Enlaces accesibilidad

Prisión con fianza de 50.000 euros para el oficial del mercante ruso que embistió al pesquero

Por
Salvamento Marítimo ha recuperado el cuerpo del segundo pescador desaparecido tras la colisión de un pesquero con un mercante ruso cerca del Puerto de Barcelona

Un juez de Barcelona ha acordado este viernes prisión provisional eludible con una fianza de 50.000 euros para el oficial que conducía el mercante ruso que embistió el pasado lunes a un pesquero en Barcelona, acusado de dos delitos de imprudencia grave por la muerte de dos de los ocupantes de la embarcación.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el titular del juzgado de instrucción número 19 de Barcelona, que ha interrogado como investigados al capitán del mercante ruso MID Volga 2 y a su primer oficial, ha fijado un plazo de cinco días para hacer efectivo el pago de la fianza y, mientras tanto, ha ordenado la retirada del pasaporte y le ha prohibido salir de España. El capitán, que también ha comparecido ante el juez, ha quedado en libertad provisional.

Recuperados los cuerpos de los pescadores ahogados

El juez atribuye por el momento a los dos investigados dos delitos de imprudencia grave con resultado de muerte, después de que en las últimas horas los equipos de rescate han podido recuperar los cadáveres de los dos pescadores de El Fairell que se ahogaron al hundirse la embarcación, un marroquí de 34 años y un senegalés de 37 años. Los cuerpos estaban en un área de 100 metros alrededor del pesquero. 

El pesquero El Fairell, que permanece hundido a 160 metros de profundidad a una distancia de una milla y media de la salida del Puerto de Barcelona, quedó "destrozado" por el "golpe terrible" que recibió del mercante ruso que lo embistió, según ha informado el capitán del buque de Salvamento Marítimo Clara Campoamor, Juan Ortiz.

Ortiz ha apuntado que los dos pescadores se habrían ahogado por haberse dado un golpe en el momento del impacto entre el pesquero y el mercante, o por haberse "enganchado" accidentalmente a algún elemento de la embarcación mientras se hundía. El capitán también ha explicado que "la succión del propio barco" podría haber impedido que los tripulantes fueran rescatados, además de las complicaciones añadidas por vestir la "ropa de agua" que llevaban los pescadores para faenar.

El Puerto de Barcelona ha desactivado su Plan de Autoprotección una vez hallados los cuerpos de los dos tripulantes desaparecidos del Fairell, mientras la Policía Judicial de la Guardia Civil continúa la investigación y la instrucción de diligencias.

Noticias

anterior siguiente