Enlaces accesibilidad

Festival de San Sebastián 2017

'Handia', los creadores de 'Loreak' se agigantan en San Sebastián

  • Presentan en San Sebastián una recreación de la vida el gigante de Altzo
  • Un hombre de 2,26 m. reconocido como la persona más alta del siglo XIX
  • Participada por RTVE, es una reflexión íntima sobre la pérdida de identidad

Por
Los creadores de 'Loreak' presentan en San Sebastián 'Handia', una película de época sobre el gigante de Altzo

Tras el sorprendente éxito de Loreak, multinominada a los Goya y elegida para representar a España a los Oscar, sus creadores han aprovechado la corriente y aposado fuerte. Handia, presentada en la sección oficial de San Sebastián, es una película de época sobre el gigante de Altzo: un hombre de 2,26 m que llegó a ser reconocido como la persona más alta del mundo a finales del siglo XIX.

Película de época, con guerra Carlista incluida, viajes por España y Europa, y muy convincentes efectos artesanos y digitales para trucar al actor Eneko Sagardoy como un gigante, Handia participa sin embargo del intimismo habitual de sus creadores para lograr una sólida aspirante al palmarés.

El gigante de Altzo es una historia medio conocida en Guipúzcoa, aunque perdida en la nebulosa frontera de la leyenda y realidad. “Nos planteamos: ¿Cuándo una persona deja de ser una persona para convertirse en mito?”, explica Jon Garaño, uno de los directores.

RTVE.es estrena el tráiler de 'Handia', la historia de un gigante vasco

Handia cuenta la historia de Miguel Joaquín, que sufría acromegalia (desorden hormonal que provoca crecimiento indefinido), pero también la historia de su hermano Martín (Joseba Usabiaga). El primero está aferrado a la tradición y al caserío; el segundo quiere viajar a América y ver mundo. Las dificultades económicas familiares provocan que Miguel Joaquín, el gigante, sea exhibido como una manifestación natural aberrante por media Europa, incluida la reina de España Isabel II.

“El hermano nos ayudaba a salir del biopic y nos ayudaba a contar algo más. En una sociedad de cambio, con el antiguo régimen y el nuevo mundo enfrentados, uno de los hermanas abraza el cambio, mientras que el otro está anclado en la tradición”, explican.

Jon Garaño, Jose Mari Goenaga, Aitor Arregi son lo más parecido a una cuadrilla cinematográfica. Los tres escribieron Loreak, que dirigieron Garaño y Goenaga. Con Handia vuelven a escribir los tres, pero dirigen Arregi y Garaño. Loreak no fue premiada en San Sebastián, pero salió catapultada. Garaño recuerda con cariño, pero también con angustia las semanas de promoción en Los Ángeles de cara a los Oscar.

Algo de esa lógica del espectáculo, de vender tu producto al público, se filtra en Handia. El gigante emprende desorientado una gira europea. El público, reflexiona uno de los personajes, es paradójico: quiere saber y al mismo tiempo quiere ser sorprendido. “Es cierto, ya no teníamos el efecto sorpresa de Loreak. Había expectativas y reflexionamos sobre eso en la propia película”, admite Arregi.

Tras la preciosa recreación y fotografía con aire de fábula, Handia plantea una cuestión nuclear tantas veces tratada en el cine vasco: ¿Renunciar a la tradición y adaptarse es realmente beneficioso? “Adaptarse siempre se percibe como algo positivo, pero merece pararse a plantearse si estás renunciando a lo que has sido. A tu identidad”, concluyen.

Noticias

anterior siguiente