Anterior Los padres del bebé Charlie Gard abandonan la batalla legal para tratarle: "Es demasiado tarde" Siguiente Unanimidad parlamentaria para sentar las bases del pacto de Estado contra la violencia de género Arriba Ir arriba
Pedro Sánchez escuchará a los militantes para decidir los pactos de gobierno

Sánchez consultará a los militantes cualquier pacto y pide a Rajoy "que abandone toda esperanza"

  • Comparece al inicio del Comité Federal, que valora un pacto con Podemos

  • La consulta "no vincula orgánicamente pero que sí compromete políticamente"

  • Sánchez: "No habrá regeneración democrática si el PP no pasa a la oposición"

  • "Demostremos a la gente que el PSOE es uno", dice ante la división interna

|

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha comprometido a someter a consulta de los militantes de su partido cualquier acuerdo de gobierno al que pueda llegar con otras fuerzas políticas. Fuentes socialistas han precisado después que se trata de una consulta que "no vincula orgánicamente pero que sí compromete políticamente".

El líder socialista no solo ha asegurado que las negociaciones con otros partidos serán "en abierto, con luz y taquígrafos", sino que ha dicho también que las decisiones sobre las negociaciones y los acuerdos pasarán "todos los filtros y garantías posibles".

De este modo, a los barones que querían controlar un hipotético acuerdo de Gobierno, Pedro Sánchez ha querido sorprenderles yendo un paso más allá: consultar a los militantes sobre los acuerdos que se alcancen en la negociación política y ratificar luego esa decisión en el Comité Federal.

Sánchez se compromete a consultar a la militancia un posible acuerdo de Gobierno

Sánchez, que ha comparecido ante el máximo órgano entre congresos del PSOE, ha pedido asimismo al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, "que abandone toda esperanza" de que los socialistas vayan "indultarlo con su voto", porque van a votar en contra del PP en la investidura.

Quiere al PP en la oposición

"No habrá regeneración democrática si el PP no pasa a la oposición", ha dicho Sánchez durante su discurso en Ferraz, donde el partido valora un posible pacto con Podemos con el recelo de alguno de los barones.

Para el socialista es un "gesto de irresponsabilidad" que Rajoy declinara someterse a la investidura como le propuso el rey Felipe VI y ha insistido en que si no acude es "mejor que se vaya a casa" o "que desbloquee la situación".

"Si Rajoy no asume su responsabilidad, el PSOE asumirá su responsabilidad y se presentará al debate de investidura, esperemos que con un Gobierno progresista", ha insistido Sánchez, que tiende la mano "a la derecha y a la izquierda" porque no quiere "frentes en nuestro país".

El PP quiere un acuerdo de Gobierno con PSOE y Ciudadanos que se le resiste ante la negativa de los socialistas. Incluso Rajoy propuso que el pacto alcanzase a comunidades autónomas y ayuntamientos para que el PSOE no tuviera que depender del apoyo de Podemos como hasta ahora. Sánchez ha respondido de forma tajante que "no" a esta propuesta, a la que ha denominado "intercambio de cromos obsceno".

Líneas rojas para pactar

El PSOE mantiene la hoja de ruta que acordó en el comité del 28 de febrero para pactar, que incluye no apoyar un Gobierno de Rajoy y mantener la unidad de España, algo que impediría aceptar el referémdum catalán propuesto por Podemos.

Sánchez ha argumentado que su partido siempre ha garantizado la unidad de España y que con ellos en el Gobierno nunca se ha planteado una declaración unilateral de independencia en Cataluña, por lo que este es otro motivo para que el PP pase a la oposición.

Asimismo ha asegurado que él no va a ser "presidente a cualquier precio", pero que tampoco está dispuesto a que "los españoles paguen cuatro años más de derecha al frente de las instituciones".

Ante un posible pacto con Podemos, Sánchez ha querido dejar claro que él no ambiciona el sillón de presidente, y que quien quiera sentarse a hablar con el PSOE deberá hacerlo sobre lo que le importa a la gente y no sobre cargos.

El posible acuerdo con la formación de Pablo Iglesias ha generado división en el seno del partido, por lo que Sánchez ha concluido su discurso pidiendo unidad. "Os pido que de aquí salgamos como lo que somos, que demostremos a la gente que el PSOE es uno".

Antes de la reunión, la Ejecutiva del PSOE ha aceptado adelantar el 39º Congreso del partido a finales de mayo tras las críticas de algunas federaciones. Las primarias para elegir al secretario general se celebrarán el 8 de mayo y el cónclave del 20 al 22 del mismo mes, un calendario que permitiría cambiar al líder del PSOE antes de que se repitiesen, de ser necesario, las elecciones generales.

Díaz apoya la consulta; otros líderes dudan

Dentro del Comité y también en declaraciones públicas, los dirigentes territoriales y presidentes autonómicos han mostrado su apoyo a esta consulta a la militancia.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, cree que se va a conseguir que los afiliados socialistas se sientan responsables de la decisión, pero también ha añadido que la consulta debería ser "detallada" en el contenido y en los nombres de los interlocutores de los pactos, de modo que se puedan pronunciar "con la verdad por delante".

En privado, el entorno de los dirigentes más críticos con Sánchez no ocultan cierto malestar por que el secretario general no consultase la idea de la consulta con ninguno de los presidentes autonómicos socialistas, con los que se ha reunido esta semana, y por la pérdida de poder interno que supone.

Incluso entre quienes apoyan la medida, también hay ciertos comentarios que se pueden entender como críticos, como es el caso del presidente aragonés, Javier Lambán, que cree que la consulta "consolida democráticamente las prácticas del PSOE", pero también, según fuentes socialistas, se ha referido dentro de la reunión a la propuesta de Sánchez como "los círculos del PSOE", en referencia al sistema organizativo de Podemos.

Por su parte, el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, que ha abogado por "un equilibrio razonable" entre la legitimidad de la dirección y la de la militancia, defendió que la consulta a los militantes fuera después, y no antes, de una decisión del Comité Federal.
 

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente