Enlaces accesibilidad

Los alumnos de secundaria españoles tienen más horas de clase, pero no mejores resultados

  • Los estudiantes están más en el aula que la media de la OCDE, lo que no se traduce en un mejor nivel académico
  • Es un asunto para "reflexionar", dice Educación, que insta a replantearse "el currículo y la metodología que se usa"

Por
Los alumnos de secundaria españoles tienen más horas de clase, pero no mejores resultados

Los alumnos que se encuentran en la secundaria, que cursan la ESO, en España están en clase 130 horas más de media al año que en los países de la OCDE. Sin embargo, tener más horas lectivas no supone un mejor nivel académico, tal y como se refleja en los diferentes informes que hay al respecto, como el Informe PISA, que suele dejar al país en la media de los países más desarrollados, o incluso por debajo.

"Estamos en la zona más alta en el número de horas, pero estamos en una zona promedio en resultados comparativos internacionales", ha asegurado el secretario de Estado de Educación y Formación Profesional (FP), Alejandro Tiana, en declaraciones al Canal 24 Horas de Televisión Española.

El informe Panorama de la Educación 2019 (Education at Glance) publicado este martes por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señala que la media de horas de clase en España es de 1.054 al año, por encima de la media del organismo (919) y de la Unión Europea (UE), donde son 892.

La diferencia de horas lectivas es todavía mayor si se compara con países como Finlandia, cuyo sistema educativo ha sido tradicionalmente aplaudido en la comunidad internacional y que cuenta con 808 horas, 246 menos al año, según recoge Europa Press.

Lo mismo ocurre en la educación primaria, donde los españoles tienen 4.750 horas de clase, mientras que la media de la OCDE se sitúa en las 4.568 (en la UE bajan a 4.258), según la agencia Efe.

Educación: Hay que reflexionar qué es lo que se hace en clase

"La carga que hacemos caer en nuestros adolescentes es mayor que en nuestro entorno", ha admitido Tiana, para quien esto es un asunto para "reflexionar". "Lo que nos hace es obligarnos a plantear qué es lo que se hace en ese tiempo", ha señalado el secretario de Estado, para quien "hay que replantearse algunas cosas, como el currículo y la metodología que se usa" en los institutos y colegios.

"Es una buena reflexión para dar una modernización del funcionamiento de nuestros centros y de cómo hacemos las cosas de la que tenemos que aprender", ha señalado Tiana a TVE.

Los alumnos de secundaria en España: más clases, pero no mejores resultados

La consejera especial del secretario general de la OCDE y directora de Gabinete, Gabriela Ramos, que ha presentado el informe en Madrid ha asegurado que los datos sobre España son "positivos" y dan "confianza" en que se están tomando las medidas "adecuadas" para prepararse hacia el mundo tecnológico y global.

Sin embargo, en su opinión, debe haber una "redefinición" de lo que "los chicos tienen que saber para el mundo digital" y quizá enseñarles menos cantidad de información que pueden encontrar en internet para, en cambio, tal y como recoge Efe, tener "capacidad crítica y analítica, de solución de preguntas".

El gasto educativo en España equivale al 3,1% del PIB

El gasto educativo en España supone el 3,1% del producto interior bruto (PIB) -sumando la educación primaria y secundaria-, una cifra inferior a la de la media de la OCDE, donde es el 3,5%. Desde 2010 a 2016, la inversión educativa en España cayó un 4,7%, aunque el descenso fue menor que en la media de la OCDE, que fue del 7,7%, o de la UE, un 10,3% de media.

En ese sentido, Ramos, ha destacado que la educación es "una buena inversión" y en especial los estudios superiores, como confirman los datos sobre empleo y salario. Por eso, la representante de la OCDE ha lamentado que el gasto educativo por estudiante sea más "bajo" en España que en la mayoría de la organización, algo que se detecta en especial en la educación superior.

En concreto, la diferencia de gasto por alumno son de alrededor de 1.000 dólares respecto a la media de la OCDE -fueron 9.500 dólares por estudiante frente a los 10.500 dólares-. El estudio señala que la diferencia se debe a la inversión por estudiante en estudios superiores como la universidad, que en España es de 12.600 dólares frente a los 15.600 de media de la OCDE.

"Sin embargo, en términos de PIB per cápita, España alcanza la media OCDE: el gasto por estudiante a tiempo completo desde Educación Primaria a Terciaria fue del 26% del PIB per cápita, y del 23% el destinado a la educación no terciaria", se precisa en el documento.

Noticias

anterior siguiente