Enlaces accesibilidad

Silenciados

Vacunar con los ojos vendados o cómo trabajar sin mapas en Chad

La creación de mapas con programas on line por parte de voluntarios proporciona una herramienta muy útil a los trabajadores humanitarios en zonas que no cuentan con cartografías detalladas.

Por
Hassan Brahim, uno de los trabajadores de sensibilización en la campaña de vacunación contra el sarampión en Chad
Hassan Brahim, uno de los trabajadores de sensibilización en la campaña de vacunación contra el sarampión en Chad. MSF / JUAN HARO

En enero de este año, ocho meses después de que se declarara el brote de sarampión en Chad, la enfermedad aún continuaba extendiéndose. A pesar de los esfuerzos de las autoridades y las organizaciones internacionales, y a pesar de la campaña de vacunación masiva realizada en 2018, Chad registró un nuevo pico de casos de sarampión a principios de 2019.

El sarampión es la principal causa de muerte entre los niños pequeños. Es altamente contagioso: el 90 % de las personas no inmunizadas que comparten el mismo espacio con una persona infectada se contagiará. Este se transmite a través de las gotitas de la nariz, boca o garganta de una persona infectada cuando tose, estornuda o simplemente respira.

La mayoría de las personas infectadas con sarampión se recuperan en dos o tres semanas, pero entre el 5 y el 20 % de los casos pueden resultar fatales, generalmente debido a complicaciones como la diarrea, deshidratación, encefalitis (inflamación del cerebro) o infecciones respiratorias. El brote en curso de 2018 estaba afectando a 118 distritos de salud de 126 en Chad. La capital, Yamena y el distrito de Am Timan estuvieron entre los más afectados.

La lucha contra el sarampión en Chad: "A pesar de las vacunaciones masivas, no se ha acabado con los brotes"

"Llegamos a Am Timan en enero, cuando se declaró el nuevo pico", cuenta Theresa Berthold, coordinadora del proyecto de la Unidad de Respuesta a Emergencias Chad de Médicos Sin Fronteras (MSF). Los equipos de MSF comenzaron a proporcionar tratamiento, de forma gratuita, a pacientes con sarampión en el hospital Am Timan y en tres centros de salud.

Pero para detener el brote y prevenir otros futuros, también se necesitaba una campaña de vacunación. Según las autoridades, solo uno de cada cuatro niños menores de cinco años está completamente inmunizado en Chad, y se estima que el 37% está vacunado contra el sarampión.

Mahamad Abu, de 30 años, de Djouna, distrito de Am Timan llevó al menos a nueve niños de su clan nómada a vacunarse

Mahamad Abu, de 30 años, de Djouna, distrito de Am Timan llevó al menos a nueve niños de su clan nómada a vacunarse. MSF / JUAN HARO

El plan consistía en vacunar a todos los niños de entre seis meses y nueve años contra el sarampión. Esto presentaba ciertos desafíos logísticos. La vacuna contra el sarampión se destruye por el calor, por lo que debe garantizarse una cadena de frío. La información sobre la campaña necesitaba llegar a la población local con anticipación, por lo que los equipos de MSF tuvieron que conducir a cada lugar para correr la voz y regresar antes del anochecer. Cada elemento de la campaña se planea meticulosamente.

Mapas dibujados a mano

Pero había un gran obstáculo. Los mapas comerciales del área muestran la ciudad de Am Timan, pero no las docenas de asentamientos a su alrededor. La mayor parte del área simplemente no existe en los mapas. Realizar una operación como esta sin un mapa es como trabajar con los ojos vendados. Llegar a la población sin un mapa adecuado fue uno de los mayores desafíos de la campaña de vacunación.

El equipo de vacunación de MSF en Mina, distrito de Am Timan, trabaja para llegar al máximo de niños en la zona.

El equipo de vacunación de MSF en Mina, distrito de Am Timan, trabaja para llegar al máximo de niños en la zona. Juan Haro MSF / JUAN HARO

"Usamos mapas dibujados a mano que nos proporcionaron las autoridades locales, empleamos guías locales para ayudarnos a encontrar aldeas y, si nos perdíamos, solo nos quedaba preguntar a la gente", explica Theresa Berthold.

"Todas estas cosas ayudaron, pero a veces no podían ofrecernos toda la información que necesitábamos. La mayoría de las carreteras no están asfaltadas y están en malas condiciones, lo que significa que a veces pasamos ocho horas en la carretera recorriendo solo 200 kilómetros. Encontrar los pueblos también es un desafío ya que usábamos mapas dibujados a mano".

