Anterior La base aérea de Andrews, cerca de Washington, cierra temporalmente por una falsa alarma Siguiente Standard and Poor's rebaja un escalón la nota de la Unión Europea por el 'Brexit' Arriba Ir arriba
El Sentinel-3A despega desde el cosmódromo ruso de Plesetsk

El vigilante de los océanos, el satélite Sentinel-3A, ya está en órbita

  • Es el tercer satélite del programa Copérnico de la Agencia Espacial Europea

  • Controlará el espesor del hielo, el nivel del mar y la altura de lagos y ríos

  • El seguimiento de la misión se realiza desde la ciudad alemana de Darmstadt

|

El programa europeo Copérnico de observación de la Tierra ha ampliado su familia con el Sentinel-3A, el tercero de los satélites de este proyecto enviados al espacio con el objetivo de inundar el planeta de datos de océanos, lagos o ríos y mejorar así la gestión del medio ambiente.

El lanzamiento se produjo a las 17:57 horas GMT del martes 16 de febrero, desde el cosmódromo ruso de Plesetsk a bordo de un cohete Rockot y la primera señal de que el satélite "estaba vivo" se recibió en la antena de Kiruna (Suecia) pasadas las 19:30 horas GMT, momento en que el se oyeron los primeros aplausos en la sede de la Agencia Espacial Europea (ESA) en Darmstadt, desde donde se sigue la misión.

El satélite ya desplegó sus paneles solares, confirmó Juan Miró, de ESOC (centro de operaciones de ESA en Darmstadt), y ahora quedan varias horas y días cruciales, en los que, por ejemplo, tiene que alcanzar su órbita -volará a 814 kilómetros de altitud-. Para el director de la ESA, Jan Wörner, este programa es un claro ejemplo de la unión y colaboración entre los países de la Unión, la Comisión Europea y Eumetsat, la Organización Europea para la Explotación de los Satélites Meteorológicos.

Mejorar la gestión medioambiental y vigilar el cambio climático

Sentinel-3 transportará un conjunto de instrumentos de medición de última tecnología. Esta tercera versión prestará especial atención a los océanos, midiendo la altura, temperatura y color de la superficie (algas y fitoplancton), así como el espesor de las banquisas de hielo. Estos datos permitirán monitorizar cambios en el nivel del mar, la contaminación o la productividad biológica de los océanos.

Sentinel-3 también cartografiará los usos del terreno, obtendrá índices de vegetación y medirá la altura de ríos y lagos. Además, será capaz de detectar incendios forestales desde el espacio.

Los cuatro instrumentos del satélite son: OLCI (instrumento para el color de la tierra y los océanos); SLSTR (radiómetro para la temperatura superficial del mar y la tierra); SRAL (altímetro radar de apertura sintética); y MWR (radiómetro de microondas).

Datos gratis para usuarios de todo el mundo

Tras el lanzamiento, la puesta en órbita y los cinco primeros meses de chequeo del satélite, Eumetsat operará Sentinel-3A, distribuyendo datos marinos y dando soporte a usuarios de la Unión Europea, los estados miembros de Eumetsat y otros. Los datos se distribuirán de forma gratuita a usuarios de todo el mundo, confirmó a la prensa la científica de Eumetsat Ewa Kwiatkowska.

El Sentinel-3A, al igual que el resto de los satélites de la familia Copérnico, observará de forma continuada el planeta, al que pretende "inundar" con datos para mejorar la gestión del medio ambiente, comprender y mitigar los efectos del cambio climático y garantizar la seguridad.

Sentinel-3A tendrá una pareja (que se lanzará en 2017) y ambos han sido diseñados y construidos por un consorcio de unas cien empresas bajo el liderazgo de Thales Alenia Space Francia.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente