Enlaces accesibilidad

Santamaría rompe el diálogo con Casado aunque este incorpora a seis afines suyos a la dirección del PP

  • El presidente del PP da seis secretarías de área a Alberto Nadal, Marimar Blanco y otros afines a la exvicepresidenta
  • Sáenz de Santamaría quería una integración en la dirección proporcional al 43% de votos que obtuvo

Por
Casado niega a Santamaría un reparto proporcional de puestos en el PP

El equipo de Soraya Sáenz de Santamaría ha roto esta noche las negociaciones con el presidente del PP, Pablo Casado, por considerar que no les han ofrecido una representación "digna" en la dirección, a la que no obstante se incorporarán seis personas del entorno de la exvicepresidenta, negociadas individualmente con los interesados. Una salida que cierra abruptamente las negociaciones por la pretendida integración del PP horas antes de que se reúna en Barcelona el primer Comité Ejecutivo Nacional que presidirá Casado como nuevo líder del partido.

Después de varias horas de negociaciones en persona y por teléfono, el equipo de Sáenz de Santamaría ha decidido romper el diálogo porque lo que se les ofrecía por parte de Casado no se acercaba "para nada" a la representación proporcional y "digna" que ellos pedían.

Fuentes del equipo de Sáenz de Santamaría han explicado que por parte de Casado les han ofrecido incorporar a dos secretarías de área a los exministros Fátima Báñez e Íñigo de la Serna, ambos valedores de la candidata a suceder a Mariano Rajoy al frente del PP desde el primer día de la campaña.

Dos puestos medios en la ejecutiva que, además, no suponían poder acceder al comité de dirección, el núcleo duro del partido que suele reunirse los lunes. "No cumple para nada con lo que habíamos hablado", se han quejado desde el entorno de Santamaría, que creen que "no es serio" que la integración se reduzca "únicamente" a incorporar a estos dos exministros.

Sobre esto último, fuentes del entorno de Casado han recordado que las personas del comité de dirección -que componen presidente secretario general vicesecretarios y portavoces- tienen que ser de la máxima confianza del nuevo líder, personas valiosas "sin etiquetas" porque en el PP "no hay bandos".

Frente a la pretensión del equipo de Sáenz de Santamaría de tratar en bloque los nombres propuestos para la integración, el equipo de Casado habría ofrecido en su lugar y de manera individual nueve cargos a personas que apoyaron a la candidata, de las cuales seis de ellas han aceptado: Alberto Nadal, que ocupará la secretaría de Economía y Empleo, y Sergio Ramos, Yolanda Bel, Marimar Blanco, Iñaki Oyarzábal y Sofía Acedo.

Los tres que han rechazado esta proposición son Íñigo de la Serna, Fátima Bañez y Jose Luis Ayllón, siendo estos dos últimos los representantes de Santamaría en estas negociaciones ante el equipo de Casado, en el que estaban los diputados Javier Maroto y Teodoro García Egea.

Aún así, la estructura sigue sin estar cerrada por completo y que puede haber cambios de última hora antes de que se reúna el comité ejecutivo nacional en Barcelona, en el primer encuentro que presidirá Casado y en el que dará a conocer las personas que le acompañarán en esta nueva etapa.

Reunión en la víspera del primer Comité Ejecutivo Nacional

Los equipos de Casado y Sáenz de Santamaría llevaban todo el día negociando, después de que ambos se vieran personalmente en el Congreso a primera hora de la mañana, en la víspera del primer Comité Ejecutivo Nacional del partido de esta nueva etapa, que se celebra el jueves en Barcelona y ante el que Casado anunciará los nombres de su cúpula y de quienes ocuparán los principales cargos del organigrama del partido. Una cita a la que el nuevo presidente del PP llegará sin haber logrado coser las divisiones en el seno del partido, como esperaba.

Soraya Sáenz de Santamaría llegó a la reunión subrayando su total disposición a escuchar al líder y pedir unidad, y asegurando que no quería ningún puesto, pero tras el encuentro con Casado ha subrayado que su equipo debía estar representado de forma "digna" atendiendo al 43% de votos obtenidos en el congreso, lo que su equpo matizaba después señalando que eso no significaba reclamar una presencia equivalente a ese porcentaje.

