Enlaces accesibilidad

La era Trump

Trump da una tregua y aplaza seis meses la imposición de aranceles a coches europeos

  • La Casa Blanca se da 180 días más para negociar con la Unión Europea y Japón

Por
Fotografía de archivo de un almacén de vehículos nuevos en Richmond, California
Fotografía de archivo de un almacén de vehículos nuevos en Richmond, California. AFP / JUSTIN SULLIVAN

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dado una tregua al pulso comercial que mantiene con la Unión Europea (UE) al posponer durante seis meses la imposición de aranceles a las importaciones de automóviles europeos y japoneses.

"El proceso de negociación será dirigido por el representante de Comercio Exterior de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y, si no se alcanzan los acuerdos dentro de los próximos 180 días, el presidente determinará si se deben tomar medidas adicionales y cuáles, detalla un comunicado de la Casa Blanca. 

Trump había justificado su decisión en razones de seguridad nacional, aunque su Administración se ha negado a entregar el informe del Departamento de Comercio que argumenta su decisión al Comité de Finanzas del Senado estadounidense. Su estrategia comercial había provocado fricciones dentro de su propio partido, además de la oposición de amplios sectores del Congeso y de los propios fabricantes de automóviles, que señalan que sería "un error con consecuencias significativas".

Dicho documento aludió a esas mismas razones de seguridad nacional cuando en 2018 impuso tarifas arancelarias sobre las importaciones de acero y aluminio de la UE, China, Canadá, México, Rusia y otros países. 

La Comisión Europea celebra la noticia

La noticia fue adelantada el jueves por la cadena CBS y, aunque la UE ya había anunciado una lista de gravámenes a productos estadounidenses como represalia, la Comisión Europea (CE), celebró la decisión de Trump. También países como Francia y Alemania, a quien afectaría especialmente la imposición de aranceles, dijeron estar satisfechos con el aplazamiento.

"Cualquier cosa que muestre que esas tenciones comerciales no van a ser más fuertes, mayores, más difíciles, lo consideramos buenas noticias. Al contrario, más tensiones comerciales serían malas noticias", señaló el jueves el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici. El político francés también espera que las negociaciones sean "fructíferas" y "constructivas", si bien admitió que cada parte debe defender "sus propios intereses". 

La CE ha calculado que un arancel estadounidense del 25% sobre la importación de vehículos añadiría 10.000 euros (unos 11.200 dólares) al precio de los automóviles europeos en Estados Unidos.

Por su parte, el Gobierno de Japón confía en que EE.UU. no aplicará limitaciones a la importación de sus automóviles a pesar de las fricciones entre los dos países para alcanzar un futuro acuerdo comercial. Washington condiciona este acuerdo a que el flujo comercial automotriz esté diseñado para aumentar la producción y los empleos en las industrias estadounidenses.

Noticias

anterior siguiente