Enlaces accesibilidad

Marruecos ataca a Ban Ki-moon por "apartarse" de la neutralidad en su visita al Sáhara Occidental

  • Acusa al Secretario General de la ONU de no ser "imparcial" ni "objetivo"
  • Según Rabat, Ban calificó como "ocupación" la presencia marroquí en el Sáhara
  • Hace tres días, realizó su primera visita a los campos de refugiados saharauis

Por
 El Secretario General de la ONU durante su visita al Sáhara Occidental el pasado 5 de marzo.
El Secretario General de la ONU durante su visita al Sáhara Occidental el pasado 5 de marzo. AFP STRINGER

El gobierno de Marruecos ha atacado este martes duramente al Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, por su reciente visita a la región del Sáhara Occidental, en la que "se apartó de la neutralidad, la objetividad y la imparcialidad", además de "violar las garantías dadas a Marruecos".

En un comunicado del ministerio de Exteriores, el gobierno marroquí ha expresado su protesta por las afirmaciones de Ban sobre el Sáhara Occidental "políticamente inapropiadas en los anales del Consejo de Seguridad" y particularmente por haber calificado de "ocupación" la presencia de Marruecos en el territorio saharaui.

Tras haber guardado silencio durante todo el desarrollo de la visita de Ban, que se desarrolló entre Nuakchot, Argel y los campamentos de refugiados de Tinduf (sede del Frente Polisario), más una visita a Bir Lahlu, en los territorios saharauis que controla el Polisario, el gobierno marroquí ha reaccionado con inusual dureza contra el Secretario General.

El gobierno dice sentir "gran estupefacción con los deslices verbales, los hechos consumados y los gestos injustificados de complacencia del Secretario General durante su visita a Tinduf y Argel". Ban Ki-moon -asegura el comunicado- "se ha dejado instrumentalizar para dar crédito a las falaces pretensiones de la otra parte (el Frente Polisario), y así "ha cedido al chantaje" de esas partes, "violando los compromisos y garantías dadas a Marruecos".

Usar la palabra "ocupación" por parte de Ban ki-moon ha sido no solo un "desliz semántico sin fundamento jurídico", sino que es además "un insulto al gobierno y al pueblo marroquí" que "atenta contra la credibilidad misma del Secretariado General de la ONU", por lo que solo "cabe esperar que se trate de un lapsus", añade el texto.

Pero más allá de la palabra, el ministerio ha criticado a Ban porque "no se dignó evocar la cuestión de las graves violaciones de los derechos humanos en Tinduf y Argelia", ni tampoco otras dos cuestiones polémicas: exigir un censo de refugiados en Tinduf (a lo que se opone el Polisario) y una investigación sobre el desvío de las ayudas alimentarias.

Por todo ello, el gobierno de Marruecos considera que Ban ki-moon "lejos de lograr el objetivo declarado de relanzar las negociaciones políticas, todas estas derivas pueden ponerlas en peligro a pocos meses de que termine su mandato"

Noticias

anterior siguiente