La que fue candidata en las primarias, además, no aceptó el puesto que le ha ofrecido Casado -como vocal de libre designación- en el Comité Ejecutivo Nacional porque antes quería garantizar esa integración de los suyos en distintas responsabilidades en el partido.

Sobre si la exvicepresidenta del Gobierno podría ser candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Santamaría -que no lo había descartado por completo a la entrada de la reunión- dijo a la salida: "No me lo ha ofrecido. No necesito ningún puesto".

Casado: "No es una negociación de equipos"

Aunque en todo momento ha prometido buscar la "integración real" en el partido, Casado advertía de que "ésta no es una negociación de equipos", porque el congreso del partido ya decidió "quién tiene que liderar la construcción de esos equipos", y que no se puede comparar estas conversaciones entre "compañeros" con la negociación de un gobierno o una investidura.

"No se puede pasar de la lista más votada a la proporcionalidad en apenas dos días", argumentaba Casado sobre las demandas de Sáenz de Santamaría, que en campaña recordaba que había sido la ganadora en la votación de los afiliados y que ahora pedía adecuar su representación al voto obtenido en la segunda ronda, la de los compromisarios.

La integración que ha prometido Casado busca seguir tres principios: respetar los congresos provinciales y regionales del partido; respetar  las candidaturas ya nombradas o previsibles, y llevar la integración no solo al Comité Ejecutivo, sino a otros órganos como el comité de alcaldes, los autonómicos, el electoral y el de derechos y garantías.

Comida homenaje a Cospedal

No se ha olvidado Casado en esta jornada de contar con quien ha sido una importante baza para su victoria, María Dolores de Cospedal.
Tras su encuentro con Sáenz de Santamaría, Casado se reunió con la exsecretaria general del PP y después fue a la comida homenaje a la hasta ahora número dos del partido en la que han participado cerca de doscientas personas, entre diputados, senadores y trabajadores del partido.

En esa comida estaban todos los apoyos de Casado y de Cospedal, pero también algunos parlamentarios que han apoyado a Sáenz de Santamaría. Y no han faltado tampoco los presidentes del Congreso y del Senado y los portavoces 'populares' de ambas cámaras.

Sin embargo, a esta comida "sorpresa" en un restaurante cercano al Congreso no han asistido ni Sáenz de Santamaría ni su equipo más próximo, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la reunión, si bien la exvicepresidenta y la exsecretaria general fueron vistas hablando en los pasillos de la Cámara Baja.

"Absoluta lealtad" a Felipe VI

Por la tarde, el recién elegido presidente del PP se ha reunido con el rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela para ofrecerle su "absoluta lealtad y compromiso" y destacar la "impecable" labor que está desempeñando al frente de la Jefatura del Estado, tal como escribió en un mensaje en Twitter tras la reunión de en torno a hora y media que tuvo con el monarca.

Casado "toma posesión" de su escaño de líder del PP

Casado se sienta en el escaño del Congreso ocupado por el líder del Partido Popular

Casado se sienta en el escaño del Congreso ocupado por el líder del Partido Popular EFE EFE

El presidente del PP ha tomado "posesión" de su escaño del líder de la oposición en el Congreso, el primer asiento de la bancada popular justo detrás del banco azul reservado al Gobierno. El primer pleno que celebra el Congreso después de que Casado accediera a la Presidencia del PP ha servido para escenificar ese cambio en el liderazgo del partido.

Tal y como estaba previsto, Casado se ha sentado en el lugar que hasta ahora ocupaba el portavoz del grupo, Rafael Hernando, que se ha desplazado un puesto a su derecha.

Casado ha entrado en el hemiciclo acompañado de Soraya Sáenz de Santamaría, que se ha sentado en el escaño que ya tenía asignado, justo a su espalda.

Buena parte de los principales apoyos de Casado tienen escaño, comenzando por Javier Maroto, Teodoro García Egea, Antonio González Terol, o los exministros Dolors Montserrat, Juan Ignacio Zoido, Rafael Catalá o Isabel García Tejerina.

Noticias

anterior siguiente