Enlaces accesibilidad

'Gravity Rush 2': el control de la gravedad llega en forma de 'anime' a PlayStation 4

  • La secuela del juego de PS Vita salta a PS4 en un universo expandido
  • Con nuevos poderes, la reina de la gravedad hace nuevos amigos y enemigos
  • Fiel al género, el anime se hace jugable en un sandbox con retos online

Por
Kat, una inocente y empática heroína, es la protagonista de 'Gravity Rush 2'.
Kat, una inocente y empática heroína, es la protagonista de 'Gravity Rush 2'. SONY

Moverse por el espacio con total control de los ejes tridimensionales. Esta es la extraña pero divertida premisa de Gravity Rush 2, secuela del juego original de PlayStation Vita (2012) que da el salto a PlayStation 4 con un universo ampliado, nuevos personajes, más poderes y mucha, mucha acción.

Desarrollado por Japan Studio, el brazo de producción nipón de Sony Interactive Entertainment, Gravity Rush 2 se desarrolla en un mundo abierto, o sandbox, con una estética anime muy bien elaborada que, pese a su innovación en la forma de juego, se queda en el camino de convertirse en una auténtica referencia en el segmento.

Dirigido por Keiichirō Toyama, responsable de la primera edición de Silent Hill (1999), y con banda sonora del conocido músico de anime Kouhei Tanaka, el juego es el híbrido perfecto entre el anime y el manga.

La historia evoluciona a base de viñetas acompañadas de palabras sueltas en japonés y onomatopeyas que sustituyen a los clásicos vídeos de diálogo. Algo que, aunque a priori parece que va a ralentizar el juego, dibuja de manera magistral el carácter de cada personaje si el jugador logra acostumbrarse,.

Del mismo modo, Gravity Rush 2 recuerda por momentos a míticas series del género como Sailor Moon (Naoko Takeuchi, 1992 - 1997), con dos heroínas aniñadas, de extremidades terriblemente finas y melenas larguísimas dispuestas a salvar el mundo.

Una secuela en toda regla

El universo de Jirga Para Lhao amplía los límites del juego y se mantiene fiel a la estética 'anime' de 'Gravity Rush2'.

El universo de Jirga Para Lhao amplía los límites del juego y se mantiene fiel a la estética 'anime' de 'Gravity Rush2'. SONY

Tras ser atrapados por una tormenta de gravedad, Kat y sus amigos Syd y Raven se separan. Los dos primeros terminan en el asentamiento minero flotante de Banga, donde comienza la aventura y desde donde emprenderán la búsqueda de su inseparable compañera de aventuras, Raven.

Esta suerte de heike, equivalente japonés de la epopeya griega, les llevará a la ciudad de Jirga Para Laho, un conjunto de cuatro distritos flotantes dominados por un tiránico consejo que divide a la ciudad en clases sociales muy marcadas, con los más ricos arriba y los pobres más abajo. Ante tal injusticia Kat y sus nuevos amigos emprenden una lucha social que hace de Gravity Rush 2 una secuela en toda regla.

Aunque el juego puede entenderse sin haber jugado a la primera parte y sin haber visto la miniserie anime que conecta ambas historias, las continuas referencias al pasado de Kat y Raven en la ciudad de Heksaville provocarán que el jugador neófito se haga continuas preguntas que solo tienen respuesta en el inicio de la historia.

Controla la gravedad como nunca antes

Como en la primera edición para su hermana pequeña, Gravity Rush 2 integra de una manera nunca vista en PS4 los sensores de movimiento del DualShock 4 y es capaz de llevar el manejo de la gravedad a otro nivel aprovechando todos los controles al máximo.

La originalidad de la propuesta de Gravity Rush 2, como en PS Vita, reside en la posibilidad de desarrollar la partida en varios planos de un universo que se ha multiplicado por dos en tamaño. Kat puede moverse por los tres ejes del espacio tridimensional con total libertad gracias al poder que le concede su gato Dusty.

Caídas, saltos, vuelos… El movimiento del juego, sobre todo en los combates, es tan trepidante que en algunos momentos puede perderse la noción del espacio y terminar dándose cuenta de que se está jugando cabeza abajo.

Kat y su compañera Raven en una escena del videojuego 'Gravity Rush 2'.

Kat y su compañera Raven en una escena del videojuego 'Gravity Rush 2'. SONY

Misiones secundarias y retos online

Desde Banga hasta Jirga Para Laho, el juego se organiza a través de misiones que hacen avanzar la historia y un sinfín de desafíos secundarios que sirven para expandir el universo del juego, desarrollar a algunos personajes secundarios y conocer mejor a la protagonista.

Con una personalidad dulce y empática por naturaleza, las decisiones de Kat pueden llevarla a ayudar en las minas de mena (el mineral que alimenta el mundo del juego), a recuperar un tesoro o a ser repartidora de periódicos por un día en una estrategia que aumenta considerablemente las horas de diversión.

Por si todo esto fuera poco, Japan Studio ha decidido incorporar en esta versión retos online que, si bien no explotan del todo las posibilidades de la conexión a internet de la PS4, proponen divertidos retos de búsqueda o clasificatorios contrarreloj en los que el uso de un nuevo artilugio, la cámara de fotos, será muy importante.

Nuevos poderes y habilidades

Kat y su gato Dusty lanzando un ataque gravitacional.

Kat y su gato Dusty lanzando un ataque gravitacional. SONY

Pese a ser un sandbox las misiones de la historia cuentan con distintos momentos que evitan el aburrimiento. Desde combates cuerpo a cuerpo en un ring para decidir el futuro de la tribu Banga, hasta misiones de sigilo que, de alguna manera, no acaban de encajar muy bien con las premisas del juego.

Kat presenta también nuevos poderes y formas de lucha: el "estilo lunar" y el "estilo Júpiter". En ambos casos, la gravedad vuelve a ser la protagonista, haciendo más ligero y rápido al personaje en el primero y más pesado y fuerte en el segundo. También añade la creación de campos gravitacionales, que permite a la heroína levantar y lanzar objetos contra sus enemigos.

Todos los poderes de Kat pueden ampliarse gracias a las vitales gemas de mena y los talismanes que pueden intercambiarse para aumentar el porcentaje y la potencia de cada habilidad.

Algunas oportunidades perdidas

Dentro de este ingente universo de islas flotantes tan sutilmente diseñado, quizás se echan en falta más posibilidades de interactuar con sus habitantes y más opciones de juego online y multijugador.

Aunque Gravity Rush 2 ofrece la posibilidad de hablar con algunos de los protagonistas en conversaciones que siempre resultan enriquecedoras, las reacciones de los ciudadanos anónimos que deambulan por las calles de Banga o Jirga Para Lhao siempre son las mismas.

En definitiva, Gravity Rush 2, que ya ha prometido un DLC completamente protagonizado por Raven para el próximo mes de octubre, es un sandbox divertido, con una forma de juego innovadora, que se mantiene fiel a los códigos del manga y el anime, pero que se queda corto en un entorno -el de Play Station 4- que le permitiría tener mejores gráficos y muchas más opciones de interacción que, sumadas al buen trabajo que hay en la entrega, habrían terminado de enriquecer el proyecto.

Noticias

anterior siguiente