Enlaces accesibilidad

Referéndum en Cataluña

Rajoy rechaza la petición de Iglesias de sentarse con Puigdemont para elegir un mediador

  • El presidente responde que no puede hablar con quien chantajea al Estado
  • La mesa de Podemos y los soberanistas le demandaba buscar una mediación
  • Rivera pide al Gobierno que salga del "inmovilismo": es "irresponsable" no actuar
  • Sigue en vivo y en directo la actualidad en Cataluña tras el 1-O

Por
Pablo Iglesias, junto al portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, tras la reunión de la mesa de partidos en el Congreso
Pablo Iglesias, junto al portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, tras la reunión de la mesa de partidos en el Congreso. EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha rechazado la propuesta del líder de Podemos, Pablo Iglesias, y de la mesa de partidos que se ha reunido en el Congreso este miércoles de buscar una mediación para dialogar con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, porque considera que no puede hablar con quien ha planteado un "chantaje tan brutal al Estado".

Así ha respondido Rajoy a la propuesta que le ha hecho Iglesias en un "intercambio de mensajes" que han mantenido esta tarde, según han asegurado fuentes de Moncloa.

Iglesias había pedido esta tarde a Rajoy y a Puigdemont que se sienten para consensuar un equipo de mediadores de la confianza de ambos para abrir un diálogo que desbloquee la situación en Cataluña

Aunque el líder de Podemos dijo que el presidente del Gobierno no le había contestado con una negativa, desde Moncloa se subraya que este le ha explicado que lo que tiene que hacer Puigdemont es renunciar a la declaración unilateral de independencia, que "no es negociable". Y Rajoy también le ha dicho a Iglesias que "no se puede tratar con quienes plantean un chantaje tan brutal al Estado".

De este modo, el presidente del Gobierno hace oídos sordos a la demanda de la mesa de partidos que, a iniciativa de Unidos Podemos, reunió en el Congreso a representantes ERC, PDeCAT, PNV y Compromís, y acordó pedir al presidente del Gobierno y al de la Generalitat que se sienten a negociar ya entre ambos para buscar un mediador o un equipo de mediadores para desbloquear el diálogo sobre Cataluña.

PDeCAT y ERC aceptaban la propuesta

La propuesta de esta mesa de partidos es que Rajoy y Puigdemont eligieran un equipo de mediadores que sea de su "confianza". "Nosotros no vamos a poner ningún nombre encima de la mesa pero estamos dispuestos a ayudar", señaló Iglesias. El PDeCAT, que avalaba esta propuesta, no vería mal que fuera algún representante de la Iglesia quien asumiera ese papel, en el día en que se ha sabido que el Govern sondea la mediación del arzobispo de Barcelona o del abad de Montserrat.

También el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, aceptaba la propuesta porque dicen estar "a favor del diálogo", y ha lamentado que Rajoy rechace una iniciativa que "tiene interés"

Tras los incidentes ocurridos en el referéndum del 1 de octubre, Podemos descartó a Rajoy y a su Gobierno como interlocutores válidos en el conflicto catalán, al considerar que su estrategia de "represión y violencia" les había "inhabilitado" para llegar a cualquier tipo de acuerdo. De hecho, el partido morado ha defendido en numerosas ocasiones que la solución pasa por "echar a Rajoy de la Moncloa" con una nueva moción de censura.

Rivera: "Lo irresponsable empieza a ser no actuar"

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera. EFE

Por su parte, el presidente de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, ha considerado que "el Gobierno tiene que salir del inmovilismo porque lo irresponsable empieza a ser no actuar", según ha manifestado durante su visita a las instalaciones donde se celebra la VI edición de South Summit, en Madrid.

El líder de la formación naranja ya había expresado ante el presidente del Gobierno la necesidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución como reacción ante una eventual declaración unilateral de independencia de Cataluña.

En una nota de prensa, Ciudadanos ha informado de que su líder ha pedido tanto a PP como a PSOE que "dejen a un lado la política de trinchera de estos 30 años" porque no es momento de pensar "con la calculadora electoral" ya que se está "atacando nuestra convivencia".

Noticias

anterior siguiente