Enlaces accesibilidad

Microplásticos

La OMS afirma que las partículas de plástico en el agua potable "no son perjudiciales para la salud"

  • Sin embargo, la institución recomienda investigar más y reducir "drásticamente" estos materiales
  • Además, recuerdan que gran parte de la población mundial no cuenta con sistemas adecuados de tratamiento de aguas y residuos

Por
Los microplásticos "no son perjudiciales", según la OMS
Los microplásticos "no son perjudiciales", según la OMS Getty Images/iStockphoto DisobeyArt/iStock

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha determinado que las pequeñas partículas de plástico que están presentes en el agua potable "no son perjudiciales para la salud, al menos a los niveles actuales"

Aunque esta declaración es ciertamente tranquilizadora, la directora del Departamento de Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes Sociales de la Salud, María Neira, ha indicado, no obstante, que se necesitan "urgentemente" más estudios y datos sobre los efectos en la salud de los microplásticos, "que están presentes en todas partes, incluso en el agua que se consume habitualmente". "Debemos seguir estudiando este asunto y evitar que la contaminación por plásticos siga aumentando en todo el mundo", ha señalado en un comunicado.

Además, en el escrito redactado por la organización se ha instado no solo a investigar profundamente el tema, sino a reducir la contaminación por plásticos para así proteger al medio ambiente, y por ende también la salud de las personas.

Los resultados de la OMS

En su estudio, que supone un resumen de todo lo escrito en el ámbito científico sobre la presencia de los microplásticos en el agua potable, se ha estimado que los estos materiales de este tipo que miden más de 150 micras "no suelen ser absorbidos por el organismo", y que aparentemente las más pequeñas "se absorben poco". De hecho, "las partículas muy pequeñas, sobre todo de las nanopartículas, (la absorción) podría ser mayor", han puntualizado.

Ante esta falta de precisión, inciden en la necesidad de estandarizar los métodos para medir las partículas microplásticas en el agua en todo el mundo, además de analizar las fuentes y la presencia de estos materiales también en el agua dulce. No solo eso, sino que consideran de vital importancia evaluar la eficacia de los distintos procesos del tratamiento.

El papel de las empresas

Desde la Organización Mundial de la Salud aconsejan a las empresas suministradoras de agua potable y a las instancias normativas del sector que se fijen el objetivo de suprimir los microbios patógenos y productos químicos que atentan contra la salud de población, que acarrean enfermedades diarreicas mortales. "Esta medida es doblemente ventajosa, pues los sistemas de tratamiento de aguas residuales y de agua potable que eliminan las heces y los productos químicos separan también los microplásticos", aseguran.

El tratamiento tradicional para trabajar con las aguas residuales elimina más del 90 por ciento de los microplásticos, incluyendo las partículas de diámetro inferior a una micra. "Sin embargo, gran parte de la población mundial no se beneficia actualmente de sistemas adecuados de tratamiento de aguas y residuos". Así, si se lucha contra el "agua contaminada por heces, las comunidades pueden actuar simultáneamente contra los efectos de los microplásticos", concluyen.

Noticias

anterior siguiente