Anterior Al menos 44 muertos en un atentado del Estado Islámico en la 'capital' del Kurdistán sirio Siguiente El paro baja en 216.700 personas en el segundo trimestre hasta 4.574.700 y la tasa se queda en el 20% Arriba Ir arriba
Infografía del Gran Meliá Ghoo
Infografía del Gran Meliá Ghoo.

Meliá desembarca en Irán con un cinco estrellas, el primero gestionado por una compañía internacional

  • El país prevé recibir 20 millones de turistas en 2025, frente a los cinco de ahora

  • El FMI estima que el PIB iraní crecerá un 4% fruto de las inversiones extranjeras

  • Irán tiene intención de comprar hasta 160 aviones comerciales a Airbus

|

Meliá Hotels International desembarcará en Irán con un hotel de cinco estrellas, el Gran Meliá Ghoo, ubicado en el complejo Ghoo, Middle East Diamond (Diamante de Oriente Medio) en Salman Shahr, popular destino vacacional del mar Caspio, que está construyendo el inversor y empresario iraní Ahad Azim Zadeh

La hotelera de la familia Escarrer se convertirá, de este modo, en la primera cadena internacional en gestionar un hotel de la máxima categoría en el país. "Siempre hemos sido pioneros en el desarrollo de nuevos mercados para la industria turística, por ello es todo un reto para nosotros poner en marcha este proyecto tan importante para el futuro del sector en este país en un momento histórico -tras el levantamiento de las sanciones que restringían la inversión extranjera-", ha dicho el vicepresidente y consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer.

Por su parte, el consejero delegado de Azim Zahed Carpet, Ahad Azim Zadeh, ha señalado que este anuncio llega en un "momento histórico para el turismo en Irán. El turismo aporta desarrollo social y económico a las comunidades, así como hermana culturas y pueblos. El complejo Ghoo marcará sin duda un antes y un después para el turismo iraní y para el sector de hoteles vacacionales de vanguardia".

"Meliá estará allí para hacerse cargo de la gestión del hotel. El propietario iraní es el que pone la inversión, más de 250 millones de dólares (unos 230 millones de euros al cambio actual). Y nosotros ponemos la experiencia, la distribución, la marca y la capacidad de atraer con nuestros estándares internacionales a la clientela", ha dicho Escarrer, quien ha añadido que "Irán es un país maravilloso, tiene una cultura, una historia y una tradición que durante muchos años ha vivido sin que nadie lo descubriera".

A la derecha de la imagen Gabriel Escarrer, vicepresidente y consejero delegado de Meliá Hotel International, saluda a Ahad Azim Zadeh, inversor iraní que está construyendo el complejo Middle East Diamond. A la derecha de la imagen Gabriel Escarrer, vicepresidente y consejero delegado de Meliá Hotel International, saluda a Ahad Azim Zadeh, inversor iraní que está construyendo el complejo Middle East Diamond.

El Gran Meliá Ghoo ocupará una torre de 130 metros de altura y dispondrá de 319 habitaciones de lujo de diferentes tipologías, con una suite presidencial de más de 500 metros cuadrados. Completará su oferta alojativa con una oferta gastronómica de siete restaurantes y bares, más de 1.300 metros cuadrados de salas de reuniones, dos piscinas, spa, instalaciones de ocio y diversos espacios comerciales.

"En una primera fase al hotel irán clientes locales, luego se extenderá al mundo árabe, y estamos seguros de que cuando haya más desarrollo llegará el turismo internacional", ha destacado el consejero delegado de Meliá.

Además del hotel, el complejo contará con dos torres residenciales, un centro deportivo, parking y un centro comercial ya abierto al público, en el que será el mayor complejo mixto residencial, comercial y hotelero desarrollado en el país que ocupará 180.000 metros cuadrados.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), el producto interior bruto (PIB) iraní crecerá "de forma casi inmediata" un 4% fruto de las inversiones extranjeras que recibirá el país tras el levantamiento de las sanciones, y prevé recibir unos 20 millones de viajeros anuales hacia 2025, frente a los cinco millones que llegan en la actualidad, que dependerá en buena parte del desarrollo de la planta hotelera, cuya ampliación se estima en al menos 150 hoteles para atender la demanda esperada, e infraestructuras de transporte.

En este sentido, el Gobierno iraní ha revelado su intención de comprar hasta 160 aviones comerciales Airbus para la flota de Iran Air, además de construir más de 500 kilómetros de ferrocarril al año y nuevas carreteras.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente