Enlaces accesibilidad

Ernesto Artillo cuestiona el imaginario femenino en 'LA'

  • El artista cambia la imagen de la obra de Javier Ballesteros y 'Mujer en Obras'
  • Se reestrena un año después e incorpora las experiencias del equipo  
  • Artillo exagera vestuario, maquillaje y zapatos para cuestionar lo femenino
  • LA se reestrena en Madrid el 6 de junio en Sala Nave 73

Por
Al artista Ernesto Artillo reinventa la imagen de LA para su reestreno. noticias

Once mujeres pierden de nuevo la consciencia. Ocurrió hace un año y ahora la historia se repite. "¿Qué os ha pasado durante este año?", "¿En qué ha cambiado vuestra vida en este tiempo?" Estas son las preguntas que Ernesto Artillo ha hecho a las protagonistas de ‘LA’ y al director, Javier Ballesteros, para apoyarse en sus experiencias y darle un nuevo aire a la obra que se reestrena tras un año fuera de la cartelera.

El maquillaje excesivo se inspira en tutoriales de Instagram.

“El año pasado las actrices salían a escena sin maquillaje, algo que al principio generó un conflicto. Yo quería contar con sus sentimientos y emociones al salir al escena pero sin que estuvieran preocupadas de si tenían ojeras o si estaban o no guapas. Quería poner en valor su trabajo como actrices sin que se sintieran modelos".

Ahora es al contrario, llevan un maquillaje muy exagerado y pictórico, lo que hago es intervenir sus caras y lo he hecho inspirándome es los tutoriales de Instagram con brochazos muy marcados, con mucho contouring, colores muy fuertes…”, cuenta Artillo que de nuevo firma la dirección de arte, escenografía y vestuario de esta obra.

El cambio es radical y sirve para demostrar que la obra está muy viva, que evoluciona. Un cambio que sirve para explorar la identidad de cada una de ellas. “Me gusta investigar a través de elementos del imaginario femenino que me atraen o me repelen, como el maquillaje, el vestuario de estilo alfombra roja y esos zapatos imposibles”.

Los vestidos parecen alta costura pero tienen una intencionada confección precaria.

Las actrices llevan vestidos que parecen de alta costura pero que están hechos con un humilde retor “y están ejecutados de una manera precaria”, cuenta Artillo. Los zapatos llevan plataformas y tacones sobredimensionados, “potenciados drásticamente con tacos de madera e incluso con un sencillo mortero. “Los zapatos suelen ser un arma de estética pero también resultan incómodos y a veces se sacrifica la comodidad por la belleza”.

Otro complemento que llama la atención son los guantes de fregar que llevan incorporadas unas uñas en una intencionada contradicción. Un vestuario que el artista califica de “imposible” pero que tiene un claro objetivo en la obra. “No se trata de criticar pero sí de cuestionar el imaginario de lo femenino“. 

Por ello los vestidos se transforman. Se van desmontando y muestran otros que hay debajo pero además se ‘manchan’ con el maquillaje para evolucionar y apoyar así el discurso narrativo. La acción de Artillo logra una metáfora de los cambios de la personalidad y de las emociones que surgen tras vivir algunas experiencias. Una metáfora, además, de esa valiente decisión de quitarse la máscara ante la sociedad y de ser honesta. "Son mujeres con alma, mujeres que se expresan con diferentes artes vivas, como la danza, el canto o la performance". 

Los complementos se exageran para plantear contradiciones.

Honesto es él con sus ideas y su compromiso social. Esta acción es la consecuencia lógica tras el proyecto ‘La mujer que llevo fuera’ que le ha situado en lo más alto de la escena artística. Sus trajes ‘intervenidos’ causaron furor en la gala de los premios Feroz y desde entonces muchos rostros conocidos de la cultura los han llevado en eventos importantes, dando así visibilidad a su batalla personal, a su lucha contra el machismo.

No me esperaba la repercusión que ha tenido pero estoy muy agradecido”, dice. Los trajes se han subastado y el dinero se destina a distintas asociaciones de mujeres. Artillo cierra así este proyecto aunque su obra seguirá su camino. “Ahora esos trajes vivirán en los armarios y sobre los cuerpos de las personas que los han comprado, tendrán más sentido”.

Su nombre queda ligado al movimiento feminista pero Ernesto Artillo lo lleva con naturalidad. Siempre lo ha sentido en su interior, lo lleva en su adn. “Siempre he sido así, incluso en la universidad, y todos mis trabajo y las campañas tienen un lado reivindicativo. Ahora necesito seguir investigando en la mujer y también en esa mujer que hay en mí”, dice para terminar.

Cartel de LA con las actrices que forman el reparto.

‘LA’ pone en situación a once mujeres que sufren una misteriosa pérdida de consciencia y el texto se convierte en juego de espejos en los que el teatro se refleja ante la vida y la actriz frente a la mujer. Una obra en la que la duda marca y define los personajes. “Son mujeres que se cuestionan por el mero placer de hacerlo. No me interesan las respuestas. Lo que ocupa, mueve y conmueve la creación es la pregunta como tal y la búsqueda subterránea que esta supone”, dice su director.

Kira Anzizu, Laura Barceló, Pilar Bergés, Eva Chocrón, Virginia de la Cruz, Matilde Gimeno, Inés Higueras, María Jáimez, Violeta Orgaz, Bárbara Santa-Cruz y June Velayos protagonizan esta obra de Ballesteros y la compañía 'Mujer en obras' que se estrena el 6 de junio en la Sala Nave 73 de Madrid y podrá verse los días 6, 7, 13, 14, 20 y 21 del mismo mes. 

Noticias

anterior siguiente