Enlaces accesibilidad

Argelia

Bouteflika presenta su candidatura a la reelección pese a las protestas

  • El expediente ha sido presentado por el ministro argelino de Transporte y nuevo jefe de campaña del mandatario
  • Los estudiantes han marchado al grito de "esto es una República y no un reino" o "Bouteflika no habrá quinto mandato"

Por
Un representante de Bouteflika deposita en su nombre la candidatura a las elecciones

Un representante del presidente argelino, Abdelaziz Bouteflika, ha depositado en su nombre la candidatura a las elecciones presidenciales previstas para el próximo 18 de abril pese a su grave estado de salud y las protestas que se suceden desde hace dos semanas, informó la prensa oficial.

Según el diario digital Actufil, el expediente ha sido presentado por el ministro argelino de Transporte y nuevo jefe de campaña del mandatario, Adelghani Zaalane, que invocó el artículo 139 de la ley electoral para justificar que el mandatario no se haya presentado en persona.

No obstante, la Comisión Electoral ha señalado que los candidatos tienen que hacer el trámite de forma presencial.

La presentación de la candidatura se produce en el último día del plazo establecido por el Consejo Constitucional y en medio de masivas manifestaciones populares en todo el país en contra de que se presente a un quinto mandato consecutivo.

Así, este domingo miles de estudiantes han vuelto a salir a las calles de Argelia para protestar contra la candidatura a un quinto mandato del presidente del país, Abdelaziz Bouteflika. Los estudiantes han marchado al grito de "esto es una República y no un reino" o "Bouteflika no habrá quinto mandato".

Bouteflika ha publicado este domingo una carta en la asegura entender las protestas en la calle y en la que se compromete a "organizar unas segundas elecciones presidenciales" para elegir a su sucesor. "Si el pueblo argelino me renueva su confianza, asumiré la responsabilidad histórica de hacer realidad su exigencia fundamental, es decir, el cambio del sistema", ha subrayado.

Un cambio que según el escrito comenzaría con la celebración de una Conferencia Nacional Independiente que allanaría el camino y serviría para convocar unas nuevas elecciones presidenciales en una fecha que no ha determinado. "Me comprometo a no presentarme a esos comicios, que servirán para mi sucesión en condiciones claras de serenidad, libertad y transparencia", ha asegurado.

En su misiva, Bouteflika ha propuesto, además, la convocatoria de un referéndum popular que sirva para aprobar una nueva constitución que consagre el nacimiento de la nueva República y del nuevo sistema argelino".

Protestas en las calles contra la reelección de Bouteflika

Además de Bouteflika, otros seis aspirantes han presentado su candidatura, todos ellos miembros de partidos de oposición con escaso apoyo popular.

Tres figuras importantes de la oposición han renunciado, sin embargo, a competir, entre ellas el exprimer ministro Ali Benflis, principal rival de Bouteflika en las elecciones de 2004 y 2014. "Mi lugar y el suyo no es en una competición que rechaza el pueblo", ha dicho Benflis, presidente del partido opositor Talaie al Hurriyet y primer ministro con el propio Bouteflika en el gabinete formado entre 2001 y 2003.

Benflis ha aprovechado la intervención para apoyar las manifestaciones masivas que desde hace diez días desbordan las calles del país en contra de que Bouteflika, gravemente enfermo, opte a un quinto mandato consecutivo. "Nuestro pueblo ha destruido el muro de silencio. Cuando el pueblo decide hablar, toma la palabra. No se espera que se den".

Esta es la segunda vez que los estudiantes desbordan las calles para protestar contra el "mandato de la vergüenza" tras las marchas del pasado martes.

Las movilizaciones masivas contra la intención del mandatario arrancaron el pasado 22 de febrero en Argel con una manifestación de una magnitud que se no se recordaba igual en la capital argelina en décadas.

Abdelaziz Bouteflika está ingresado en Suiza

Abdelaziz Bouteflika, de 82 años, se encuentra ingresado desde el pasado domingo en un hospital de Suiza, sin que haya trascendido cual es su verdadero estado de salud.

El mandatario, en la presidencia desde 1999, sufrió en 2013 un agudo "accidente cardiovascular" que ya le impidió hacer campaña para las presidenciales del año siguiente.

Desde entonces no habla en público, se mueve en una silla de ruedas empujada por su hermano Said y sus apariciones públicas son inusuales, reducidas a las imágenes grabadas por la cadena estatal con motivo del consejo de ministro o de visitas de altos dignatarios extranjeros.

Hace un lustro que no viaja al extranjero y en los dos últimos años ha cancelado en el último momento por "recaídas de salud" reuniones ya confirmadas con altos responsables como la canciller alemana, Angela Merkel, o el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamad bin Salmán.

Noticias

anterior siguiente