Enlaces accesibilidad

El viento racheado dificulta la extinción del incendio declarado este jueves en Liétor, en Albacete

  • Castilla-La Mancha decreta nivel 1 y corta dos carreteras de la zona
  • Varios vehículos del personal de extinción han quedado calcinados

Por
Declarado en Albacete un incendio forestal en el municipio de Liétor

El viento racheado está dificultando la extinción del incendio forestal declarado este jueves a primera hora de la tarde en el término municipal de Liétor, en Albacete, cerca del embalse de Talave, en el valle del Río Mundo, en la Sierra de las Quebradas. En las tareas están trabajando unas 150 personas, con 23 medios terrestres y 14 aéreos de Castilla-La Mancha, Andalucía, Murcia y Valencia.

El plan de incendios forestales de Castilla-La Mancha (Infocam) ha elevado la alerta al nivel 1 después de haber tenido que cortar dos carreteras de la zona, la autonómica CM-3212 (Hellín-Liétor) y la provincial A-113, que comunica Liétor con el pantano de Talave.

El fuego ha calcinado a varios vehículos del personal de extinción mientras los efectivos realizaban su trabajo pero no ha habido que lamentar daños personales, según ha explicado el delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos.

El incendio ha sido detectado por un vigilante fijo a las 15:07 horas y está afectando a una superficie arbolada de bosque sin determinar, en la que el 80 % es de pino fustal, el 10 % de enebro rojo y el 10 % restante de sabina, según se indica en la página web de incendios forestales de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural.

Cuatro aeronaves enviadas por el Ministerio de Agricultura

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha enviado, a primera hora de esta tarde, cuatro aeronaves: tres aviones anfibios Canadair, de 5.500 litros de capacidad de descarga, que han salido de sus bases en Los Llanos (Albacete) y Torrejón (Madrid). Asimismo, actúa en este siniestro un helicóptero tipo Kamov, de 4.500 litros de capacidad, que ha salido de la base de Caravaca (Murcia).

El puesto de mando se ha instalado en la finca El Paradero, donde se ha desplazado el director provincial de Agricultura, Manuel Miranda, para seguir las tareas, y hasta donde han acudido también los alcaldes de Liétor, Josefa Moreno, y de Hellín, Ramón García.

Ruiz Santos ha indicado que en las labores de extinción están colaborando agentes medioambientales ya retirados, así como voluntarios de Protección Civil y vecinos de la zona.

Noticias

anterior siguiente