Enlaces accesibilidad

Alemania

El Constitucional alemán rechaza ilegalizar al principal partido neonazi

  • El Tribunal reconoce que su ideario es incompatible con la democracia
  • Considera, no obstante, que no hay indicios de que pueda llevar a cabo su propósito
  • La demanda consideraba al NPD "heredero ideológico" de Hitler

Por
Foto de archivo: partidarios del partido anti-inmigración PEGIDA sostienen una pancarta con el logotipo del partido neonazi NPD en una manifestación en Colonia
Foto de archivo: partidarios del partido anti-inmigración PEGIDA sostienen una pancarta con el logotipo del partido neonazi NPD en una manifestación en Colonia REUTERS/Wolfgang Rattay

El Tribunal Constitucional alemán ha rechazado este martes ilegalizar al Partido Nacional Democrático (NPD), el principal aglutinante de los grupúsculos neonazis del país, informa Efe.

Los jueces del tribunal, con sede en Karlsruhe, han respondido a la solicitud de ilegalización impulsada en 2012 por la cámara de representación territorial (Bundesrat), tras fracasar en 2003 un primer intento de prohibición, por defectos formales.

Según el tribunal, el ideario político del partido "desprecia la dignidad humana y es incompatible con los principios de la democracia", pero no hay indicios de que pueda llevar adelante sus propósitos inconstitucionales.

Su objetivo, añade, es eliminar el orden democrático establecido y sustituirlo por un estado autoritario orientado hacia una comunidad "étnicamente definida", pero la demanda de inconstitucionalidad no tiene los argumentos necesarios como para prohibirlo.

La sentencia era esperada con gran expectación en el país, donde no se había ilegalizado ningún partido desde hace sesenta años, cuando se prohibió el Partido Comunista de Alemania (KPD) en la República Federal.

"Heredero ideológico" de Hitler

La demanda de los estados federados argumentaba que el NPD es un "heredero ideológico" del nacionalsocialismo de Adolf Hitler, es xenófobo, antisemita y acosa y agrede tanto a extranjeros como a políticos, principalmente de ámbito municipal, que defienden la acogida de refugiados.

El NPD, fundado en 1968, ha perdido en diez años un tercio de su militancia y tiene apenas 5.000 miembros. Ha perdido también todos los escaños que tuvo en cámaras regionales, aunque mantiene un eurodiputado.

El partido cobró notoriedad tras la desarticulación de una célula neonazi que había cometido varios asesinatos. El caso estuvo además salpicado por las múltiples negligencias en la investigación policial.

Noticias

anterior siguiente