Anterior Simeone: "Las críticas me entusiasman, porque entiendo que podemos dar más" Siguiente Trump ofrece "apoyo" y "respeto" a la CIA y declara la "guerra" a los periodistas Arriba Ir arriba
Así se hizo 'La ciudad de las estrellas - La La Land'

'La la land' y sus 10 principales referentes del cine musical

  • La película de Damien Chazelle se estrena en España este viernes 13

  • Es favorita para acaparar nominaciones en los Oscar tras arrasar en los Globos

  • Repasamos los principales referentes cinematográficos de este musical moderno

|

Tras arrasar en los Globos de Oro y ser ya clara favorita para los Oscars, pese a que ni siquiera se han anunciado sus nominadas (serán el 24 de enero, en directo en RTVE.es), el musical La la Land- La ciudad de las estrellas se estrena este viernes 13 de enero en las salas españolas.

Tras hacer historia con siete de siete Globos posibles (película comedia o musical, director, mejor actor y mejor actriz, guion, banda sonora y canción original), la película de Damien Chazelle (Wihplash, 2014) es un maravilloso homenaje al cine clásico y los musicales de Hollywood y una carta de amor a Los Ángeles y a los soñadores, como lo son sus dos protagonistas: Sebastian (Ryan Gosling), un pianista de jazz que quiere montar su propio club de jazz tradicional, y Mia (Emma Stone), una aspirante a actriz que se presenta a todos los castings posibles mientras trabaja de camarera en Hollywood.

Hacemos un repaso de los principales musicales y clásicos del cine que han inspirado a Chazelle para su película, con la que comenzó a soñar hace más de diez años, en 2006, y que se ha acabado convirtiendo también en "un sueño hecho realidad".

Los paraguas de Cherburgo (1964)

El cineasta francés Jacques Demy (1931-1990) es la mayor influencia confesa de Damien Chazalle, no solo para La la land, sino como cineasta en general: "Es muy probable que Demy sea mi mayor influencia, no solo en esta película, sino en todo lo que he hecho y he querido hacer hasta la fecha. Ninguna otra película me ha enseñado tanto como Los paraguas de Cherburgo; es mi amor más profundo", asegura el joven y director y guionista de 31 años.

La la land hereda la rica paleta de colores del director francés, que en Los paraguas de Cherburgo cuenta el romance de otros dos jóvenes amantes, Catherine Denueve y Nino Castelnuovo, separados cuando este parte a la Guerra de Argelia. Además, en una de las escenas de La la land en la que Mia hace una referencia a la ventana de la película Casablanca, puede leerse una puerta con el rótulo "Parapluies", paraguas en francés, como el título original de la película, Les parapluies de Cherbourg.

Las señoritas de Rochefort (1967)

El siguiente filme de Jacques Demy, La señoritas de Rochefort, es otro de los grandes referentes. "Traffic", el impresionante número musical que abre La la land en un atasco en una autopista de Los Ángeles, con decenas de coches, 30 bailarines profesionales y más de 100 extras coreografiados por Mandy Moore bailan y cantan la canción "Another Day of Sun", está inspirado en el arranque de la cinta de Demy, en la que varios coches embarcan en una barcaza para cruzar un río.

Rodada en plano secuencia porque Chazelle quería grabar todos los números musicales sin cortes, como se hacía en los musicales clásicos, la escena del atasco de tráfico también encuentra reminiscencias en la primera secuencia de Fellini 8½ (1963), con el sueño surrealista del personaje de Guido Anselmi (Marcello Mastroianni).

Y, por supuesto, en una de los atascos cinematográficos más famosos de la historia, el plano secuencia de casi siete minutos y medio de Wek-End (1967), de Jean-Luc Godard.

 Un fotograma del número musical "Traffic" de 'La la land'.

Sombrero de copa (1935)

Chazelle impuso como obligación a todo su elenco antes de empezar a rodar que visionasen el tercer, y más inspirado musical, que protagonizaron Fred Astaire y Ginger Rogers en 1935. El cineasta empezó a ver las películas de Fred y Ginger cuando estaba en el instituto, a la misma vez que descubría el cine de vanguardia, y para su película siempre quiso tener una pareja icónica en ese estilo del Hollywood dorado, como los citados, o como Humphrey Bogart y Lauren Bacall, Myrna Loy y Dick Powel.

Otra de las grandes cintas de Fred y Ginger que también ha servido para inspirar el vestuario de La ciudad de las estrellas es En alas de la danza (1936), cuyo número "A fine romance", en el que Astaire acompaña a Ginger a su coche bajo la nieve, recuerda el "Duet" de La la land, que pasa de la búsqueda del coche aparcado de Emma Stone a un número en una colina que domina L.A., un plano secuencia de seis minutos.