Las comunidades nómadas son difíciles de alcanzar en la región de Am Timan, ya que viven lejos de las aldeas

Las comunidades nómadas son difíciles de alcanzar en la región de Am Timan, ya que viven lejos de las aldeas. Juan Haro MSF / JUAN HARO

Los mapas dibujados a mano pueden dar una idea general de un lugar, pero tienen sus límites. "A menudo programamos equipos para visitar varios lugares, que parecían estar cerca el uno del otro, pero en el camino nos dábamos cuenta de que estaban separados por varias horas. También pasamos bastante tiempo tratando de encontrar pueblos, tiempo que podríamos haber pasado vacunando a niños", dice Berthold.

Los movilizadores comunitarios de MSF viajaron por las aldeas con anticipación, pidiendo a las personas que trajeran a sus hijos para que se vacunaran, de forma gratuita. Después, los equipos médicos viajaban a las aldeas principales y vacunaban a los que acudían. Tras cuatro semanas, el equipo había logrado vacunar a 107.000 niños.

Para prevenir nuevos brotes de sarampión, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda vacunar del 90 al 95 % de la población objetivo. El estándar de MSF es vacunar al 95 % de los niños elegibles. Para evaluar el éxito de una campaña de vacunación, es necesaria una encuesta de cobertura. Se seleccionan al azar varios hogares y los encuestadores van de puerta en puerta para averiguar cuántas personas se han vacunado en cada uno. Para esto, los mapas adecuados son indispensables.

Mapear para vacunar mejor

Afortunadamente, hay una solución para aquellos que necesitan mapas adecuados: OpenStreetMap, conocido como la Wikipedia del mapeo. Estos son mapas que cualquiera puede editar, lo que permite a la comunidad en línea llenar el vacío dejado por las empresas comerciales. La falta de mapas adecuados es un problema no solo para MSF en Chad, sino para las organizaciones humanitarias que trabajan en todo tipo de contextos. Con ello se crea Missing Maps, una herramienta donde voluntarios mapean zonas concretas de todo el mundo.

En más de cuatro semanas, 221 voluntarios mapearon 34.120 edificios en el área y crearon un mapa detallado de la ciudad de Am Timan y sus alrededores.

MSF está apoyando a la población en el distrito de Am Timan, región de Salamat, con una vacunación masiva contra el sarampión

MSF está apoyando a la población en el distrito de Am Timan, región de Salamat, con una vacunación masiva contra el sarampión. Juan Haro MSF / JUAN HARO

"Tener mapas adecuados realmente marcó una gran diferencia al usar nuestro tiempo y recursos de manera más eficiente", dice Theresa Berthold. "Podríamos planificar de acuerdo con las ubicaciones confirmadas de las aldeas y elaborar nuestro calendario en consecuencia. Con los mapas adecuados en sus tabletas, nuestros topógrafos podrían navegar fácilmente hacia las aldeas y los hogares seleccionados, haciendo que el trabajo sea mucho más fácil y rápido".

La visibilidad de una red clara de carreteras o verificar la distancia real entre dos pueblos, son solo algunos de los aportes de los voluntarios que participan en Missing Maps.

Cuando se comparan los mapas dibujados a mano con el OpenStreetMap creado por los voluntarios de Missing Maps, puede ver claramente el valor agregado de sus esfuerzos. En los mapas dibujados a mano, algunas aldeas se ven muy cerca unas de otras, mientras que en los mapas adecuados están a cierta distancia. La red de carreteras también es mucho más clara en OpenStreetMap.

Un niño recibe su vacuna contra el sarampión del equipo de vacunación de MSF en Am Kiféou, región de Am Timan

Un niño recibe su vacuna contra el sarampión del equipo de vacunación de MSF en Am Kiféou, región de Am Timan. Juan Haro MSF / JUAN HARO

Sabiendo exactamente dónde estaban ubicados los hogares seleccionados al azar, los encuestadores pudieron realizar la encuesta de cobertura de vacunación de manera rápida y fácil. Llegaron a la conclusión de que el 81,9 % de la población objetiva había sido vacunada. El equipo de MSF permanecerá en el área, monitoreando de cerca la situación, y es probable que haya más por hacer. Pero con los mapas, y las personas voluntarias que lo hacen posible, el campo de batalla en la lucha contra el sarampión en Chad es mucho más claro que antes.

Noticias

anterior siguiente