Enlaces accesibilidad

Cataluña

Torra desoye a la Junta Electoral Central y mantiene la pancarta con el lazo amarillo en la Generalitat

  • Torra ha pedido un informe a Síndic de Greuges y asegura que seguirá sus recomendaciones
  • La JEC daba a la Generalitat de plazo hasta las 15:00 de este martes para retirar lazos amarillos de los edificios

Por
Solo una consejería retira los lazos amarillos después de que Torra desoyera por segunda vez a la JEC

El presidente catalán, Quim Torra, ha decidido mantener la pancarta con el lazo amarillo en el Palau de la Generalitat al considerar que así "preserva la libertad de expresión", desoyendo el requerimiento de la Junta Electoral Central (JEC) que le daba de plazo hasta las 15:00 de esta tarde, para retirar los lazos amarillos y las "esteladas" de los edificios de la Generalitat, advirtiéndole de posibles consecuencias administrativas y penales.

La consellera portavoz Elsa Artadi ha anunciado tras la reunión del Govern que Torra pidió un informe al Síndic de Greuges y seguirá las recomendaciones de esta institución "propia".

Además el gabinete jurídico de la Generalitat está preparando otro escrito ante la JEC para apelar contra su decisión, según ha anunciado Artadi en su última rueda de prensa antes de abandonar el Govern para ser candidata de Junts per Catalunya al Ayuntamiento de Barcelona.

Mientras, la Delegación del Gobierno en Cataluña, según han detallado fuentes gubernamentales a TVE, tiene previsto informar a la Junta Electoral Central a las 15:00 horas con un escrito y fotografías, sobre el "grado de cumplimiento" de su orden de retirar los lazos amarillos "en los edificios más representativos" de la Generalitat.

En todo caso, según estas mismas fuentes, "todas las instituciones quedarán a disposición de lo que determine la Junta Electotral Central", ya que este es el órgano competente para dar los siguientes pasos, tanto si se trata de remitir los hechos a la Fiscalía como si es ordenar al cuerpo de seguridad competente, en este caso los Mossos, para el cumplimiento de su instrucción.

Torra no ha dado "ninguna orden" a los consellers

Según ha explicado la portavoz, Torra "no ha dado ninguna orden" a los consellers ni a los funcionarios sobre lo que deben hacer, dejando que cada uno actúe con "libertad", aunque en lo referente a las sedes centrales de los departamentos de la Generalitat se abordará el asunto de forma coordinada, para evitar dar una imagen "de no unanimidad del Govern".

Así, ha garantizado que al final "las trece sedes de los trece departamentos -de la Generalitat- actuarán de la misma manera" y ha aseverado que, en este momento, no se han retirado los lazos.

En caso de que se produzca un requerimiento de la JEC a un funcionario relativo a alguna sede de servicios territoriales, Torra no va a pedir mantener los lazos, porque no quiere poner "en riesgo" a trabajadores públicos.

La consellera ha remarcado que el presidente catalán no está de acuerdo con la instancia de la JEC, el mismo organismo que, ha dicho, "dice que no hay presos políticos pero que le molesta que nos expresemos sobre los presos".

Traslada a la JEC su desacuerdo

En este contexto, el presidente catalán ha enviado un nuevo escrito a la JEC para manifestar su desacuerdo, alegar que muchos de los edificios públicos de la Generalitat no son gestionados por esta, rinformarle de que iba a pedir consejo al Síndic de Greuges y pedirle que suspendiera el plazo impuesto para retirar las banderas y lazos hasta tener esta respuesta. Sin embargo, la Junta Electoral ha rechazado dicha suspensión.

La Junta Electoral Central desestimó este lunes el recurso presentado por el presidente catalán en contra el acuerdo del órgano electoral que ordenaba quitar los símbolos independentistas de los edificios públicos por no ser compatibles con el principio de neutralidad exigido a las instituciones en período electoral.

Al no haber dado cumplimiento a la resolución que daba un plazo de dos días, la JEC instaba este lunes al presidente catalán a ordenar la retirada de las banderas "esteladas" y los lazos amarillos de los edificios de la Generalitat en 24 horas, y le apercibía de "las responsabilidades administrativas y, en su caso, penales", en que puede incurrir si persiste en la "desobediencia".

14 horas - ¿Qué consecuencias puede tener el desafío de Torra a la Junta Electoral?

Torra esgrimió varios argumentos para justificar su negativa a la JEC y pidió al máximo intérprete de la legislación electoral que reconsiderara su postura, pero la Junta rechazaba una por una sus alegaciones e insistía en las consecuencias que tendría su negativa.

Es más, la Junta pedía a la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, que le informara si Quim Torra ha cumplido este último requerimiento en el plazo previsto "al efecto de deducir, en su caso, las responsabilidades en las que se haya podido incurrir por no hacerlo".

Además, la JEC ha advertido de que no se puede invocar una resolución parlamentaria, aunque haya sido aprobada mayoritariamente, frente a lo que dice un precepto legal constitucional. La resolución solo puede ser recurrida ya ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo.

Vista del cartel reclamando la libertad de los líderes independentistas presos y un lazo amarillo en la fachada del Palau de la Generalitat

Vista del cartel reclamando la libertad de los líderes independentistas presos y un lazo amarillo en la fachada del Palau de la Generalitat. EFE/Andreu Dalmau

Noticias

anterior siguiente