Enlaces accesibilidad

Acuerdo en Alemania

Merkel y Schulz cierran un acuerdo para un gobierno de coalición en Alemania

  • La canciller ha cedido más poder a los socialdemócratas para cerrar el pacto
  • El SPD asumirá seis ministerios, incluyendo dos clave: Finanzas y Exteriores
  • Schulz promete un "cambio de rumbo" en Europa, con una mayor implicación
  • El acuerdo aún debe ser ratificado por los distintos partidos para ser definitivo
  • Schulz abandona la presidencia del SPD para la "necesaria renovación" del partido

Por
Merkel cede poder a los socialdemócratas para cerrar un acuerdo de coalición

Después de casi 24 horas de intensas negociaciones, Angela Merkel ha conseguido cerrar un acuerdo para reeditar la gran coalición de gobierno con los socialdemócratas alemanes, pero lo ha hecho a costa de cederles más poder en el gabinete. "Ha merecido la pena", ha asegurado, pese a todas las dificultades, la canciller alemana.

El acuerdo, que llega más de cuatro meses después de elecciones legislativas, incluye un programa base, pero también el reparto de carteras entre los conservadores de la CDU, su partido hermano de Baviera, la CSU, y el SPD. Según los medios alemanes, los socialdemócratas habrían conseguido quedarse con los ministerios de Exteriores, Trabajo, Justicia y el todopoderoso Finanzas, mientras que Interior iría a parar a manos de la CSU.

Merkel ha comparecido ante la prensa junto a su aliado bávaro, Horst Seehofer, y el hasta ahora líder socialdemócrata, Martin Schulz, para presentar el pacto cerrado tras días de una "intensa" negociación.

"Estoy convencida de que el acuerdo es la base del gobierno estable y bueno que necesita nuestro país y que, por cierto, muchos en el mundo esperan de nosotros", ha señalado la canciller, que también ha destacado que el pacto dará "una nueva dinámica" a Alemania.

Los socialdemócratas logran seis ministerios de 14

Los equipos negociadores de socialdemócratas y conservadores han estado liderados en persona por Schulz y Merkel, quien ha admitido que el reparto de carteras no fue "del todo fácil" y que será "duro" no contar en la próxima legislatura con Finanzas, ministerio en el que Wolfgang Schäuble se convirtió en una "institución" durante las dos últimas legislaturas.

Angela Merkel posa con su socio bávaro, Horst Seehofer, y con el líder socialdemócrata, Martin Schulz, tras anunciar el acuerdo para una gran coalición

Angela Merkel posa con su socio bávaro, Horst Seehofer, y con el líder socialdemócrata, Martin Schulz, tras anunciar el acuerdo para una gran coalición. AFP AFP

Como en la pasada legislatura, el SPD se hará cargo de seis de los catorce ministerios, pero cambiará Economía por Finanzas, considerado de mayor peso y que hasta ahora se habían reservado los cristianodemócratas. Según la agencia de noticias DPA, el actual alcalde de Hamburgo, Olaf Scholz, será su titular.

El SPD también se hará cargo de Trabajo, Justicia, Familia, Inmigración y Exteriores, que asumirá el propio Schulz. En este sentido, el líder socialdemócrata ha afirmado que el acuerdo representa un "cambio de rumbo" en la política europea por parte de Alemania.

El pacto alcanzado es el "fundamento" para una nueva política en materia europea, ha apuntado en la rueda de prensa conjunta, explicando que se expresará en un "apoyo tácito" a la "línea del Gobierno de París", destinada a "reforzar a Europa y sus instituciones".

Más implicación en Europa

De hecho, uno de los puntos esenciales de las 177 páginas que abarca el pacto refuerza el compromiso de Alemania con Europa, así como la disposición a destinar más fondos europeos para la estabilidad económica, la convergencia social y las reformas estructurales en la eurozona.

Schulz ha apuntalado todo el proceso para la negociación de una nueva gran coalición en la necesidad de respaldar la línea del presidente de Francia, Emmanuel Macron, con quien, según ha afirmado, se ha mantenido en contacto permanente.

Acuerdo para formar Gobierno en Alemania

Otro ministerio que cambiará de manos será el de Interior, que los cristianodemócratas ceden a sus socios bávaros, defensores de un endurecimiento de la política de inmigración y muy críticos con la gestión de la crisis de los refugiados que realizó Merkel la pasada legislatura.

De este modo, en el acuerdo se ratifica la intención de que la llegada de nuevos refugiados al país no supere una horquilla de entre 180.000 y 220.000 personas y se fijan límites a la reagrupación familiar.

Los militantes socialdemócratas tienen la última palabra

La CSU se quedaría también con Tráfico y Desarrollo, mientras que el partido de Merkel ocuparía Educación, Sanidad, Economía, Desarrollo Regional y Defensa.

El documento final del acuerdo, de 177 páginas, recoge todo un programa de gobierno para los próximos cuatro años, con inversiones multimillonarias en educación, vivienda y digitalización, garantías de estabilidad para las pensiones, mejoras en la atención a la dependencia y una clara apuesta por una Europa "fuerte, democrática, competitiva y social".

Angela Merkel abandona en un coche la sede de su partido, después de cerrar el acuerdo para un nuevo gobierno

Merkel cede más poder a los socialdemócratas para asegurarse un nuevo gobierno de coalición. AFP PHOTO / dpa / Bernd von Jutrczenka

Además, los militantes socialdemócratas tendrán la última palabra sobre el pacto de gobierno en una consulta vinculante en la que votarán por correo dentro de unas semanas.

Oposición en el SPD

Por este motivo, la formación de un gobierno de coalición no sería inmediata aunque haya acuerdo entre Merkel y Schulz, ya que antes deberá someterse a una consulta vinculante entre los 464.000 afiliados del SPD.

Más de 24.000 de ellos se han afiliado desde principios de año, coincidiendo con una campaña de las juventudes del partido para inclinar la balanza en contra del gobierno de coalición con Merkel.

Tanto las juventudes como otros sectores del ala izquierda del SPD creen que, tras la debacle electoral de septiembre, es necesario que el partido pase a la oposición para renovarse.

A finales de enero, los delegados del SPD aprobaron entablar conversaciones con Merkel, después de que fracasaran las conversaciones de la canciller con los Verdes y el Partido Liberal (FDP) para tratar de formar una alianza.

Schulz abandona la presidencia del SPD

Horas después de alcanzar el acuerdo de gobierno, el líder del Partido Socialdemócrata ha anunciado su retirada de la presidencia de la formación para favorecer su "necesaria renovación interna" y concentrarse en la tarea de ministro de Exteriores en la nueva Gran Coalición.

Para su sucesión en el cargo, Schulz apunta a Andrea Nahles, de quien dice que está "capacitada" para hacerlo.

"El partido necesita un líder que no forme parte del gobierno", ha afirmado tras la reunión de la cúpula del SPD. Schulz también ha reconocido los malos resultados electorales de su partido: "Asumí la presidencia hace menos de un año, llevé adelante una campaña electoral muy dura que acabó con resultados muy malos para el partido".

Noticias

anterior siguiente