Enlaces accesibilidad

Cataluña

El Govern acusa a Sánchez de utilizar la violencia como "excusa" para no reunirse con Torra

  • El presidente catalán le ha invitado a celebrar este mismo lunes una reunión aprovechando su visita a Barcelona
  • El conseller de Interior cree que Sánchez utiliza como "excusa" que Torra no ha condenado la violencia

Por
El presidente catalán, Quim Torra, en el Palacio de la Generalitat
El presidente catalán, Quim Torra, en el Palacio de la Generalitat. EFE 7 Rubén Moreno

El Govern de la Generalitat ha criticado este lunes al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que ha realizado una visita relámpago a Barcelona para ver a los agentes heridos en los disturbios de los últimos días, por no querer reunirse con el jefe del Ejecutivo catalán, Quim Torra, con la "excusa", aseguran, de que este "no ha condenado la violencia".

En una rueda de prensa, el conseller de Interior, Miquel Buch, ha considerado "inaceptable políticamente y moralmente" que el presidente del Gobierno ponga como excusa que el jefe del Ejecutivo catalán no ha condenado la violencia de la pasada semana, pues a su juicio, es "falso", pues, ha asegurado que sí que lo ha hecho "públicamente" muchas veces en el Parlament. 

Buch considera "inaceptable política, moral e institucionalmente" que Sánchez no quiera hablar con Torra

Buch ha calificado de "pacifista" a Torra, y ha lamentado que "no hay más sordo que el que no quiere oír", ha expresado Buch. En este sentido, ha advertido a Sánchez que los "problemas políticos" se tienen que resolver con "soluciones políticas".

También la candidata de JxCAT el 10-N, Laura Borrás, ha lamentado que Sánchez haya ido a la delegación del Gobierno en Barcelona en lugar de hablar con Torra y cree que el presidente en funciones "quiere menospreciar al president de la Generalitat", pero "no se da cuenta de que contribuye así al menosprecio que el Estado español ha hecho a Cataluña en los últimos años".

A su juicio, "menospreciar a la Generalitat es menospreciar a Cataluña". Le pide, además dejar de "hacer electoralismo" y que haga política, "que es lo que requiere el momento". ​

Torra había invitado a Sánchez a reunirse con él

Previamente a la vista de Sánchez a Barcelona, Torra había invitado al presidente en funciones a reunirse con él este mismo lunes en Barcelona. Lo ha hecho en una carta que había enviado a Moncloa en respuesta a otra misiva del Gobierno en la que instaba al catalán a condenar la violencia de los últimos días. La nueva carta de Torra llegaba después de que hubiera intentado en dos ocasiones contactar con Sánchez por teléfono sin éxito. 

En su carta de respuesta, Torra lo emplazaba a un encuentro: "Aprovechando que hemos sabido a través de los medios de comunicación de su visita a Cataluña, me pongo a disposición para tener una reunión hoy mismo. Habiendo enviado esta carta, volveremos a ponernos en contacto con usted telefónicamente para volverle a ofrecer un diálogo sin condiciones".

Fuentes cercanas al presidente han confirmado a RNE que el jefe de gabinete de Torra ha llamado también al jefe de gabinete de Sánchez, que "no ha respondido al móvil", por lo que desde la Generalitat le han enviado un mensaje para pedirle concretar una reunión en Barcelona. Sin embargo, desde Moncloa aseguraban que el jefe del gabinete estaba "al teléfono y con reuniones" en ese momento.

A las tres advertencias de Sánchez, advirtiéndole de que no ha condenado la violencia, no ha amparado a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y ha "ignorado a más de la mitad de la población catalana", Torra ha respodido en otros tres puntos: el Estado debe "respetar y hacer respetar" los derechos de los ciudadanos, "propiciar el diálogo" y buscar "soluciones democráticas a los conflictos políticos".En apoyo de Torra, ha salido este lunes

Reunión del gabinete de seguimiento

Por otra parte, este lunes por la mañana, sobre las 08:00 horas, se ha reunido en el Palau de la Generalitat el gabinete de seguimiento de la crisis, con Torra, el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, y los consellers Meritxell Budó, Ester Capella, Alba Vergés, Miquel Buch y Damià Calvet.

La reunión, según fuentes de la Generalitat, ha servido para analizar la situación derivada de las movilizaciones de los últimos días, valorar el estado y condición de los heridos y los detenidos y "constatar la nula voluntad de diálogo del Gobierno español ante el conflicto político entre Cataluña y España".

Por su parte, el expresidente catalán Carles Puigdemont, ha criticado en un tuit que Sánchez visite Barcelona "sin entrevistarse con el presidente de la Generalitat, y que "diferencie entre los heridos" porque "un gobernante debería desear que todos los heridos, policías y ciudadanos, se recuperen". 

La visita de Sánchez a Barcelona se produce justo una semana después de que comenzaran las protestas en contra de la sentencia, en las que por primera vez este fin de semana han cobrado más protagonismo las marchas pacíficas que los disturbios violentos.

Noticias

anterior siguiente