Anterior La ONU alerta de que Yemen sufre "la mayor crisis humanitaria del mundo" Siguiente Rajoy niega al juez el cobro de sobresueldos y dice que "jamás" conoció la existencia de una caja B Arriba Ir arriba
Policías afganos patrullan el centro de la ciudad afgana de Kunduf
Policías afganos patrullan el centro de la ciudad afgana de Kunduf REUTERS/Nasir Wakif
Guerra en Afganistán

Los talibanes vuelven a entrar en Kunduz, Afganistán, un año después de su expulsión

|

Los talibanes han tomado este lunes varias zonas de la ciudad de Kunduz, Afganistán, incluyendo parte del centro. El avance ocurre en medio de combates que persisten con las tropas afganas en diversos puntos de esta urbe del norte del país. Kunduz ya fue tomada por el grupo insurgente hace poco más de un año, en su mayor conquista desde 2001.

La incursión militar coincide con el aniversario del bombardeo estadounidense al hospital de traumatología de Kunduz, dirigido por Médicos Sin Fronteras.

Los talibanes fueron echados  de la ciudad en septiembre de 2015 pero han estado merodeando desde entonces. Tras meses de enfrentamientos en los alrededores, los insurgentes se lanzaron en la madrugada de este lunes desde los cuatro puntos cardinales contra el centro urbano, tomando posiciones en casas de civiles y avanzando durante la noche.

Las fuerzas de seguridad aguantaron la primera embestida y aseguraron que estaban preparadas para soportar el ataque, pero no fue suficiente. En horas de la tarde, los talibanes alcanzaban desde el oeste y el norte el centro de la ciudad, según confirmó a Efe un miembro del Consejo Provincial de Kunduz, Sayed Asadullah Sadat.

La mitad de Kunduz bajo control talibán

"Cerca de la mitad de la ciudad está ahora bajo control talibán", ha asegurado Sadat, y ha añadido que muchos funcionarios y miembros de organizaciones no gubernamentales han salido de la ciudad hacia el aeropuerto, que se halla fuertemente protegido.

El portavoz del Ministerio del Interior afgano, Sediq Sediqqi, anunció en Twitter el envío de fuerzas especiales afganas "para derrotar al grupo terrorista talibán", aunque no ha dado detalles.

Mientras tanto, los talibanes han difundido en esa misma red social imágenes de la llegada de varios insurgentes armados a la principal plaza en el centro de Kunduz sin visible resistencia por parte de las tropas afganas. "¡Los muyahidin (guerreros) se postran ante Dios Todopoderoso con su entrada en la ciudad de Kunduz!", ha afirmado uno de los portavoces de los talibanes, Zabihullah Mujahid, en un mensaje en Twitter.

Soldados afganos en Kunduz, durante la ofensiva de los talibanes en la ciudad del norte de Afganistán. REUTERS Soldados afganos en Kunduz, durante la ofensiva de los talibanes en la ciudad del norte de Afganistán en 2015

Según el portavoz, los insurgentes "acaban de sobrepasar la principal intersección de Kunduz", mientras continuaban los ataques "en el complejo donde se encuentran las oficinas del gobernador provincial y en el cuartel general de la Policía".

"La plaza central de Kunduz y todas las partes circundantes han sido conquistadas por los muyahidin", ha sentenciado el portavoz talibán, quien ha asegurado que los insurgentes eran "felicitados" por los locales mientras "el enemigo huía por todos lados".

El portavoz de la Policía regional, Mahfuzullah Akbari, confirmó a Efe que los talibanes han "capturado algunas partes de la ciudad", incluidas las puertas de Imam Sahib, Khan-Abad (este) y Kabul (sur), y que han "avanzado en algunas lugares", sin más precisiones.

Un año del bombardeo estadounidense al hospital de MSF

En la contraofensiva lanzada en septiembre de 2015 tras la toma de Kunduz por los talibanes, las tropas afganas contaron en su contraofensiva con el apoyo aéreo de Estados Unidos para expulsar a los insurgentes de la ciudad.

Durante uno de aquellos apoyos aéreos, EE.UU. bombardeó un hospital de la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF)causando la muerte de 42 personas: 24 pacientes, 14 trabajadores humanitarios de MSF y 4 cuidadores, e hirió a 37 personas.

Hoy se cumple precisamente un año de aquel ataque, pero, debido a los combates en la zona, MSF ha tenido que cancelar los actos conmemorativos que tenían previstos en la ciudad, según ha reconocido a Efe Raphael, uno de los portavoces de la organización en Kabul.

Desde 2011, el hospital venía proporcionando atención quirúrgica gratuita y de calidad a pacientes con heridas de guerra y a víctimas de traumatismos en general como consecuencia, por ejemplo, de accidentes de tráfico. Era la única instalación de este tipo en toda la región noreste de Afganistán y facilitaba servicios tanto a los residentes de Kunduz como de las provincias limítrofes.

Un año después, el hospital permanece cerrado y miles de personas carecen de acceso a servicios médicos vitales. En un comunicado, el director de MSF, Christopher Stokes, recordó hoy el ataque al hospital de Kunduz como "uno de los momentos más oscuros en la historia" de la organización, en un año muy duro para sus centros sanitarios, con 77 ataques solo en Siria y el Yemen.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente