Enlaces accesibilidad

El Eurogrupo tratará el alivio de la deuda griega cuando Atenas cumpla con sus compromisos

  • Dijsselbloem avanza que la misión que supervisa el rescate vuelve a Atenas
  • Apoya la decisión de Chipre de salir del rescate sin medidas adicionales
  • El Eurogrupo recuerda a España que debe actualizar los presupuestos

Por
El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, observa una campanilla
El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, observa una campanilla. EFE Laurent Dubrule

El Eurogrupo ha dado luz verde al retorno a Atenas desde el martes a los representantes de los acreedores (el FMI, la UE y el BCE) para continuar con la revisión de las reformas del gobierno griego. Este regreso, más de un mes después de la primera visita, es anhelado por las autoridades de Grecia que lamentan el retraso del examen, debido a desacuerdos entre las instituciones.

En la rueda de prensa posterior a la reunión de ministros de Finanzas de la zona euro, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha avanzado que el alivio de la deuda de Atenas estará próximamente sobre la mesa.

Sobre la deuda pública de Grecia que frisa el 180% del Producto Interior Bruto (PIB), "hemos prometido desde hace tiempo que si el gobierno griego cumple con sus compromisos, haremos lo posible para que su deuda sea sostenible" ha asegurado Dijsselbloem.

En esta reunión en Bruselas "hemos explicitado que esta discusión estará en el orden del día en un futuro próximo" ha añadido el holandés que ha matizado que existe "un vínculo muy fuerte" entre el alivio de la deuda y el cumplimiento de las exigencias presupuestarias y de las reformas que incluye el tercer plan de ayuda.

Tanto Dijsselbloem como el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, han subrayado que las autoridades griegas deben hacer "más esfuerzos" para satisfacer las condiciones del rescate, aprobado en julio de 2015.

Chipre concluye su rescate

El Eurogrupo ha apoyado una "salida limpia" de Chipre de su plan de rescate, es decir, sin ningún otro tipo de medida de apoyo, tras tres años en los que el país ha ido cumpliendo una serie de condiciones a cambio de los 10.000 millones que comprendía el programa.

Los ministros de Finanzas valoran la mejora de la economía chipriota y el reequilibrio de su sistema financiero. Sin embargo, recuerdan que Nicosia tiene pendiente la privatización de la empresa de telecomunicaciones CYTA que, como el resto de privatizaciones, genera rechazo social y es por tanto una cuestión delicada para un Gobierno que se enfrenta a elecciones en mayo.

Apunta que un 30% de la financiación del programa no ha sido utilizado y apoya a las autoridades chipriotas en su camino de consolidación presupuestaria. El Eurogrupo manifiesta que seguirá supervisando las reformas estructurales de la isla dentro del programa de monitorización posterior al rescate.

Desde el FMI, Christine Lagarde, ha felicitado a Chipre por su salida ligeramente anticipada del rescate, estaba prevista para fin de mes, y ha señalado que "las cuentas públicas siguen una trayectoria sostenible y la deuda pública va a la baja". La directora gerente ha precisado que Chipre vuelve a tener acceso al mercado internacional de deuda.

España tiene que tomar medidas

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona recuerdan la petición a España "de que presente un proyecto presupuestario actualizado que abarque todos los sectores del gobierno general, tan pronto como sea posible, incluyendo medidas adicionales para permitir una mejora del déficit global".

El comunicado recalca que es necesario para que España "cumpla con las normas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento". Los ministros señalan que "tienen en cuenta que no se han tomado medidas adicionales sustanciales" en los últimos meses, dado que "el presupuesto sigue en riesgo de incumplimiento". La Comisión espera que el déficit se eleve al 3,6% este año, en lugar del 2,8% comprometido.

En abril, Eurostat confirmará las cifras finales del déficit con el que cerraron los países, datos que servirán a la Comisión para analizar el nivel de cumplimiento de los socios y publicar sus previsiones macroeconómicas de primavera. A mediados de abril, las capitales tendrán también que mandar a Bruselas sus planes de reformas nacionales y sus programas de estabilidad.

Noticias

anterior siguiente