Anterior La exfiscal venezolana Luisa Ortega, huida a Brasil, afirma tener pruebas de corrupción contra Maduro Siguiente Los terroristas esperaban a que se secaran los explosivos y contaban con un cinturón-bomba real Arriba Ir arriba
Mark Ryden: Chroma Structure 113, 2015. Cedida por Paul Kasmin Gallery

El país de las maravillas de Mark Ryden llega al CAC de Málaga

  • La Cámara de las maravillas es la primera gran exposición del padre del surrealismo pop en Europa

  • Podrá visitarse del 16 de diciembre de 2016 al 5 de marzo de 2017

|

Mark Ryden (Oregón, EEUU, 1963) es uno de los artistas más populares y cotizados de los últimos 30 años. Se hizo famoso por sus portadas de discos para artistas como Michael Jackson (Dangerous), Red Hot Chili Peppers (One Hot Minute) O Aerosmith (Love in an Elevator), fue el padre del surrealismo pop, ha influido en el mundo del arte de los últimos 30 años y nos ha inquietado y maravillado con sus retratos de enigmáticas niñas. Ahora el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC) presenta su primera retrospectiva en Europa, compuesta por 55 obras, y que el propio artista considera “la más importante de su carrera”. Su título: La Cámara de las maravillas.

Fernando Francés, director del CAC y comisario de la exposición, destaca la importancia de la muestra: “Es muy importante porque es la primera gran exposición dedicada a Mark Rydell que se hace en Europa. Y es que la demanda que tiene en Estados Unidos es tan grande que no tiene ninguna necesidad de que su trabajo se vea fuera. Pero hemos logrado convencerlo y en estas semanas hemos recibido llamadas y cartas de toda Europa de gente que quiere venir a la inauguración”.

Francés destaca la figura de Ryden: “Todo el mundo sabe la importancia que tuvo el surrealismo en el Siglo XX y años después el pop, dos de los movimientos que han marcado el arte posterior. Y el inventor del “Surrealismo pop” es Mark Ryden, gracias a lo que se ha convertido en un artista de culto, en una leyenda que ha modificado completamente las estructuras estéticas de muchísimas generaciones en todo el mundo. Ha logrado también llevar el "street art", el arte urbano, a las galerías. Aunque él sea un artista de museo, de galería”.

El comisario de la exposición destaca que Ryden es tan especial porque: “Tiene una estética figurativa, romántica, basada en los sentimientos y no en el pensamiento; es muy sentimental en las formas y, sobre todo, muy surrealista. Los personajes, los símbolos que aparecen en sus cuadros y esculturas transportan al espectador a un escenario casi de ensoñación, de cuento. Y eso es lo que le ha convertido en el líder mundial de uno de los movimientos más renovadores del arte actual”.

Una mezcla de inocencia y perversión

Rydell también es famoso por su enigmáticas composiciones en las que mezcla monstruos y niñas (a veces desnudas) “Esa mezcla de inocencia y perversión –comenta Francés- es lo que le hace tan especial, y una de sus señas de identidad. Al usar esa iconografía próxima a un espectro infantil e ingenuo, pero al mismo tiempo en situaciones controvertidas, puede poner a los que miran sus obras en situación de crisis. Se mueve en territorios muy ambiguos, muy insólitos en el arte actual y cuando nos enfrentamos a algo insólito nos conmueve. Para bien o para mal, pero nos conmovemos”.

Esa forma de forzar los límites también me interesa mucho –añade Francés- porque el arte siempre tiene que ir por delante de la mirada de los espectadores. Si el espectador asimila fácilmente la propuesta del artista y no le remueve nada en su interior, para mí pierde mucho interés. Ryden y otros surrealistas provocan la mirada del espectador, removiendo su conciencia con imágenes muy poéticas, incluso tiernas, pero con mensajes inquietantes que, además, analizan la época en que vivimos”.

“Ryden –concluye Francés- nunca renuncia a los espectros emocionales. En una época en que gran parte del arte se dirige a nuestro intelecto, el sigue apelando a nuestros sentimientos. Casi deberíamos remontarnos al impresionismo de mediados del XIX para encontrarnos artistas a los que les preocupe tanto el sentimiento como el pensamiento”.

