quien pueda", "Maldita locura", "En el río" o "Baldosas amarillas"... éxito asegurado y masivo.

Sonidos para todos los gustos

A primera hora de la tarde, el festival armó una buena oferta musical que sirviera de digno puente hasta la llegada de Radiohead. La música de bandas como Noah & The Whale o Mumford & Sons permitió que la positividad y la amabilidad tuvieran un gran protagonismo en el sonido de la tarde. Estos últimos lo hicieron en base a ese sonido folk épico que les ha encumbrado con tan solo un disco publicado, gracias a temas como "Little Lion Man", "The Cave" o "Winter Winds". Todas ellas sonaron de manera magistral gracias a esa suma de banjo, guitarra, violín, vientos y un juego de voces casi hipnótico.

The Kooks también reclamaron su trozo de atención en base a una fórmula que les sigue funcionando desde su debut, en el año 2005. Eso sí, a medida que han ido creciendo, Luke Pritchard y compañía han ido refinando un poco su sonido, aunque sigue tratándose de lo mismo: canciones cortas, pegadizas, muy melódicas, algunas divertidas y otras de corte adolescente. ¿Por qué funciona tan bien? Probablemente porque no se les exige más que animar el cotarro, y oye, lo hacen muy bien con hits "dosmileros" como "Naïve", "Ooh La, She Moves in Her Own Way" o "Shine On".

Mientras The Kooks animaba a gran parte del público, a lo lejos Bigott ponía su hilarante toque de pop chisposo e intrépido. El de Zaragoza plantó cara con otra de sus divertidas y solventes actuaciones, que sobre todo sirvió de cobijo al público nacional asistente al festival.

Sábado en el BBK con Garbage y Keane

La del sábado será una jornada que a priori no incluye atracciones del calibre de The Cure o Radiohead. Serán Garbage, Keane, Glasvegas, Eli "Paperboy" Reed, PS I Love You o los nacionales Corizonas y Supersubmarina los que intenten dar el merecido cierre al exitoso BBK Live de este año.

Radio

anterior siguiente