Para realizar sus espectaculares coreografías, Emma Stone y Ryan Gosling estuvieron tres meses ensayando antes de comenzar a rodar. Ryan, además, tuvo que aprender a tocar el piano -algo con lo que el actor estaba maravillado- y consiguió hacerlo tan bien que no se utilizó en ningún momento al doble de manos que se había contratado para algunas escenas.

Cantando bajo la lluvia (1952)


El musical de Gene Kelly referente por excelencia de cualquier musical es otro de los básicos de Chazelle y de su amigo y colaborador Justin Hurtwitz, responsable de la música de La la land. Además, los guiños a Cantando bajo la lluvia son numerosos a lo largo de la cinta, desde el momento en el que Ryan Gosling se agarra a una farola en el número "A lovely night", hasta el paseo a través de los platós de los estudios o a la discusión entre los personajes de Sebastian y Mia, en la que el primero se defiende diciendo que él es un "músico serio", al igual que la que mantienen Don Lockwood (Gene Kelly) y Kathy Selden (Debbie Reynolds), en la que esta dice que ella es "una actriz seria", de teatro y no de cine. 

El número del "Epílogo" de La ciudad de las estrellas también debe mucho al número de "Broadway Melody" del musical de 1952.

Melodías de Broadway (1953)

La aparición de Cyd Charisse en el número de "Broadway Melody" le dio el papel de pareja de Fred Astaire el año siguiente en la cinta traducida en España como Melodías de Broadway (The band wagon). La secuencia del número "Girl Hunt Ballet" de esta película en un colorido salón rosa en Technicolor es fuente de inspiración directa para la "danza soñada" de La la land, además de ser una historia también relativa a las segundas oportunidades. La película de Vicente Minnelli también es una inspiración directa para el diseño de vestuario de la cinta de Chazelle.


 

Rebelde sin causa (1955)

Sebastian y Mia van al famoso Cine Rialto a ver Rebelde sin causa y después de ver la película se trasladan en su coche hasta el Observatorio del Parque Griffith, donde transcurre una de las escenas más importantes de la película de James Dean, que además es uno de los máximos exponentes del Cinemascope, técnica adaptada por el director de La la land.

En el Planetario del Observatorio Griffith transcurre además uno de los números musicales más bellos de la película de Chazelle, con Ryan Gosling y Emma Stone bailando un vals colgados del aire entre los dioramas. Este número del baile "sin gravedad" del Planetario, para el que el equipo recuperó su antiguo proyector, recuerda al baile final de Vera-Ellen y Fred Astaire en La bella de Nueva York (1952) o al vals de Fred y Ginger en En alas de la danza (1936).

Casablanca (1942)

Otro de los clásicos cinematográficos de todos los tiempos, Casablanca, está muy presente en La ciudad de las estrellas. Mia le enseña a Sebastian en su paseo por los estudios la ventana en la que Humphrey Bogart e Ingrid Bergman se asoman en la película de Michael Curtiz, y además la casa de la aspirante a actriz tiene un gran poster de la estrella sueca en su habitación. Y, (atención, SPOILERS), el final de La la land no puede evitar recordar a la cinta de 1942, no solo porque ambos enamorados no acaben juntos -aunque siempre les quede París, sino por la coincidencia de que el personaje de Stone vaya a ir a aparecer cuatro años después en el club de jazz de Ryan Gosling. También en Un americano en París (1951), Gene Kelly, como hace Ryan Gosling, se imagina bailando en París con su amor imposible, Leslie Caron (final de SPOILERS).
 

Guy and Madeline on a Park Bench (2009)

La primera película de Damien Chazelle, su proyecto de fin de carrera en la Universidad de Harvard realizado con un presupuesto mínimo, fue su primer experimento con el género musical, un romance en blanco y negro de un trompetista de jazz contado con canciones y bailes. "Guy and Madeline fue mi primer intento y solo rascó la superficie de lo que me apetecía hacer con el género", cuenta el director. Ese film, muy celebrado por la crítica, fue el comienzo además de la colaboración profesional de Chazelle y Hurwitz, que luego repetirían en Whiplash (2014), también centrada en la música y en perseguir los sueños. A su oscarizado segundo largometraje, Chazelle también hace un divertido guiño al transformar a J.K. Simmons de líder de una banda de jazz a propietario de un club que odia profundamente el jazz.

La la land está plagada de decenas de referencias a otras películas de directores como Bob Fosse, Jerome Robbins, Stanley Donen, Martin Scorsese... y un larguísimo etcétera que el espectador puede ir descubriendo a la vez que disfruta de este ya clásico contemporáneo.

Tráiler de 'La la land- La ciudad de las estrellas'

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente