Enlaces accesibilidad

El CGPJ ampara a la juez de violencia de género denunciada por "maltrato judicial" por una víctima

  • Considera que las actuaciones de la mujer "rebasan el límite de lo admisible"
  • La víctima negó en sus alegaciones los hechos de los que le acusa la juez
  • La queja que presentó la víctima contra la juez ante el CGPJ está en trámite aún
  • Asociaciones como Themis y Fundación Mujeres la presentaron junto a ella

Por
 La titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Arganda fue denunciada ante el CGPJ por una víctima por "maltrato judicial"
La titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Arganda fue denunciada ante el CGPJ por una víctima por "maltrato judicial" THINKSTOCK

El Consejo General del Poder Judicial ha otorgado el amparo solicitado por la titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Arganda del Rey, en Madrid, después de que una víctima de violencia machista la denunciara ante el propio CGPJ por supuesto "maltrato judicial" el pasado mes de febrero con el respaldo de asociaciones de mujeres como Themis, Fundación Mujeres o Federación de Mujeres Progresistas, entre otras. Una queja que se sigue tramitando y aún no se ha resuelto, según confirman fuentes jurídicas a RTVE.es.

Mientras, la comisión permanente del órgano de gobierno del Poder Judicial ha acordado amparar este jueves a la magistrada al considerar que los "comportamientos" de esta mujer hacia la jueza María Jesús López Chacón "rebasan el límite de lo que puede considerarse admisible y tolerable" y son "objetivamente susceptibles de perturbar y minar la independencia de cualquier magistrado", recoge en una nota de prensa.

En este sentido, el CGPJ insta a esta víctima de violencia de género, Isabel López, "al cese o la abstención en el futuro de cualquier acto que perturbe el ejercicio independiente de la función jurisdiccional de la magistrada".

Según la nota difundida, esta mujer, "disconforme con algunas resoluciones judiciales", lleva "años" personándose en las dependencias del juzgado para advertir a otras víctimas de violencia de género del "maltrato judicial que allí se dispensaba", colocando carteles o publicando en un blog textos en los que se achaca a los jueces de "cómplices necesarios de los terroristas maltratadores" o que decía "que lo más probable era que un día se la hallase muerta al estar su caso en manos de esta magistrada, a la que citaba con nombre y apellidos".

Acusan a la víctima de "socavar el prestigio" de los órganos judiciales

El CGPJ detalla también que "en una ocasión" abordó a la juez en la entrada del colegio en el que estudian los hijos de ambas "para recriminarla por haber suspendido una vista" y que después en el juzgado, al que acudió para quejarse, "hizo un comentario a la magistrada acerca de lo contenta que la veía todas las mañanas cuando dejaba a su hija en la escuela".

El órgano de gobierno de los jueces considera que estas situaciones afectan a la juez en "tres ámbitos o facetas de su vida: el personal, el profesional y el de proyección pública de su labor como magistrada".

La comisión permanente del CGPJ señala que las actuaciones desarrolladas en dependencias judiciales como las publicaciones en el blog "son modos de proceder que contribuyen a generar, en la opinión pública y ciudadana, una sensación de desasosiego en su conjunto y que solo contribuyen a socavar el prestigio y reconocimiento de los órganos judiciales".

"Es razonable llegar a la conclusión de que ante semejante ataque, público y constante, a su labor profesional, cualquier miembro del Poder Judicial puede verse afectado e inquietado en su independencia", añade la comisión, que se refiere al episodio en el colegio y en el juzgado como "acontecimientos extraños a la relación procesal cuyo único objetivo es interferir en procesos decisionales y que no pueden ser admitidos desde ningún punto de vista y deben ser considerados como una intolerable intromisión en su vida personal".

La víctima negó las acusaciones de la juez en sus alegaciones

La víctima de violencia de género que presentó públicamente una queja contra la magistrada de Arganda del Rey por presunto "maltrato judicial" negó en el escrito de alegaciones las acusaciones de acoso que vierte la juez contra ella en su solicitud de amparo.

Isabel López aseguró en el escrito de la juez se "vierten múltiples manifestaciones sorprendentemente contrarias a la realidad de los hechos, e informaciones incompletas sacadas de contexto de diversos procedimientos judiciales" en los que ella ha sido parte, "así como informaciones parciales e incompletas sacadas" de su blog.

En este documento, López afirmó que "jamás" ha referido que fuera al juzgado "a informar a las víctimas sobre nada y mucho menos a decirles que en dicho juzgado no se las trataba bien" y sostuvo que no ha "perturbado en ningún momento la labor judicial".

En el escrito también explicó que nunca llegó a colocar ningún cartel porque no obtuvieron permiso para hacerlo en las zonas habilitadas. Estos carterles eran sobre la advertencia de Amnistía Internacional de no aceptar la llamada denuncia cruzada que muchos maltratadores usan contra víctimas de violencia machista. Esta víctima asegura que tiene varios testigos de todo ello.

Negó que haya insultos, calumnias o injurias hacia la jueza en su blog

Sobre su blog, esta mujer víctima de maltrato explicó que se trata de una publicación "contra la violencia de género en el que la magistrada no es la protagonista". Negó que en él se haya vertido "ningún insulto, calumnia o injuria" hacia la jueza y que "lo único" que hace en los artículos que hacen referencia a ella "es contar" cómo se siente ante "todas las actuaciones judiciales que afectan a mi vida y a la de mis hijas".

Alegó que hay "miles y miles" de blogs de mujeres y hombres feministas donde se critica "de forma general" tanto a jueces como fiscales, como a letrados, como a legisladores y políticos "que no son capaces de proteger a las víctimas y a sus hijos como merecen serlo y aseguró que lo ampara la libertad de expresión.

"Mi blog no tiene la imagen que la magistrada ha intentado hacerles ver tergiversando la realidad, sino que es el vivo retrato de una mujer víctima (...) que se siente en la obligación de advertir a otras víctimas sobre las consecuencias que puede acarrearles el denunciar la violencia de género porque podría ocurrirles lo mismo que a mí, y tienen todo el derecho del mundo a conocer todos los escenarios posibles a los que una denuncia podría llevarlas, antes de tomar la decisión de denunciar", recogió en su escrito de alegaciones.

Sobre lo ocurrido en el centro educativo, López alegó que es "rotundamente falso" lo que dice la magistrada y sostuvo que "si hay encuentros en el colegio estos son forzados por la magistrada que acude allí cuando yo me encuentro llevando a mi hija mayor". Esta víctima asegura que la juez va 20 minutos antes de que tenga que entrar la suya y que por eso se encuentran. Negó también que en esa conversación pudiera quejarse sobre la suspensión de la vista a la que se refirió la jueza, porque esta decisión se tomó un mes después.

La víctima teme por la vida de su hija

Isabel López denunció en abril de 2014 a su expareja -condenada en firme a 2 años, 9 meses y un día de cárcel- pero salió del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Arganda imputada porque él la denunció también -usando la estrategia de la doble denuncia-, con una orden de alejamiento mutua y con la obligación de entregar a su bebé de 18 meses al ser fin de semana a su maltratador. En el juicio, él fue condenado y ella resultó absuelta. Isabel asegura que sigue temiento por la vida de su hija cuando está con su padre.

El caso de Isabel fue puesto como ejemplo de "maltrato judicial" por las asociaciones que la acompañaron en rueda de prensa el pasado 12 de marzo.

Asociaciones de mujeres exigen al CGPJ que reaccione ante el "maltrato judicial" de las víctimas de violencia machista

Noticias

anterior siguiente