Mark Ryden: 'Experiment 118', 2015. Óleo sobre madera. Cedida por Paul Kasmin Gallery Mark Ryden: 'Experiment 118', 2015. Óleo sobre madera. Cedida por Paul Kasmin Gallery

La “Cámara de las maravillas”

“Esta exposición se llama la Cámara de las maravillas –asegura Francés- porque en el estudio de Ryden se acumulan cantidad de objetos comprados por el en rastrillos, librerías, anticuarios, que tienen mucho de fetiche. Se parece mucho a las cámaras de las maravillas de los siglos XVI o XVII en las que las clases burguesas atesoraban todo tipo de cosas (libros, muebles, arte, cerámica…) sin ningún tipo de criterio o de clasificación”.

“Esas cámaras eran anteriores al concepto de museo –asegura Fernando Francés- y la obra de Ryden funciona un poco de esa manera. Dentro de sus cuadros hay cantidad de imágenes que aparentemente no tienen nada que ver unas con otras pero que pueden convivir en el mismo escenario. Lo que importa son las relaciones que se pueden establecer entre esos objetos que, en principio, no tienen nada que ver”.

“De hecho –añade Francés- Ryden lleva unos días en Málaga, preparando la exposición, y se ha recorrido tiendas de souvenirs, de ornamentación religiosa (por el tema de la Semana Santa) y ha comprado muchísimos objetos de este tipo que luego incorporará a su obra de una forma o de otra”.

“En la exposición pueden verse 55 obras de Ryden de los últimos 20 años –asegura Francés- . Es la exposición más grande que se ha hecho nunca sobre él porque es muy complicado reunir sus obras, ya que son muy valiosas y que están en manos de coleccionistas americanos, que son los más difíciles a la hora de conseguir que presten sus obras de arte. Tenemos algunas incluso de artistas de Hollywood, como Leonardo Di Caprio, o de coleccionistas como el dueño de Nike. Para conseguir que nos las prestasen, hemos tenido que firmar voluminosos contratos con gabinetes de abogados americanos. Ha sido muy complejo porque algunas de estas obras están valoradas en más de cinco millones de dólares".

Mark Ryden: 'Dimaxion Principle' (#110), 2014. Óleo sobre lienzo. Cedida por Paul Kasmin Gallery Mark Ryden: 'Dimaxion Principle' (#110), 2014. Óleo sobre lienzo. Cedida por Paul Kasmin Gallery

La portada de ‘Dangerous’

“Entre las obras que podremos ver –asegura Francés- está la portada del disco Dangerous, que Ryden pintó para Michael Jackson (una de las mejores de la historia del pop que muchos sitúan a la altura de la de Sargent Pepper's, de los Beatles) o la perturbadora serie The snow Yak Show (niñas desnudas de las que nacen conciencias o monstruos), la desconcertante serie Blood (niños que lloran sangre), The metal show, una pieza rarísima que sólo se ha visto en una ocasión antes de ahora, o El árbol de la vida, la obra sobre la que he basado todo el texto del catálogo, que he escrito yo, y en la que podemos descubrir todas las claves de su obra, desde su amor por la naturaleza hasta sus interrogantes sobre el destino del mundo; sin olvidar su propia biografía, ya que toda su obra tiene un gran componente autobiográfico. Son piezas que conmueven”.

“También destacaría –añade Francés- las simbologías que aparecen en su obra Conejos y abejas, que es muy poética pero al mismo tiempo tiene un elemento desconcertante. Son imágenes que parecen ingenuas pero que si las mirar un ratito te desconciertan completamente. Ahí subyacen historias no tan poéticas”

Portada de 'Dangerous' Portada de 'Dangerous'

Una obra creada especialmente para esta muestra

“Además –añade Francés- hay cuatro o cinco obras que se presentan por primera vez en público, entre las que destacaría Wood Meat Dress, que Mark ha creado expresamente para esta exposición. El año pasado lo invité a venir a Málaga para que visitase la Semana Santa porque pensaba que ese rito podía tener elementos que a él le interesarían. Estuvo una semana, conoció a Antonio Banderas, y le sorprendieron la potencia de las imágenes de las procesiones y las riquísimas vestimentas de las vírgenes, hasta el punto de que los días que estuvo aquí visitamos talleres de diferentes artesanos porque se interesó muchísimo”.

“Y a partir de esa experiencia ha creado esta obra que se presenta por primera vez -asegura Francés-. Una gran escultura que combina dos elementos: el valor que da a esos mantos tan bellamente decorados y el concepto de la carne, lo mortal, porque entre las imágenes de las procesiones que lo conmovieron también estaban los Cristos desnudos y torturados. Con esos elementos ha hecho una gran imagen de una de estas vírgenes forrada con un manto hecho con chuletas, filetes, chorizos… elementos de carne animal. Ha mezclando ese concepto de la mortalidad de los Cristos y los mantos de las vírgenes de Semana Santa. Va a ser una de las obras más interesantes de la historia del propio artista".

Mark Ryden trabajando en 'Wood Meat Dress' Mark Ryden trabajando en 'Wood Meat Dress'

“Es difícil quedarse con una obra de Mark”.

Como experto en su obra, preguntamos a Fernando Francés con cual de sus obras se quedaría: “Es difícil quedarte con una de sus obras. Yo me quedaría con pequeños detalles de muchas de ellas, porque son un poco como El jardín de las delicias. Esa obra del Bosco es maravillosa, pero dentro esconde determinados detalles, determinados animales, paisajes, árboles, que por sí solos nos transportan a escenarios mitológicos, fantásticos… y eso ocurre mucho con la obra de Ryden. Al ver sus lienzos encuentras esos detalles que tienen vida propia, que te fascinan. Quizá habría que remontarse al Bosco para encontrar algo similar. Yo creo que ni siquiera Dalí llegó a ese nivel de detalles”.

Uno de los temas preferidos de Ryden es la naturaleza: “Tiene muchísima importancia en su obra –asegura Francés-. Utiliza la naturaleza casi como lo hacían los Anthony Johnson, este grupo de culto que hablaba de la tierra como la Madre Tierra, el respeto a nuestros orígenes. Incluso muchos de los marcos de sus obras están hechos a mano por artesanos de la madera y son representaciones de la naturaleza. Esos marcos son esculturas y auténticas obras de arte en sí mismas”.

“Para Mark los vegetales son el símbolo ancestral de la vida y los animales representan el poder y la renovación -continúa Fernando Francés-. Por eso hay tantos ciervos en su obra. Para él los animales son como un referente de la fortaleza de la naturaleza. Es más, incluso se ha mudado de la ciudad de Los Ángeles y vive en el centro de un monte recóndito, donde ha creado un gran estudio de trabajo. En la exposición también tenemos una obra, The Tree Show, que representa esos conceptos elementales del respeto al planeta y a la naturaleza.

Por último Fernando Francés destaca la influencia de Ryden en el arte de las últimas décadas: “Como hemos dicho es fundamental. Por ejemplo en la ilustración, que durante décadas se ha visto como un arte menor, al igual que la fotografía. Se puede considerar que Ryden es el ilustrador número uno del mundo. Y no sólo porque haya hecho portadas para discos de grandes mitos del rock, sino porque la influencia de su iconografía, de sus imágenes, ha influido directamente en decenas de miles de artistas de todos los movimientos del underground que tienen que ver mucho con la música y que casi siempre están vinculados a los límites de lo que en Europa se ha conocido como el gótico (la muerte, el más allá, esa parte oscura) Ryden es el máximo representante de esta corriente y por tanto tiene legiones de fans”.

Sin duda una de las exposiciones más interesantes de los próximos meses y que podéis visitar en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, del 16 de diciembre de 2016 al 5 de marzo de 2017.

Cartel de la exposición de Mark Rydel en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC) Cartel de la exposición de Mark Rydel en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC)

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente