Enlaces accesibilidad

Teatro

El invierno ruso llega a Madrid: Anastasia, un musical mágico 'made in Broadway'

  • Se estrena este miércoles en el Teatro Coliseum de Madrid

Por
Anastasia llega desde Broadway a Madrid con la magia de una leyenda

La nieve cubre el escenario. Una nieve virtual, pero hipnótica, señal de que todo está listo para empezar. Se hace el silencio, se abre el telón y aparecen ellos: la familia Romanov. Pero la dinastía que rigió Rusia durante dos siglos está a punto de sufrir un giro de 180 grados. Es la historia de Anastasia, traída directamente desde Broadway por Stage Entertainment -productora de El Rey León-, que llega este miércoles al Teatro Coliseum de Madrid.

Una historia basada en la famosa película de la 20th Century Fox, dirigida por Don Bluth y estrenada en cines en 1997 -inspirada a su vez en la novela de Vladimir Megre-, que cuenta la leyenda de Anastasia, la hija mayor del zar y la única superviviente de esta dinastía a la revolución rusa de 1917.

Pese a ello, el musical bebe poco de la película -el personaje de Rasputín es sustituido y esta Anastasia es más dulce e inocente-, sino que hace de esta historia su propio y mágico universo.

Poderosa voz

La leyenda de Anastasia toma forma humana en la piel de Jana Gómez y se hace oír a través de su potente voz. Una voz que eriza hasta el último vello del cuerpo cuando canta canciones como ‘Al soñar’ o ‘Viaje al pasado’.

Su compañero, Íñigo Etayo, da vida a Dimitry, un superviviente del frío y el hambre en San Petersburgo, al que acompaña siempre el gran estafador y (ex)vividor Vlad (Javier Navares), que traerá la comedia a un dramón digno de Lo que el viento se llevó.

El niño o niña que vio la película en el cine en los 90 y se sienta ahora en la butaca identificará la letra diferente en aquellas canciones que estaban presentes en el filme, y escuchará otras muchas nuevas gracias al libreto escrito por el célebre guionista Terrence McNally -4 premios Tony- y los temas originales del compositor Stephen Flaherty y la letrista Lynn Ahrens.

Una orquesta de doce miembros interpretan en directo canciones con ecos de la música coral y popular rusa, ballet clásico y jazz traducido al estilo contemporáneo con 25 instrumentos diferentes.

Hipnótica escenografía

Todo ello hace de Anastasia un digno y colorido musical, dirigido en España por Carina Brouwer, que trae la magnificencia de Broadway hasta Madrid con una impecable escenografía y efectos 3D capaz de encantar al mismísimo mago teatral George Méliès, así como una red de escenas tejida con mimo y detalle. Y si la escena está llena de color también en parte al majestuoso vestuario, del que está a cargo Linda Cho.

Uno de los momentos álgidos del musical es todo un regalo para la vista, cuando entra en escena el ballet de El lago de los cisnes, un ‘metamusical’ o teatro dentro del propio teatro.

Pero las escenas cuentan a su vez un mensaje político claro: aunque con la dinastía Romanov se pasaba hambre y se vivía explotado, la revolución rusa es una estafa y los dirigentes comunistas son dignos de temer.

Sin embargo, resulta difícil llegar a odiar o, al menos, desarrollar antipatía por el antagonista del musical, Gleb, el comisario encargado de reprimir cualquier acto contrarrevolucionario. Maravillosa voz la de su intérprete, Carlos Salgado, aunque se echa en falta cierta maldad en la composición de su personaje.

Destaca la actuación de Silvia Luchetti (Lily), que protagoniza junto con Vlad el sainete más cómico de toda la obra, y la de Angels Jiménez, la emperatriz viuda y abuela de Anastasia. Los extras y su interpretación y voz aportan el colofón a un musical realmente bonito de ver.

Anastasia estará en cartel desde el 3 de septiembre en el Teatro Coliseum y sólo se podrá ver en Madrid, según la productora.

Noticias

anterior siguiente