Enlaces accesibilidad

Elecciones en EE.UU.

El Partido Republicano de EE.UU. se fractura alrededor de Trump

  • Un congresista republicano votará a Clinton porque Trump "no puede liderar" al país
  • El magnate niega su apoyo a las candidaturas de Paul Ryan y McCain
  • La presidenta de HP, una prominente republicana, anuncia su apoyo a la ex secretaria de Estado
  • Especial elecciones presidenciales en Estados Unidos​

Por
Trump fractura el Partido Republicano con sus polémicas

El Partido Republicano de Estados Unidos sigue en su pugna interna tras la nominación de Donald Trump como candidato a la Casa Blanca. Si hace dos días el magnate recibió duras críticas por sus palabras en contra de los padres del militar musulmán muerto, en esta ocasión ha sido Trump el que se ha ganado nuevos enemigos dentro del partido conservador.

El congresista republicano Richard Hanna ha anunciado que votará a Hillary Clinton porque Trump "no puede liderar" el país.

Además, el magnate ha rechazado este martes dar el apoyo a las candidaturas de dos pesos pesados de su partido críticos con él: el presidente de la Cámara Baja de EEUU, Paul Ryan, y el prestigioso senador John McCain.

Trump no apoya a Ryan porque necesitan "un liderazgo fuerte"

"Me gusta Paul (Ryan), pero estos son momentos horribles para nuestro país. Necesitamos un liderazgo muy fuerte. Un liderazgo muy, muy fuerte. No estoy ahí todavía (en el apoyo a Ryan)", ha asegurado Trump en una entrevista con The Washington Post.

Las palabras elegidas para no dar su respaldo explícito a la candidatura de Ryan son similares a las que éste utilizó para rechazar apoyar al empresario neoyorquino en una entrevista en mayo pasado.

El rechazo a la candidatura de Ryan por parte del candidato del Partido Republicano rompe de manera radical con la tradición política estadounidense y refleja la persistente división dentro de la formación conservadora, pese a la unión que se intentó escenificar el mes pasado en la convención de Cleveland (Ohio).

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan EFE

Por el contrario, el magnate ha alabado a Paul Nehlen, el rival de primarias republicanas para el asiento de la Cámara de Representantes por Wisconsin que ocupa Ryan, tercer hombre fuerte en la jerarquía de poder estadounidense.

Ryan ha criticado en repetidas ocasiones a Trump por sus salidas de tono, la última vez esta semana después de que el candidato confrontara a los padres de un soldado estadounidense musulmán muerto en la guerra de Irak en 2004 que intervinieron en la Convención Demócrata.

Trump ha dicho que Nehlen está realizando "una muy buena campaña" y ha asegurado que, por el momento, solo está "considerando" si apoyar oficialmente a Ryan o a su rival, que se enfrentarán en primarias el 9 de agosto.

"McCain no ha hecho muy buen trabajo con los veteranos", afirma el magnate

En la entrevista también ha rechazado dar su apoyo a la candidatura para la reelección del senador de Arizona John McCain, que se enfrenta a sus propias primarias a finales de mes. Según Trump, McCain "no ha hecho muy buen trabajo con los veteranos".

"He tenido dificultades con John por esa razón, porque nuestros veteranos no son tratados de manera apropiada y justa", ha agregado el multimillonario. McCain ha sido uno de los más críticos con Trump por asuntos de defensa y de política exterior.

También a propósito de los comentarios sobre Khizr y Ghazala Khan, padres inmigrantes del soldado fallecido en Irak, McCain criticó duramente a Trump, que durante las primarias del partido se mofó del senador por dejarse capturar y pasar cinco años como prisionero de los norvietnamitas durante la Guerra de Vietnam.

Otras de las voces críticas contra Trump dentro del partido, la senadora de Nuevo Hampshire Kelly Ayotte, también fue foco del rechazo de Trump.

El magnate ha afirmado que necesitan "gente que sea leal en este país. Necesitamos luchadores en el país, no gente débil", ha afirmado sobre Ayotte, que se juega su puesto en un estado que ha dado un apoyo mayoritario a Trump.

Richard Hanna, congresista republicano: "Votaré a Clinton"

Además, el congresista republicano Richard Hanna ha anunciado este martes que votará por la rival política, Hillary Clinton, en las elecciones presidenciales que se celebrarán en noviembre, porque, según Hanna, Donald Trump, "no puede liderar" el país.

"Aunque discrepo con ella en muchos asuntos, votaré por Clinton. Estoy convencido de que ser un buen estadounidense que ama a este país va más allá de los partidos o de ganar o perder", dijo Hanna en una columna de opinión en un periódico de Syracuse (Nueva York).

Hanna se convierte así en el primer congresista republicano que anuncia públicamente su respaldo a Clinton en las presidenciales de noviembre y en elevar el tono de sus críticas al candidato oficial de su partido.

El congresista republicano Richard Hanna

El congresista republicano Richard Hanna REUTERS

"Un chulo de primera clase"

"Lo encuentro profundamente ofensivo y es un narcisista, pero sobre todas las cosas, es un chulo de primera clase y cualquier cosa menos un líder (...) No está capacitado para servir a nuestro partido y no puede liderar este país", ha escrito el congresista.

Hanna ha asegurado que nunca ha pretendido coincidir en todo con el futuro presidente, pero ha insistido en que los requisitos mínimos que, a su juicio, son necesarios para poder llegar a serlo es que sea una persona "benevolente, honesta, digna, compasiva y respetuosa".

El congresista ha explicado que llevaba meses sopesando la posibilidad de votar por Hillary Clinton en noviembre, y al final ha tomado la decisión después de la última "sarta de insultos" lanzadas por Trump contra los padres de un militar musulmán caído en Irak.

"¿Dónde debemos trazar el límite? Pensé que sería cuando acusó al senador John McCain de no ser un héroe de guerra porque terminó capturado. O los innumerables insultos que ha seguido lanzando (...) Para mí, no es suficiente denunciar sus comentarios", ha añadido.

Los donantes dan la espalda a Trump

No sólo algunos dirigentes políticos, sino también importantes donantes republicanos están dando la espalda a la candidatura de Trump.

La última ha sido la presidenta ejecutiva de Hewlett Packard (HP), Meg Whitman, quien ha hecho público su apoyo a Clinton en redes sociales y en el New York Times.

"Mi voto en las presidenciales ha sido generalmente una cuestión sencilla. Este año es diferente. Votar republicano por lealtad significaría avalar a un candidato que ha explotado el odio, la xenofobia y la división racial", ha explicado Whitman, que ha destacado el "carácter autoritario" del candidato republicano.

La directiva ha revelado que fueron los responsables de la campaña de Clinton los que se le acercaron para pedirle el apoyo, lo que revela la estrategia de la ex primera dama de privar a su rival del soporte de su propio partido.

Whitman se suma a otros acaudalados republicanos que han cambiado de bando para no tener que respaldar a Trump. Es el caso del exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, o el propietario del equipo de baloncesto Mavericks de Dallas, Mark Cuban.

Noticias

anterior siguiente