Anterior La llegada de migrantes a las costas españolas bate récord desde la crisis de los cayucos de 2006 Siguiente El Congreso aprueba el nuevo Cupo Vasco con el rechazo parlamentario más alto desde su creación Arriba Ir arriba
Imagen de la sede del FMI en Washington, Estados Unidos, donde se celebra la asamblea anual del FMI y el Banco Mundial
Imagen de la sede del FMI en Washington, Estados Unidos, donde se celebra la asamblea anual del FMI y el Banco Mundial. AFP PHOTO ZACH GIBSON

El FMI mejora la previsión de crecimiento de España para este año y el que viene, cuando se desacelerará

  • Cree que el PIB aumentará un 3,1% en 2016 y un 2,2% en 2017

  • Mejora la previsión de paro en España, que bajará al 18% el año que viene

  • España cumplirá los objetivos de déficit pactados con Bruselas en 2016 y 2017

  • El conjunto de la zona euro crecerá un 1,7% este año y un 1,5% en 2017

|

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha elevado la previsión de crecimiento de España para este año y el que viene, con respecto a sus estimaciones publicadas el pasado mes de julio. En concreto, el organismo cree ahora que en 2016 el PIB aumentará un 3,1% -cinco décimas más- y que el año que viene la economía española seguirá creciendo, pero se desacelerará hasta el 2,2% (el Fondo preveía un 2,1% en julio).

"En España se espera que el crecimiento se mantenga en general estable en 2016", subraya el FMI en su informe Perspectivas Económicas Globalespresentado este martes, aunque prevé una paulatina "moderación" del ritmo de crecimiento en el medio plazo.

Las perspectivas del FMI son similares a las del Gobierno de España, que estimó en julio que el PIB aumentaría un 2,9% este año y un 2,3% el que viene, si bien el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, aseguró en septiembre que el crecimiento para 2016 estaría por encima del 3%. El Fondo es algo más pesimista que el Banco de España, que cree que el país crecerá este año y el que viene un 3,2% y un 2,3%, respectivamente.

Según las proyecciones del FMI, España seguirá creciendo más que el resto de las grandes economías de la zona euro tanto este año como el que viene. En el caso de Alemania, el organismo ha elevado su previsión hasta el 1,7% en 2016 y el 1,4% en 2017 (una décima mejor que los cálculos de julio); Francia, estima el Fondo, crecerá un 1,3% cada año (dos décimas menos y una más que hace tres meses); e Italia lo hará aún menos, un 0,8% este año y un 0,9% en 2017 (una décima menos en ambos casos).

España cumplirá el objetivo de déficit en 2016 y 2017

Además, el FMI espera que España cumpla los objetivos de déficit pactados con Bruselas tanto este año como el siguiente. Así, espera que España cierre 2016 con un déficit presupuestario del 4,479% del producto interior bruto (PIB), por debajo del 4,6% pactado con Bruselas, mientras que para 2017 el FMI calcula que el déficit será del 3,1%, en línea con el objetivo marcado, aunque en 2018 el déficit previsto por el Fondo es del 2,654%, frente al 2,2% pactado.

En cuanto a la deuda, los nuevos pronósticos del FMI apuntan a que esta alcanzará el 100,1% del PIB en 2016 y subirá al 100,2% un año después, para moderarse posteriormente al 99,96% en 2018, al 99,15% en 2019 y al 98,26% un año después, bajando al 97,37% en 2021.

Mientras, en materia de paro, el Fondo cree que la tasa de paro media bajará hasta el 19,4% este año (frente al 19,7% estimado en abril) y al 18% en 2017 (tres décimas menos). España seguirá siendo el segundo país europeo con más paro -solo superado por Grecia- y su tasa será casi el doble de la media de la zona euro, donde caerá al 10% este año y al 9,7%.

Mejora ligeramente el crecimiento en la zona euro

Para la zona euro, la expansión económica será notablemente inferior, con un crecimiento del 1,7% esperado para este año y del 1,5% el próximo, en ambos casos una décima por encima de lo previsto en julio. "La recuperación de la zona euro se espera que se desarrolle a un menor ritmo en 2016-17 en comparación con 2015", cuando creció un 2%, explica el Fondo.

Como impulsores de este crecimiento, el FMI sitúa "los bajos precios del petróleo, la modesta expansión fiscal en 2016 y la política monetaria expansiva del Banco Central Europeo (BCE)", mientras que la "debilidad en la confianza de los inversores debido a las dudas sobre la salida del Reino Unido del bloque europeo y la persistente debilidad" en parte del sistema financiero serán obstáculos.

En este contexto, sostiene Maurice Obstfeld, economista jefe de la institución, en el documento, "el BCE debería mantener su actual y apropiada política monetaria. Y un adicional estímulo a través de compras adicionales de activos puede ser necesario si la inflación no logra repuntar".

En sus proyecciones, el Fondo estima un leve alza de los precios en la zona euro, tras cerrar en el 0% el pasado año, que será del 0,3% en 2016 y del 1,1% en 2017. En el caso de España, el organismo apenas toca sus previsiones: considera que acabará el año con una tasa de inflación media del -0,3% (una décima mejor que lo dicho en abril) y espera que vuelva a terreno positivo en 2017, cuando cerrará en el 1%, cifra que no varía.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente