Anterior Retiran botes de judías cocidas y bacalao desalado por su presunta relación con dos casos de botulismo Siguiente Standard and Poor's rebaja un escalón la nota de la Unión Europea por el 'Brexit' Arriba Ir arriba
Imagen de archivo de la visita del papa Benedicto XVI a Valencia en el verano de 2006
Imagen de archivo de la visita del papa Benedicto XVI a Valencia en el verano de 2006 EFE

Un juez investigará los contratos de una empresa pública de la Generalitat valenciana por la visita del papa

|

Nuevo caso de presunta corrupción en Valencia. Un juez investigará los contratos de Vaersa -una empresa pública dependiente de la Generalitat valenciana- con la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias, que organizó la visita del papa Benedicto XVI a Valencia en 2016, por un presunto delito de malversación de caudales públicos y prevaricación, según ha informado este martes por la tarde el Tribunal Superior de Justicia de esta comunidad autónoma.

El Juzgado de Instrucción número 15 de Valencia, que investiga el caso Vaersa desde 2014, ha apreciado indicios de estos delitos en relación con la visita papal y ha enviado el caso a otro juzgado para que abra una pieza separada porque no tiene relación con sus diligencias. Las supuestas irregularidades descubiertas ahora y que corresponden a una época en la que el PP gobernaba Valencia han sido un hallazgo casual entre el material incautado a los imputados en la pieza inicial.

El caso Vaersa investiga a dos exdirectores de esta empresa pública (Valenciana de Aprovechamiento Energético de Residuos), Enrique Simó y Felipe Espinosa Bolaños), a la ex consejera delegada Ángeles Ureña, a la exdirectora de recursos humanos Ana Bayarri y al abogado Vicente Bru, por delitos de prevaricación y malversación relacionados con el pago de sobresueldos, irregularidades en la contratación de vehículos y el pago de minutas millonarias a un abogado sin mediar contrato.

"Hallazgo casual" en registros por otro caso

En el curso de esa investigación, se practicaron registros y se intervino documentación y correos electrónicos algunos de los cuales hacían referencia a la relación de Vaersa con la fundación que organizó la visita del papa Benedicto XVI a Valencia en julio de 2006.

Según recoge el auto de la instructora, estos correos constituyen un "hallazgo casual" sobre hechos que pudieran ser constitutivos de un delito de malversación de caudales públicos y malversación "presuntamente cometidos por las personas que firmaron dichos contratos, tanto el responsable de la empresa pública Vaersa como el de la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias".

Se trata, según la jueza, de "hechos nuevos que no guardan relación alguna con los que inicialmente dieron lugar a la incoación" del llamado caso Vaersa, motivo por el cual estima la petición de la Fiscalía y, de conformidad con lo indicado por la Audiencia Provincial de Valencia, acuerda enviar esa parte de la causa al decanato para que sea investigada por el juzgado de instrucción en el que recaiga por orden de reparto, informa Efe.

No es la primera vez que los contratos por la visita de Benedicto XVI con motivo del Encuentro Mundial de las Familias son objeto de investigación judicial. La Audiencia Nacional instruye una de las piezas separadas del caso Gürtel precisamente sobre los contratos de Canal 9 para la visita del pontífice. Una pieza en la que está imputado el expresidente de las Cortes Valencianas Juan Cotino.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente