Enlaces accesibilidad

Juicio 'procés'

Un comisario de Información del 1-O apunta a los CDR como "organizadores" del referéndum

Por
Un comisario de Información del 1-O asegura que los CDR "organizaron muy bien el referéndum"

El fiscal Jaime Moreno intenta preguntar a uno de los inspectores del Cuerpo Nacional de Policía que coordinó a los agentes encargados de requisar las urnas y las papeletas del referéndum del 1-O en un distrito de Barcelona capital por lo que le dijeron sus subordinados que pasó en un colegio en el que él no estuvo. Una de las abogadas de la defensa protesta y el presidente del tribunal le da la razón y corta a Moreno. "Dado el número de testigos de los que disponemos carece de sentido preguntarle por referencia...", le reconviene el magistrado.

Son las 17.30 horas y es el decimoquinto testigo que comparece en la primera jornada de la novena semana del juicio del 'procés' de los nueve guardias civiles y nueve policías nacionales que han declarado este martes. Las últimas jornadas se suceden de la misma manera. Decenas de agentes citados por la Fiscalía que relatan las agresiones e insultos que recibieron, la "actitud absolutamente hostil y provocativa" de los concentrados y el lanzamiento de piedras "que no cabían en la mano" y de "conos y vallas de obra" cuando se iban con los furgones.

Todos coinciden, además, en subrayar la actitud "pasiva" de las parejas de Mossos que ese día se desplegaron en todos los centros de votación y en que hubo agentes autonómicos que incluso "entorpecieron" su labor poniéndose delante de sus vehículos gritándoles "estáis locos" o rompiendo los cordones de seguridad. En un caso, han explicado, un mosso alertó a los ciudadanos de la llegada inminente de la Policía Nacional y un varios colegios, al final de la jornada, recogieron las urnas entre los vítores y gritos de la gente de "hemos votado, hemos votado" y "esta es nuestra policía".

"Los CDR organizaron muy bien el referéndum"

Uno de los testigos que incide en esta "pasividad" es el comisario principal del Cuerpo Nacional de Policía que en septiembre de 2017 se desplazó a Cataluña para coordinar a todos los agentes de información para el 1-O en Barcelona. A su entender, el dispositivo de los Mossos "estaba diseñado para que el referéndum se llevara a cabo", ha señalado este mando policial, que ha calificado de "hecho deleznable" que en uno de los centros uno de los mossos alertara a los congregados de la llegada de las fuezas de seguridad.

Este comisario, que insiste en que "nunca contaron con el apoyo" de los Mossos y que no conoció el dispositivo de este cuerpo autonómico hasta la misma mañana del día 1-O cuando hacia las 6.30 de la mañana fueron conscientes de su "ineficacia", deja uno de los titulares de la jornada al destacar el papel de los CDR en el referéndum.

"Los CDR organizaron muy bien el referéndum", explica este testigo, que les atribuye el mérito de haber sabido esconder las urnas para que estuvieran en los centros antes de que las unidades pudieran actuar y de "diseñar los muros y las cadenas" humanas que dificultaron y ralentizaron las actuaciones de la Policía, algo que entiende tenía también un "carácter propagandístico".

Un policía nacional del 1-O: "Nos llovieron conos, nos llovieron vallas, intentaron aislar a seis agentes"

Un agente: "Salí corriendo porque temí por mi integridad física"

El juicio del 'procés' ha arrancado su novena semana con los testimonios de nueve guardias civiles más que actuaron el 1-O y tenían que haber declarado el pasado jueves. Uno de ellos, que formaba parte de la comitiva judicial que tenía que requisar las urnas en el Ayuntamiento de La Garriga, en Barcelona, ha reconocido que él personalmente salió "corriendo" porque temía por su "integridad física" después de que un hombre le lanzara un puñetazo con un manojo de llaves en la mano. Según su declaración, logró esquivar el puñetazo pero las llaves le arañaron la cara.

Un guardia civil del 1-O: "Salí corriendo porque temí por mi integridad física tras recibir la agresión"

"Salí corriendo porque temía por mi integridad física (...) como había recibido la agresión, el sentimiento de miedo lo tenía bastante presente", ha relatado a preguntas de la fiscal Consuelo Madrigal.

Uso de un spray de defensa personal

Dos guardias civiles que intervinieron el 1-O en el Instituto Antoni Ballester de Mont-Roig del Camp, en Tarragona, han reconocido que se usó un "spray de defensa personal" para dispersar a los concentrados detrás de la valla de acceso al centro de votación. A preguntas de Marina Roig, abogada de Jordi Cuixart, uno de los agentes ha asegurado que la decisión de usar este spray, que forma parte de la dotación personal, corresponde al propio agente, que está autorizado para ello.

El objetivo es "sobretodo evitar males mayores y más disuasorio que otra cosa", ha añadido el testigo, que ha explicado que el spray causa "picor de ojos, tos y en casos muy muy severos vómitos".

Los agentes que intervinieron en Mont-Roig del Camp reconocen que se usó un spray de defensa personal

Este mismo agente ha explicado que estuvo entre dos o tres meses de baja por un esguince de muñeca cuando decidió usar su defensa [porra] para "intentar rectificar el comportamiento" de uno de los concentrados al otro lado de la valla, dando lo que se conoce en el argot policial como "puntazos", y esta persona le intentó arrebatar la defensa, lo que provocó que su mano quedara atrapada entre los barrotes haciendo palanca.

Un guardia civil del 1-O declara que tuvo que ser operado porque perdió la movilidad de un dedo por una patada

El otro guardia que ha reconocido que usaron el spray ha explicado que él recibió una patada en la mano derecha y tuvo que ser operado porque perdió la movilidad de uno de los dedos, por lo que estuvo de baja "152 días".

Noticias

anterior siguiente