Enlaces accesibilidad

La Audiencia autoriza a la Policía para registrar una furgoneta de los Mossos en una incineradora

  • La Policía Nacional analizará la documentación en sus dependencias
  • Tras la orden judicial, los Mossos acceden a que se lleven los papeles

Por
La Policía intercepta una furgoneta de los Mossos con documentación, camino de una incineradora

La Audiencia Nacional ha autorizado el registro de la furgoneta de los Mossos d'Esquadra que ha sido interceptada esta mañana cuando trataba de acceder a una incineradora en la localidad barcelonesa de Sant Adrià del Besòs, han informado fuentes policiales.

Estas fuentes han explicado que la Policía Nacional se ha personado en la incineradora Tersa al objeto de impedir la posible destrucción de pruebas de documentación relacionada con el referéndum del 1 de octubre suspendido por el Tribunal Constitucional.

Tras la negativa de los Mossos, la Audiencia Nacional ha autorizado que la Policía Nacional abra la furgoneta y compruebe qué mercancía lleva y, en el caso de que sea documentación, que la misma sea analizada en dependencias de este cuerpo policial.

La furgoneta ha sido interceptada en las inmediaciones de la empresa Tersa a primera hora de la mañana. Una veintena de agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) ha formado un cordón policial para impedir el acceso tanto a la incineradora como a la furgoneta.

Los Mossos dicen que es un trámite "ordinario"

Los Mossos han acudido a la incineradora con el objetivo de quemar unos documentos con "información sensible" en un trámite que la policía catalana califica de habitual y ordinario, aunque se han encontrado con una veintena de agentes de la Policía Nacional que han impedido que los destruyan.

Fuentes de los Mossos han detallado que los informes no están vinculados al referéndum del 1-O y que es una práctica habitual que se acuda a incineradoras a quemarlos o que se utilicen trituradoras para destruirlos, ya que la actividad policial genera documentos de contenido sensible que, cuando ya no son necesarios, se deben destruir para atender a la protección de datos.

Estas fuentes han explicado que los mossos han accedido, sin mostrar resistencia, a que la Policía Nacional se incaute de la documentación que trataban de quemar. Tras un primer momento de confusión, los agentes autonómicos han quedado a la espera de que llegara la orden judicial, sin mostrarse violentos ni agresivos.

Noticias

anterior siguiente