Enlaces accesibilidad

Polémica campaña de la Junta de Andalucía contra la violencia de género

  • Las mujeres sonrientes que protagonizan el anuncio son actrices y no supervivientes 
  • La Junta defiende su campaña, pero la oposición la califica de frívola y pide su retirada

Por
Una campaña contra la violencia machista desata la polémica en Andalucía

¿Cuál es la diferencia entre “Si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer, andaría a cuatro patas en su búsqueda” y “Si el hombre supiera realmente el valor que tiene, la mujer andaría a cuatro patas en su búsqueda”? A nadie se le escapa que el sentido de las frases es radicalmente opuesto gracias a un signo de puntuación, casi insignificante, como es la coma. 

Precisamente en los detalles radica la polémica campaña 'Denuncia, vive, marca el 016' que ha puesto en marcha la Junta de Andalucía para sensibilizar contra la violencia de género y donde las mujeres supervivientes son las protagonistas. Hasta aquí, señalan las asociaciones de mujeres, nada que objetar. El problema empieza cuando se analiza a fondo su contenido: no se menciona al agresor, tampoco al machismo; las mujeres aparecen sonrientes y, además, no se trata de testimonios reales, sino de modelos internacionales sacadas de bancos de imágenes utilizadas en el mundo entero, para anunciar planes de seguros o clínicas dentales.

Probablemente hace tan solo unos años esta campaña hubiera sido objeto de alabanzas e incluso de reconocimientos. Pero a estas alturas del problema, los expertos y expertas en violencia de género tienen suficientes datos para que salten todas las alarmas cuando el enfoque no les parece el más adecuado para concienciar de manera contundente, contra los estragos de la violencia de género. Centrarse en las “supervivientes” no es el problema. Las mujeres supervivientes son un ejemplo de que el maltrato se puede superar y la vida continúa, pero el asesinato no, y tampoco se menciona.

Actrices en lugar de víctimas reales

El spot televisivo de la campaña advierte que "las mujeres que van a ver a continuación han sufrido malos tratos". Sin embargo, la Junta y la agencia publicitaria han admitido que "las mujeres que aparecen son actrices como en cualquier otra campaña de publicidad". Un detalle que podría ser insignificante pero no para las mujeres de Andalucía, pioneras en reclamar la categoría de supervivientes frente a la de víctimas. De hecho, mujeres que en su día sufrieron el maltrato protagonizaron una campaña, promovida por la Fundación Ana Bella, donde aparecían sonrientes y maquilladas. Pero eran reales. 

La agencia de publicidad encargada de la campaña, que ha costado 1,2 millones de euros, ha explicado en un comunicado que "hubiera sido una irresponsabilidad utilizar mujeres reales que han sufrido malos tratos, ya que se hubiera puesto en peligro su seguridad".

Frente a las críticas de las asociaciones de mujeres y partidos de la izquierda parlamentaria, el presidente de la Junta, el popular Juanma Moreno ha respondido que es “deleznable utilizar la violencia de género como arma política para arañar un puñado de votos y ha asegurado que su Gobierno jamás frivolizará con un drama que muchas mujeres sufren en silencio”.

PSOE y Adelante Andalucía piden su retirada

El anuncio, que la Junta presentó el 29 de julio, ha llegado, además, en un mes negro para la violencia de género: en julio una mujer ha sido asesinada a manos de sus parejas o exparejas cada tres días. 

La consejera de Igualdad de la Junta, Rocío Ruiz, defiende el enfoque que se ha utilizado y ha acusado al PSOE de Andalucía de querer romper el Pacto de Estado contra la Violencia de Género. 

Desde el PSOE y Adelante Andalucía han pedido la retirada de la campaña y explicaciones en el Parlamento.

Noticias

anterior siguiente